miércoles, 7 de octubre de 2015

CAMINO FRANCES DE CIZUR A PUENTE LA REINA

CIZUR MENOR -- PUENTE LA REINA



CIZUR MENOR


 Dejamos Cizur entre adosados y unifamiliares, fruto del colapso urbanístico de las ciudades y las ansias de huida a lugares más tranquilos.


 Drásticamente, los campos de cereal y las pistas de concentración se apoderan del paisaje y comenzamos a ganar altura con sosiego.

GENDULAIN



Llegaremos hasta una pequeña balsa de agua en el lugar de Guenduláin,



 antiguo señorío despoblado - a la derecha del Camino -
En la antiguedad la Orde´n de los Hospitalarios de San Juan  disponia de ua iglesia y  posiblemente de un hospital.



La antigua parroquia de San Andrés hoy abandonada, es un edificio del siglo XVII.


 El palacio se puede definir como castillo-palacio, al tener elementos defensivos, propios de construcciones militares de final de la edad media.

Un par de kilómetros más arriba está Zariquiegui, última población de la Cendea de Cizur en el Camino de Santiago




ZARIQUIEGUI


Se sitúa en una zona alta desde la que se domina el valle y las aldeas del entorno, especialmente el palacio de Guenduláin, que tuvo que ser todo un referente de implantación señorial en la comarca. La Corona era titular del monasterio de su nombre en 1.280.



Los Hospitalarios de San Juan de Jerusalén y el Monasterio de Irache poseyeron heredades en su término desde el siglo XII. Pedro, abad de Irache, concedió en 1.227 a Sancho, abad de Zariquiegui, y a sus hijos, la heredad que ya poseía, para que la disfrutara como collazo del monasterio y dispusiera el impuesto a pagar.

En la arquitectura religiosa de la localidad destaca la Iglesia románica de San Andrés (siglo XIII), iglesia por la que pasan los peregrinos del camino francés camino de Santiago.

File:Iglesia de San Andrés de Zariquiegui.jpg
 Este templo es de nave única con bóveda de crucería simple y torre cuadrada a los pies.

Tiene una portada románica abocinada, con capiteles decorados con motivos vegetales y con un gran crismón en el tímpano.


En su interior, el retablo mayor es romanista de la primera mitad del siglo XVII.


 Dejamos las pistas y tomamos un sendero más interesante que se abre paso entre boj y espinos. Llegaremos hasta la fuente de Gambellacos, conocida comúnmente con el nombre de la Reniega.


 La leyenda cuenta que en este lugar, el diablo ofreció agua a un peregrino sediento a cambio de que renegara de Dios, la Virgen y Santiago.

 El peregrino, medio moribundo, despreció la bebida y rezó hasta que el demonio se fue y apareció la fuente que le sació.

 Saciados también nosotros, dedicamos el último esfuerzo hasta el alto de la Sierra del Perdón, barrera natural entre la Cuenca de Pamplona y Valdizarbe.




ALTO DEL PERDÓN

En el Alto del Perdón hubo antiguamente un hospital de romeros y, hasta hace poco, una ermita dedicada a la Virgen del Perdón.

 La leyenda que remata el monumento no puede ser más explícita: “Donde se cruza el Camino del viento con el de las estrellas”.


Parque eólico y merendero de El Perdon by Juanma Akelarre

Como se encontraba en el Camino de Santiago, existió una Basílica-hospital que durante los siglos XV y XVI se denominaba Santa María de Erreniega.

 El título de Perdón, evocador de gracias jubilares parece antiguo. El camino que subía desde Astráin era denominado "Perdonanza bidea" (camino hacia el Perdón en euskera) en el siglo XVI, y posteriormente "Perdona bidea".

 La basílica y el hospital desaparecieron durante el siglo XIX y para entonces el nombre se había extendido a una parte de la sierra. Como otros topónimos en Navarra, el hagiónimo a partir del siglo XIX ha ido sustituyendo al topónimo tradicional.
 Es un buen lugar para soltar la mochila, comer algo y hacerse unas fotos junto a la original obra realizada en chapa por el artista Vicente Galbete, que muestra una caravana de peregrinos de distintas épocas representando la evolución del Camino a lo largo de su historia.

ALTO DEL PERDON by Anna Enzio


Hasta mediados del siglo XIX hubo aquí arriba una ermita dedicada a la Virgen del Perdón y un hospital de peregrinos. Levantada en el siglo XIII, esta ermita tenía gran importancia, ya que el caminante «alcanzaba aquí las mismas gracias que iba a obtener al finalizar su peregrinaje en Santiago de Compostela.
La imagen de la Virgen  se halla  actualmente en la iglesia de Astraín

 
Bajo el zumbido de los aerogeneradores, después de un merecido descanso,




 comienza el descenso sobre incómodas piedras sueltas y entre coscojas y encinas. Uterga, primera de Valdizarbe, es la siguiente localidad de nuestro rutómetro

URTEGÁ

Un caserio agrupado en dos barrios; el somero, construido en el siglo XVI, y el bajero, en torno a su iglesia de la Asunción



 bajo su advocación se halla la parroquia.
Un  edificio gótico tardío, en gran parte transformado por reformas posteriores.

 La portada gótica, con crismón en la clave, tiene capiteles que desarrollan escenas de la infancia de Jesús.

En el interior, el retablo mayor neoclásico (s. XIX), reutiliza en el banco varios relieves de bastante mérito procedentes del retablo romanista (h. 1600) primitivo.


También de la misma época y quizás del mismo retablo sería el Crucificado que se halla en una capilla moderna del lado del Evangelio.


La torre campanario, situada a los pies, así como la puerta de ingreso adinte­lada, abierta en el lado de la epistolar, entre el segundo y tercer tramo de la nave, pertenecen a la última época.



MURRUZÁBAL


 Atravesamos la calle Esteban Pérez de Tafalla, donde se encuentra la parroquial de San Esteban.

Portada gótica de arco apuntado del  siglo XIV



Preside el presbiterio un retablo mayor barroco de la segunda mitad del siglo XVII.


 En su iconografía, que en general no muestra dominio de la perspectiva y anatomía, contiene una excelente talla de estilo romanista de la Virgen con el Niño, de gran monumentalidad y empaque miguelangelesco, de finales del siglo XVI, que conserva su policromía original. Guarda cierta analogía estilística con la que se conserva en Obanos.


  En Muruzábal también se puede admirar el palacio barroco del mismo nombre, hoy reconvertido en bodega.




 Desde Muruzábal es posible desviarse hasta la ermita de Eunate (ver observaciones). Reanudamos la marcha hacia Obanos, que se conquista tras un repecho.

OBANOS

 La plaza del Ayuntamiento,



junto a la iglesia de San Juan Bautista, ejerce de unión entre los peregrinos que vienen desde Somport y los de Roncesvalles.







 Pasamos bajo el arco apuntado de la puerta de Obanos y bajamos hasta la carretera,


que cruzamos para continuar a la vega del río Robo hasta la entrada de Puente la Reina.





Fin de etapa y descanso en el Albergue de los Padres Reparadores

Fotografía del Albergue de los Padres Reparadores

Fotos. internet

No hay comentarios:

Publicar un comentario