viernes, 17 de noviembre de 2017

SANTA ISABEL DE HUNGRIA

Hoy, 17 de noviembre, conmemoramos a Santa ISABEL DE HUNGRÍA, Viuda.

SANTA ISABEL DE HUNGRÍA (1207-1231) nació en Sárospatak, en el norte de Hungría, en una familia de la alta nobleza con una estirpe de santidad.
Santa Isabel fue hija del rey de Hungría Andrés II y de Gertrudis de Carintia y Andechs-Meran. Su tía materna fue Santa Eduviges, y una sobrina nieta suya habría de convertirse más tarde en Santa Isabel de Portugal.
 
 
 
Isabel, a los 15 años fue dada en matrimonio por su padre el Rey de Hungría al príncipe Luis VI de Turingia,  el matrimonio tuvo tres hijos.
Su esposo aceptaba de buen modo las santas exageraciones que Isabel tenía en repartir a los pobres cuanto encontraba en la casa. Él respondía a los que criticaban: "Cuanto más demos nosotros a los pobres, más nos dará Dios a nosotros".
Cuando apenas de veinte años y con su hijo menor recién nacido, su esposo, un cruzado, murió en un viaje a defender Tierra Santa.  Isabel casi se desespera al oír la noticia, pero luego se resignó y aceptó la voluntad de Dios. Rechazó varias ofertas de matrimonio y se decidió entonces  a vivir en la pobreza y dedicarse al servicio de los más pobres y desamparados.
 
El sucesor de su marido la desterró del castillo y tuvo que huir con sus tres hijos, desprovistos de toda ayuda material. Ella, que cada día daba de comer a 900 pobres en el castillo, ahora no tenía quién le diera para el desayuno. Pero confiaba totalmente en Dios y sabía que nunca la abandonaría, ni a sus hijos.  Finalmente algunos familiares la recibieron en su casa, y más tarde el Rey de Hungría consiguió que le devolvieran los bienes que le pertenecían como viuda, y con ellos construyó un gran hospital para pobres, y ayudó a muchas familias necesitadas.
 
Un Viernes Santo, después de las ceremonia, cuando ya habían desvestido los altares en la iglesia, se arrodilló ante uno y delante de varios religiosos hizo voto de renuncia de todos sus bienes y voto de pobreza, como San Francisco de Asís,  y consagró su vida al servicio de los más pobres y desampardos.




 Cambió sus vestidos de princesa por un simple hábito de hermana franciscana, de tela burda y ordinaria, y los últimos cuatro años de su vida (de los 20 hasta los 24 años) se dedicó a atender a los pobres enfermos del hospital que había fundado.
 

 
 
 Se propuso recorrer calles y campos pidiendo limosna para sus pobres, y vestía como las mujeres más pobres del campo. Vivía en una humilde choza junto al hospital. Tejía y hasta pescaba, con tal de obtener con qué compararles medicinas a los enfermos.
El pueblo la llamaba "la mamacita buena".
Cuando apenas cumplía 24 años, el 17 de noviembre del año 1231, pasó de esta vida a la eternidad. A sus funerales asistieron el emperador Federico II y una multitud tan grande formada por gentes de diversos países y de todas las clases sociales, que los asistentes decían que no se había visto ni quizá se volvería a ver en Alemania un entierro tan concurrido y fervoroso como el de Isabel de Hungría, la patrona de los pobres.
 
El mismo día de la muerte de la santa, a un hermano lego se le destrozó un brazo en un accidente y estaba en cama sufriendo terribles dolores. De pronto vio a parecer a Isabel en su habitación, vestida con trajes hermosísimos. Él dijo: "¿Señora, Usted que siempre ha vestido trajes tan pobres, por qué ahora tan hermosamente vestida?". Y ella sonriente le dijo: "Es que voy para la gloria. Acabo de morir para la tierra. Estire su brazo que ya ha quedado curado". El paciente estiró el brazo que tenía totalmente destrozado, y la curación fue completa e instantánea.
 
Dos días después de su entierro, llegó al sepulcro de la santa un monje cisterciense el cual desde hacía varios años sufría un terrible dolor al corazón y ningún médico había logrado aliviarle de su dolencia. Se arrodilló por un buen rato a rezar junto a la tumba de la santa, y de un momento a otro quedó completamente curado de su dolor y de su enfermedad.



Estos milagros y muchos más, movieron al Sumo Pontífice,Gregorio IX, a declararla santa en 1235, cuando apenas habían pasado cuatro años de su muerte.


La fama de su santidad quedó bien patente en el entierro, que conmovió toda la comarca.
 Poco después de su muerte, las jerarquías religiosas de tres países y Conrado de Turingia, gran maestre que fue de la Orden Teutónica, promovieron en la Santa Sede la declaración de sus heroicas virtudes, y el proceso terminó con la solemne ceremonia de la canonización el 27 de mayo de 1235 en Perusa, todavía en vida de su padre, Andrés II de Hungría.


 Su festividad fue fijada para el 19 de noviembre [pero, en la actualidad, se celebra el 17 del mismo mes].

Unos meses más tarde fue colocada la primera piedra de la catedral gótica de Marburgo y en ella se rindió el primer testimonio de veneración a la santa princesa por el emperador Federico II al frente de su pueblo.

lunes, 13 de noviembre de 2017

CARMRLITAS MARTIRES



CARMELITAS MÁRTIRES DE COMPIÉGNE Resultado de imagen de compiègne El santoral católico celebra el día 17 de julio a las 16 carmelitas de Compiègne (Francia) que fueron decapitadas durante la persecución religiosa que desató la Revolución Francesa.
Resultado de imagen de compiègne MONASTERIO CARMELITA Su martirio había sido profetizado 100 años antes de su muerte por sor Isabelle Bautiste, religiosa de la misma comunidad de Compiègne, que había tenido una especie de sueño o visión en la que había visto a todas las carmelitas del monasterio vestidas de blanco resplandeciente y portando la palma del martirio. Las carmelitas se habian establecido en Compiègne en 1641. Su monasterio se concluyó en sólo 7 años, y fieles al espíritu de Santa Teresa se ganaron pronto el aprecio de los vecinos de la ciudad. Resultado de imagen de monasterio de Compiègne El 14 de julio de 1789 comenzó el período conocido como Revolución Francesa, caracterizado por múltiples desmanes e injusticias. Desde un principio fue enemiga de la Fe y realizó contra la Iglesia una despiadada presecución. La ley del 13 de febrero de 1790 prohibía las comunidades religiosas, más aún las de vida claustral, por considerarse contrarias a la razón. La comunidad estaba formada por 17 hermanas: Resultado de imagen de compiègne Hna. Teresa de San Agustín (Magdalena Claudina Lidoine) Priora de todas ellas, nacía en París el 22 de Septiembre de 1752. Hna. San Luis (María Ana Francisca Brideau), nace en Belfort. Hna. de Jesús Crucificado (María Ana Piedcourt), nace en Paris. Hna. de la Resurrección (Ana María Magdalena Carlota Thouret), nace en Mouy (Oise). Beata Carlota da Ressurreição, Virgem e Mártir (uma das mártires de Compiègne, França).: Hna. Eufrasia de la Inmaculada Concepción (María Claudia Cipriana Brard),nace en Bourth Eure. Hna. Enriqueta de Jesús (María Francisca Gabriela de Croissy) nace en París. Hna. Teresa del Corazón de María (María Ana Hanisset), nace en Reims. Hna. Teresa de San Ignacio (María Gabriela Trézel), nace en Compiègne. Hna. Julia Luisa de Jesús (Rosa Chrétien), nace en Evreux (Eure). Hna. María Enriqueta de la Providencia (Anita Pelras), nace en Cajarc. Hna. Constanza (María Juana Meunier), nace en Saint-Denis. Hna. María del Espíritu Santo (Angélica Roussel), nace en Fresnes. Hna. Santa María (María Dufour), nace en Bann´s. Hna. San Francisco Javier (Isabel Julieta Verolot), nace en Lignières. y dos hermanas externas, Catalina y Teresa Soiron, que vivían en la portería, manteniendo el contacto del exterior con las monjas.  Aunque son 17, sólo 16 fueron mártires, pues la Madre María de la Encarnación, anterior priora, se hallaba fuera del monasterio cuando fueron apresadas. Resultado de imagen de monasterio de Compiègne El 4 de agosto de 1792, fueron conminadas a abandonar los hábitos y el monasterio.  Antes firmaron el juramento de Libertad-lgualdad, por miedo a la deportación y pensando todo sería temporal.  Los revolucionarios pretendieron "liberarlas" de aquella vida de superstición y sometimiento, contraria a la libertad y sumergida en algo tan inútil como la oración. Niguna de ellas quería aquella "libertad" impuesta; todas ya habían elegido libremente, mucho antes que aquellos liberales pensaran por ellas. Hasta el 14 de septiembre de 1792 pudieron llevar vida comunitaria en relativa calma, incluso celebraron los votos de la hermana conversa María de San Francisco Javier, los últimos celebrados antes del martirio. compiegne2 Igualmente celebraron elecciones, recayendo los cargos de priora en la Madre Teresa de San Agustín, que eligió como supriora a Ana María de San Luis y como maestra de novicias a María Enriqueta de la Providencia. La priora, al arreciar la persecusión y martirio de los religiosos o seglares, tuvo la inspiración de hacer un voto de ofrecimiento como víctimas al Sagrado Corazón de Jesús, ofreciéndose para aplacar la cólera divina y para que la paz volviera a la Iglesia y a Francia.  Reunió momentáneamente a las demás religiosas y externas, y todas aceptaron, menos las dos más ancianas, Sor Gabriela y Sor Carlota, aunque solo en un primer momento, pues luego hicieron el voto igualmente, que renovaban cada día. Resultado de imagen de compiègne Ante la inminencia de la exclautración, la priora había buscado cuatro casas de católicos leales, donde pudiera seguir en contacto con las monjas y, de alguna manera, vivir como carmelitas. Desde que se había decretado el masónico ,"culto a la diosa razón" las demás expresiones de culto fueron prohibidas, incluso en el ámbito privado. Por esto, las imágenes, oraciones, y la Santa Misa, eran objetos y gestos perseguidos y causantes de ser acusado de alta traición y pagar con la vida. Pasado un tiempo la priora Teresa de San Agustín propuso a sus hermanas hacer nuevamente una estricta vida conventual, como si no hubiesen sido exclaustradas. De ese modo y pese a estar en distintas casas, vivieron la obediencia a su superiora. thumb compiegne El 20 de junio de 1794, en Compiègne se celebró un festival de exaltación masónica del "Ser Supremo", en la iglesia de Santiago Apóstol, ya desacralizada en noviembre de 1793, y convertida en templo del culto de la Razón. Ese mismo junio, en medio de este ambiente anticatólico, luego de dos años de exclaustradas, la vida oculta que llevaban las carmelitas, con horarios regulares, su nula aparición en las calles (salvo para visitarse y alentarse), su silencio, alertaron a las autoridades jacobinas de que podían estar viviendo aún religiosamente. Las denunciaron al Comité de Salud Pública y fueron apresadas y acusadas de conspiración, reuniones ilícitas y correspondencia con contrarrevolucionarios. Éste de inmediato hizo registrar los domicilios de las religiosas y se incautaron pruebas de la vida conventual, como eran diversos objetos devocionales (por ejemplo, una estampa del Sagrado Corazón), cartas y escritos. Se redactó entonces un informe donde explicaba que ,“ las ciudadanas religiosas, burlando las leyes, vivían en comunidad”, y que tramaban en secreto el restablecimiento de la monarquía y la desaparición de la República. Se las detuvo, pues y se las encerró en el monasterio de la Visitación – que entonces era usado de cárcel. En su encierro, ellas acordaron retractarse del juramento revolucionario, “prefiriendo mil veces la muerte a ser culpables de un juramento así”, y tal resolución las llenó de serenidad, alivio y fuerzas. Por ello, cuando se les exigió que firmaran de nuevo el juramento revolucionario, esta vez dijeron que no. Aquello, a ojos de los revolucionarios, era abogar por el retorno de la monarquía y el dominio católico, y fueron halladas culpables de conspirar contra la Revolución. El 12 de julio el Comité ordenó que fueran trasladadas a París. Pese a que estaban mojadas por haberse dedicado a lavar ropa, no les dieron tiempo a cambiarse. Les ataron las manos a la espalda y las montaron en dos carretas de paja. Escoltadas por un grupo de soldados se dirigieron a la prisión de la Conciergerie, antesala de la guillotina, llena de presos, sacerdotes, religiosos y seglares que estaban condenados a morir. Fue un viaje duro y largo en carro, y ellas tenían las manos atadas a la espalda. No les ayudaron a bajar del carro al término del viaje, y la anciana Carlota de la Resurrección, que no sabía cómo se las arreglaría para bajar, fue empujada por sus escoltas y estrellada contra el suelo. Cuando pudo levantarse, se dirigió a los que la habían agredido y les dijo:“Créanme, no les guardo ningún rencor. Al contrario, les agradezco que no me hayan matado, porque si hubiera muerto, habría perdido la oportunidad de pasar a la gloria y la dicha del martirio”. Hasta tal punto había cambiado su opinión primera respecto a la muerte voluntaria. Allí, en la prisión parisina, fueron modelo de piedad y de firmeza en la fe. Siguieron haciendo vida de oración, como si en ningún momento hubiesen abandonado el convento. Los presos dieron testimonio de que a las dos de la mañana se las oía recitar los oficios. Llegaron incluso a festejar el día de la Virgen del Carmen, el 16 de julio, con toda alegría y solemnidad. Al día siguiente, en un juicio sumarísimo, serían condenadas a muerte y guillotinadas. Al comparecer ante el Tribunal Revolucionario cantaron, por encima de la música de La Marsellesa, unos versos improvisados en los que manifestaban su fe, su temor y su confianza, que se conservan en el convento de Compiègne. Ante el tribunal, el fiscal Fauquier-Tinville expuso su acusación: “Aunque separadas en diferentes casas, formaban conciliábulos contrarrevolucionarios en los que intervenían ellas y otras personas. Vivían bajo la obediencia de una superiora, y en cuanto a sus principios y sus votos, sus cartas y escritos son suficiente testimonio”. Las acusaron formalmente de fanatismo, de formar conciliábulos contrarrevolucionarios, guardar armas, vivir bajo obediencia y mantener los votos monásticos. La Madre Teresa de San Agustín respondiá a la acusación de las armas, enseñando su crucifijo y respondiendo: "He aquí las únicas armas que siempre hemos tenido en el convento, y nadie podrá probar que hayamos tenido otras". Intercedió por las externas, pero fue desoída, con alegría es estas. La Madre María Enriqueta de la Providencia preguntó que era eso de "fanatismo", a lo que se le respondió: "vuestro apego a esas creencias pueriles, sus tontas prácticas de religión". Una hora después, subían a un carromato que las conduciría a la plaza del Trono, donde las esperaba la guillotina. Durante el trayecto la gente se amontonaba ambos lados, unos injuriándolas, otros admirándolas, mientras ellas entonaban el Miserere y la Salve Regina. Ya al pie de la guillotina, cantaron el Te Deum y renovaron sus promesas de bautismo y sus votos religiosos. La novicia, Constance de Jésus, al ser llamada al cadalso, se arrodilló ante la priora con la misma naturalidad con que lo hubiese hecho en el convento y le dijo: “Dadme vuestra bendición y concededme el permiso para morir”. Luego, cantando el salmo Laudate Dominum omnes gentes, subió decidida los escalones. Así fueron subiendo, una por una, empezando por la novicia y terminando por la misma priora, Thérèse de Saint Augustin. Una tras otra, las dieciséis carmelitas fueron siendo guillotinadas mientras cantaban el Veni Creator. Era el 17 de julio de 1794, por la tarde. Los cuerpos de las mártires, mezclados con los de otro 24 ejecutadoss, fueron arrojados a la fosa común de lo que más tarde se llamó cementerio de Picpus. Estos restos no han podido ser recuperados, pero una placa de mármol figura, a modo de conmemoración, sobre dicha fosa, con la sentencia Beati qui in Domino moriuntur (“Felices los que mueren en el Señor”.) El cardenal Richard, arzobispo de París, inició el proceso de su beatificación el 23 de febrero de 1896. El 16 de diciembre de 1902 el papa León XIII las declaraba Venerables. Fueron beatificadas por el papa San Pío X el 27 de mayo de 1906.

jueves, 9 de noviembre de 2017

CLAUSURA DEL CONGRESO DE GRANADA


Resultado de imagen de regreso de la virgen de las angustias  de granada el 5 de noviembre de 2017


 Celebración de la Eucaristía en la Santa Iglesia Catedral, presidida por el Arzobispo de Granada. D. Javier Martínez.






-11:00 horas. Regreso a la Basílica en Devota Procesión sin velas













 Marquez de Gerona






Luego la Virgen de las Angustias regresará a su Basílica en una devota procesión. La Virgen saldrá a las seis de la madrugada desde el templo basilical. El itinerario será: Carrera de la Virgen, Embovedado, Acera del Casino, Puerta Real, Recogidas, Alhóndiga, Jáudenes, Marqués de Gerona y plaza de las Pasiegas.








La Virgen regresará a la basílica después de las once de la mañana, estando acompañada musicalmente la Agrupación Musical Virgen de la Estrella de Granada, participando además la Agrupación Musical Jesús Cautivo, la Banda de Música de Nuestra Señora de las Angustias de Moraleda de Zafayona, la Asociación Musical Virgen del Carmen de Dúrcal y la Agrupación Musical
Virgen de las Angustias de Granada.





NUESTRA SEÑORA DE LA ALMUDENA, MADRID

Mañana, día 9 de noviembre, Madrid y los madrileños, celebramos las fiestas de Nuestra Señora de la Almudena.


LA VIRGEN DE LA ALMUDENA Y SU HISTORIA

.Es tradición, que la primitiva Imagen la trajo consigo el Apóstol Santiago cuando vino de Jerusalén a España a predicar el Evangelio, instaurándose entonces la devoción a tan bella Imagen en la Villa que, más tarde, llegaría a ser Capital de España

.Al conquistar los musulmanes Madrid, hacia los años 714, la Imagen de Nuestra Señora fue escondida por los cristianos en un hueco practicado en las murallas de la Villa, para evitar profanaciones y cumpliendo así el decreto del Arzobispo de Toledo, D. Raimundo.



prueba de devoción, ocultaron, junto con la Virgen, dos velas encendidas, tapiando después el hueco con una gruesa pared de cal y canto.




Alfonso VI conoce la existencia de una Imagen de la Santísima Virgen, escondida por los cristianos siglos atrás, el Monarca hizo -al parecer- voto de buscarla incansablemente para restituirla al culto de los fieles, si Dios le concedía la victoria sobre los Sarracenos, y lograba tomar la Ciudad. Pero, una vez liberada ésta y no obstante sus pesquisas, no lograba localizar el sitio donde la Imagen estaba oculta. Por ello, y en su deseo de que la Virgen Santa María fuese venerada hasta tanto se lograse hallarla, mandó pintar una Imagen, inspirándose en los rasgos que la tradición atribuía a aquélla y, no se sabe si por el deseo del artista o por gusto del propio Rey casado en aquel momento con Doña Constanza, hija de Enrique I de Francia-, pintaron en su mano una flor de lis



.La Imagen fue pintada sobre los muros de la antigua Mezquita musulmana. Tras las ceremonias de purificación y dedicación del Templo, quedó expuesta al culto en el cuadro hoy conocido por Nuestra Señora de la Flor de Lis. Actualmente, el cuadro está en la Cripta de la Catedral.






Una vez conquistado Toledo, en mayo de 1085, Alfonso VI volvió a insistir en la búsqueda de la Imagen oculta por los cristianos, celebrándose un piadoso novenario o rogativa por el éxito de las pesquisas que finalizó con una devota procesión presidida por e Monarca y los Prelados; y al pasar la comitiva frente a la alhóndiga o Almudith, establecida por los moros; se desplomaron unas piedras, dejando al descubierto la Imagen llamada desde entonces de la Almudena- que, es tradición, conservaba encendidas dos candelas, con que fue escondida al ser ocultada 369 años antes. Era el día 9 de noviembre de 1085.




Llevada a la Iglesia de Santa María, fue colocada solemnemente en el Altar mayor, donde permaneció hasta el día 25 de octubre de 1868 en que, por demolición del Templo. Desde entonces se llamó Virgen de la Almudena, por haber estado oculta en un almudin -depósito de trigo-.

Al desaparecer la iglesia fue instalada en el Convento de las Religiosas Bernardas del Santísimo Sacramento, en cuya Iglesia estuvo expuesta al culto hasta el 29 de mayo de 1911, fecha en la que se trasladó con la mayor solemnidad a la Cripta de la Nueva Catedral que construía en honor de su Advocación junto al lugar de la muralla donde fue hallada la Imagen por AlfonsoVI, existiendo hoy en el hueco donde la Virgen estuvo oculta, una Imagen de piedra que conmemora el hecho.


Durante los años 1936-39, periodo en que tuvo lugar la guerra civil española, Nuestra Señora de la Almudena permaneció intacta en la Cripta. De nuevo fue llevada la Imagen a la Iglesia de Las Religiosas Bernardas de la calle del Sacramento (Actualmente Iglesia Arzobispal Castrense) y finalmente, trasladada el 2 de febrero de 1954 a la Santa Iglesia Catedral de San Isidro -en la calle Toledo-.

Obtenidas de Roma las necesarias bulas, Santa María la Real de la Almudena fue coronada Canónicamente en 1948, por mano del Excelentísimo y Reverendísimo Señor Obispo de Madrid-Alcalá y patriarca de las Indias Dr. D. Leopoldo Eloy Garay, siendo madrina la Sra. Carmen Polo de Franco.



y proclamada patrona de Madrid por el Papa, Pablo VI, el 1 de julio de 1977.


El San Isidro estuvo hasta junio de 1993 en que en una solemne procesión fue trasladada a la Catedral de Santa María real de la Almudena donde, desde entonces permanece en un magnifico alta gótico, en el lado derecho del Altar Mayor.


Al día siguiente su Santidad Juan Pablo II consagró la nueva Catedral Metropolitana de Madrid, siendo la única catedral consagrada por un Papa.



Actualmente la hornacina ha sido restaurada


martes, 7 de noviembre de 2017

MONTE ATHOS

ESTADO AUTÓNOMO DEL MONTE ATHOS

Athos in Greece.svg
Monte Athos es el nombre que recibe el área montañosa que conforma la península más oriental de las tres que se extienden hacia el sur desde la península Calcídica, situada en Macedonia Central, al norte de Grecia.


 En griego se la llama Άγιον Όρος (Ágion Óros, montaña sagrada).

 Es el hogar de veinte monasterios ortodoxos (griegos, rumanos, rusos, búlgaros, serbios y georgianos) que conforman un territorio autónomo bajo soberanía griega.

 Esta consideración les permite estar exentos de ciertas leyes, tanto de Grecia como provenientes de la Unión Europea, dando autoridad al territorio, por ejemplo, de prohibir la entrada a todas las mujeres.

Asimismo, tampoco está obligado a seguir el Acuerdo de Schengen.

 En el Monte Athos solo pueden vivir monjes ortodoxos de sexo masculino y la población (2005) ronda los 2.200 habitantes.

 El Monte Athos fue declarado, por su patrimonio cultural y natural, como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1988


 La comunidad monástica del Monte Athos se fundó en el año 963 con la ayuda del emperador Basilio II de Bizancio bajo la Regla de San Basilio. El primer monasterio establecido fue la Gran Laura, fundado por San Atanasio de Athos.

 Este cenobio sigue siendo hoy en día el mayor de todos los de Grecia, y se convirtió en el más grande y célebre de todos los monasterios del Imperio Bizantino, es en realidad una provincia monástica.


 La zona gozó de la protección bizantina durante los siglos siguientes. La Cuarta Cruzada en el siglo XIII y la llegada de católicos a la zona forzó a los monjes a pedir la protección del papa Inocencio III hasta la restauración del Imperio Bizantino. El Monte Athos sufrió el saqueo de los mercenarios catalanes en el siglo XIV.

 Monasterio de Simonos Petra.




El Imperio Bizantino desapareció en el siglo XV y fue sustituido por el Imperio Otomano, de fe islámica. A los monasterios se les impusieron impuestos elevados. La población de monjes disminuyó en los siglos siguientes y no empezó a recuperarse hasta el siglo XIX, con las donaciones y los monjes procedentes de otros territorios ortodoxos como Rusia, Bulgaria, Rumanía o Serbia.

 Los 20 monasterios del Monte Athos, ordenados según la jerarquía, son los siguientes:

 Monasterio de la Gran Laura (Mεγíστη Λαúρα / Megisti Laura)


Monasterio de Vatopediou (Bατoπαiδíoυ / Batopaidiou)


Monasterio de Iviron (Iβήρων / Iviron) fundación georgiana.


Iviron Aug2006.jpg

Monasterio de Chelandariou (Χiλανδαρíou / Chilandariou) fundación serbia. Monasterio de Dionisiou (Δioνυσíoυ / Dionisiou)

Monasterio de Koutloumoussiou (Koυτλoυμoυδíoυ / Koutloumousiou) fundación rumana.



Monasterio de Pantokratoros (Παντokράτoρoς / Pantokratoros)

Monasterio de Xiropotamou (Ξηρoπoτάμoυ / Xiropotamou)




Monasterio de Zografou (Zωγράφoυ / Zografou) fundación búlgara.




Monasterio de Dochiariou (Δoχεiαρíou / Docheiariou)




 Monasterio de Karakallou (Kαραkάλλoυ / Karakallou)

 Monasterio de Filotheou (Φιλοθέου / Filotheou)




Monasterio de Simonos Petra (Σίμωνος Πέτρας / Simonos Petra)



 Monasterio de San Pablo (Αγίου Παύλου / Agio Pavlou)




Monasterio de Stavronikita (Σταυρονικήτα / Stavronikita)




Monasterio de Xenophontos (Ξενοφώντος / Xenofontos)



Monasterio de Gregoriou (Γρηγορίου / Gregoriou)



Monasterio de Esfigmenou (Εσφιγμένου / Esfigmenou)

Monasterio de San Pandeleimonos (Αγίου Παντελεήμονος / Agio Pandeleimonos) fundación rusa.



 Monasterio de Konstamonitou (Κωνσταμονίτου / Konstamonitou)