miércoles, 31 de octubre de 2012

FIESTA DE TODOS LOS SANTOS


1 DE NOVIEMBRE







CAPILLA SIXTINA

La Capilla Sixtina

La Capilla Sixtina es la capilla palatina y de la corte, donde se celebran todas las funciones y ceremonias papales y las elecciones papales.

Sistina-interno.jpg
 De 133 pies de largo y 46 de ancho, tiene a cada lado seis vidrieras de colores, donadas por el Príncipe Regente Leopoldo de Baviera en 1911.


La función principal de la Capilla Sixtina es la de servir de sede de la Capilla Pontificia, uno de los dos órganos de la Casa Pontificia, llamada Corte Pontificia (Pontificalis Aula) hasta 1968.

 En la época de Sixto IV, a finales del siglo XV, este órgano estaba formado por unas 200 personas, incluyendo clérigos, oficiales de la Santa Sede y laicos distinguidos.
Había 50 ocasiones a lo largo del año establecidas por el calendario papal en las que la Capilla Pontificia al completo debía reunirse.

​ De esas 50 ocasiones, 35 eran misas, de las cuales ocho eran celebradas en basílicas, generalmente en San Pedro, y a ellas asistían numerosos fieles.
 Estas misas incluían la de Navidad y la de Pascua, en las que el propio papa era el celebrante. Las otras 27 misas podían ser celebradas en un espacio más pequeño e íntimo, para lo cual era usada la Capella Maggiore, antes de ser reconstruida como actual Capilla Sixtina

La Cappella Maggiore recibió su nombre (capilla magna) del hecho de que existía otra capilla también usada por el papa y su séquito para el culto diario.

En la época de Sixto IV, esta era la capilla Nicolina, que toma su nombre del papa Nicolás V y que había sido decorada por Fra Angelico.
Está documentado que la Cappella Maggiore ya existía en 1368. Según un comunicado de Andreas de Trebisonda a Sixto IV, en el momento de su demolición para dar paso a la capilla actual, la Cappella Maggiore estaba en estado de ruina, con las paredes inclinadas.7​

La capilla actual, situada en el lugar que ocupaba la Cappella Maggiore, fue diseñada por Baccio Pontelli para Sixto IV, de quien toma su nombre, y construida bajo la supervisión del arquitecto Giovanni de Dolci entre 1473 y 1481.

​ Una vez terminada, la capilla fue decorada con frescos de algunos de los más famosos artistas del Alto Renacimiento, lo que la convirtió en un lugar privilegiado para el arte.
​ La primera misa en la Capilla Sixtina fue celebrada el 15 de agosto de 1483, fiesta de la Asunción de María, y en esa ceremonia la capilla fue consagrada y dedicada a la misma Virgen María

La Capilla Sixtina ha mantenido sus funciones hasta el día de hoy, y continúa siendo la sede de los eventos importantes del calendario papal, a menos que el Papa esté de viaje. Por ejemplo, en ella se celebra cada año una misa con motivo de la fiesta del Bautismo del Señor, durante la cual el Santo Padre imparte el bautismo a los recién nacidos. En algunas ocasiones especiales, también allí se celebra la misa papal con el Colegio Cardenalicio o la Casa Pontificia reunidos en pleno, y en otras ocasiones se cantan vísperas solemnes con la presencia del papa.


 Hay un coro permanente, la Capilla Musical Pontificia, schola cantorum o escolanía de la Capilla Sixtina, para el que se han compuesto algunas piezas originales, siendo la más famosa el Miserere de Gregorio Allegri.

 Dos importantes encuentros de artistas con el papa tuvieron lugar en la Capilla Sixtina.
 El 7 de mayo de 1964, Pablo VI convocó allí una misa con artistas. En su discurso final, subrayó la íntima vinculación entre arte y religión, y ofreció a los artistas una alianza de amistad.

​ El 21 de noviembre de 2009, en la Capilla Sixtina se reunieron más de 260 artistas con Benedicto XVI. Su alocución fue una reflexión sobre la belleza poniendo el ejemplo del fresco de El Juicio Final de Miguel Ánge



Sede del Conclave


Actualmente es la sede del cónclave, la reunión en la que los cardenales electores del Colegio Cardenalicio eligen a un nuevo papa.

Resultado de imagen de CAPILLA sixtina del vaticano

 Durante el cónclave, se instala una chimenea en el tejado de la capilla, y el humo, al ser visto desde la plaza de San Pedro, actúa como una señal.



 Si sale humo blanco (fumata bianca), formado al quemarse en una estufa las papeletas de la elección, significa que el cónclave ha finalizado y que se ha elegido a un nuevo papa.

 Si ningún candidato obtiene la mayoría (dos tercios de los votos), sale humo negro (fumata nera), formado al quemarse las papeletas junto con paja húmeda y algunos productos químicos, que indica que todavía no ha habido una elección satisfactoria.


El cónclave también proporciona a los cardenales un lugar en el que pueden oír misa, comer, dormir y pasar el tiempo asistidos por sirvientes. Lós cónclaves han sido celebrados en el Vaticano desde 1455 (en la Capilla Sixtina a partir de 1878). Hasta el Cisma de Oriente se celebraban en la basílica dominica de Santa Maria sopra Minerva.


 Desde 1996, la Constitución Apostólica Universi Dominici Gregis de Juan Pablo II establece que los cardenales se alojen en la Domus Sanctae Marthae durante el cónclave, pero que las votaciones se realicen en la Capilla Sixtina.

 Antiguamente, todos los cardenales electores usaban un palio durante el cónclave como signo de equivalente dignidad. Después de que el nuevo papa aceptaba su elección y daba su nuevo nombre, los cardenales tiraban de una cuerda atada a sus asientos para bajar sus palios en señal de respeto y obediencia al elegido.
 Hasta las reformas establecidas por San Pío X, los palios eran de diferentes colores para distinguir a los cardenales nombrados por cada papa. Pablo VI abolió el uso los palios debido a que, durante su papado, el número de miembros del Colegio Cardenalicio había aumentado hasta el punto de que tenían que sentarse en dos filas, y los palios obstruían la visión de los cardenales de la fila trasera.

EXTERIOR DE LA CAPILLA


La capilla es un edificio alto y rectangular, y sus medidas exactas son difíciles de determinar, ya que solo se conocen las del interior: 40,9 metros de largo por 13,4 metros de ancho, las dimensiones del Templo de Salomón según el Antiguo Testamento.


​ El exterior no tiene adornos arquitectónicos ni escultóricos, como es común en muchas iglesias medievales y renacentistas de Italia.
 No tiene fachada principal ni entradas exteriores; sólo se puede acceder a través del interior del Palacio Apostólico, y el exterior sólo es visible desde las ventanas de alrededor y desde patios interiores del palacio.

 El hundimiento y agrietamiento de la mampostería también ha afectado al edificio, y ha requerido la construcción de grandes contrafuertes que refuercen las paredes exteriores. La construcción de otros edificios contiguos también ha alterado el aspecto original del exterior.
 El espacio interno está dividido en tres niveles, de los cuales el inferior es un sótano alto con varias ventanas utilitarias y un acceso al patio exterior. El sótano está cubierto por una robusta bóveda que sustenta la capilla.

 Encima está el espacio principal, la Capilla Sixtina, cuya bóveda está a una altura de 20,7 metros. El edificio tenía seis ventanas altas y arqueadas en cada lado y dos en cada extremo, pero algunas de ellas han sido tapiadas.
Sobre la capilla hay otra planta con salones para la Guardia Suiza Pontificia. En esta planta se construyó una pasarela al aire libre que sobresalía de la fachada y rodeaba el edificio, sustentada por una arcada que surge de las paredes. Esta pasarela ha sido cubierta, pues originaba goteras en la bóveda de la capilla.

INTERIOR


Grabado del siglo XIX

 Las proporciones del interior de la capilla utilizan la longitud como medida de referencia: dividida por tres da el ancho y dividida por dos da la altura. Para mantener la proporción, había seis ventanas a cada lado y dos en cada extremo.

 Las proporciones claramente definidas fueron una característica de la arquitectura renacentista y reflejaban el creciente interés en la herencia clásica de Grecia y Roma.

 El techo de la capilla es una bóveda de cañón rebajada, con lunetos que rodean los arcos de las ventanas.
La bóveda está cortada en sentido transversal por pequeñas bóvedas formadas sobre cada ventana, que la dividen en su nivel inferior en una serie de pechinas elevadas sobre pilastras situadas entre las ventanas.
La bóveda de cañón estaba pintada originalmente de color azul brillante con estrellas doradas, según un diseño de Piermatteo da Amelia.

​ El pavimento es de cosmatesco, un estilo decorativo que usa mármol y piedra coloreada en un diseño que refleja la proporción que existía antiguamente en la división del interior y también marca el camino procesional desde la puerta principal, utilizado por el papa en ocasiones importantes, como el Domingo de Ramos.



Originalmente estaba situada en el centro de la capilla, dejando el mismo espacio para los miembros de la Capilla Pontificia, en el lado del altar, y para los peregrinos y los ciudadanos al otro lado. Sin embargo, al crecer el número de asistentes del papa, la mampara fue movida reduciendo la zona de los fieles.
La transenna está coronada por una hilera de candeleros ornamentados, antiguamente dorados, y tiene una puerta de madera, que sustituye a una antigua puerta ornamental de hierro forjado dorado.
Los escultores de la transenna también crearon la cantoria o púlpito para el coro.

APARTAMENTOS BORGIAS

8  Torre Borgia


En la primera planta del palacio, mirando hacia el norte y el Cortile del Belvedere, se puede entrar desde las Loggie de Giovanni da Udine a estos apartamentos que construyó Alejandro VI en lo que se llamaba el Palacio Viejo (de Nicolás V).


Imagen relacionada


Los Apartamentos Borgia o Aposentos Borgia son un conjunto de seis salas en el Palacio Apostólico Vaticano, que a fines del siglo XV fueron destinadas por el papa Alejandro VI (Rodrigo de Borja o Borgia) para uso propio.


Borgia Apartaments - plan.png



Entre los años 1492 y 1495 Bernardino di Betto, el Pinturichio, con sus discípulos se dedicó a decorar las salas con frescos, por lo que durante este tiempo el Papa y sus familiares convivieron con el pintor, los botes de pintura, y los olores de la misma. La familia del Papa, él mismo y visitantes ocasionales sirvieron de modelos para las figuras.

Resultado de imagen de sala de los misterios de la fe del vaticano
A la muerte de Alejandro VI, Julio II (1503-1513) abandonó el apartamento, pues no quería tener constantemente ante sus ojos la memoria de su odiado predecesor. Decidió trasladarse a los ambientes correspondientes de la planta superior, conocidos como las Estancias de Rafael, cuya decoración marcó la imparable fortuna de Sanzio.

 Puesto que los Papas siguieron cambiando de residencia, en el apartamento Borgia se alojaron algunos “cardenales sobrinos”, el más célebre de los cuales fue San Carlos Borromeo (sobrino de Pío IV), más tarde albergó la Pinacoteca de Pío VII (1816), después la biblioteca del cardenal Mai, y sólo a fines del s. XIX León XIII quiso abrirlo al público tras una restauración radical.




Techo Apartamento Borgia.JPG
 
Las obras en los Apartamentos Borgia actualmente se consideran parte de la Biblioteca Vaticana.
 La parte superior de las paredes y bóvedas además de estar cubiertas con pinturas, constan enriquecidas por delicados estucos de trabajo en relieve.

 Los temas principales de las cinco salas plasmadas por Pinturicchio son:
 La Anunciación,
 la Natividad,
los Reyes Magos,
y la Resurrección de Jesús.
 Escenas de la vida de santa Catalina de Alejandría,


Los Apartamentos Borgia comprenden:


La Sala de las Sibilas.
donde las sibilas van acompañando a profetas y apóstoles. Se debe a discípulos de Pinturichio y es la más austera.
Situada en la Torre Borgia

Vatican Museums-6 (232).jpg

A fin de completar el aparato defensivo del Palacio Apostólico, Alejandro VI hizo edificar poco después de su elección la Torre Borgia (1492-1494), que englobaba dos estancias destinadas a funciones de servicio análogas en la estructura arquitectónica y decorativa, obra de taller.

Appartamento borgia, 01.JPG
Las figuras femeninas que dan el nombre a la sala, se perfilan sobre el fondo azul, alternándose en pareja con Profetas, según una iconografía de origen medieval ampliamente difundida en el s. XV. Sibilas y Profetas se identifican en las cartelas que aletean en sus manos, en las cuales se citan los versículos de los respectivos vaticinios y profecías que preanuncian la venida de Cristo, indicando que en la espera común de la venida del Mesías el mundo clásico pagano enlaza con el cristiano del pueblo de Israel.

 A partir de la puerta se subsiguen las parejas: Isaías-Helespóntica, Miqueas-Tiburtina,




 Ezequiel-Cimeria;

Ezekiel and the Cimmerian Sibyl.jpg
Jeremías-Frigia, Oseas-Délfica, Daniel-Eritrea; Ageo-Cumana,
 Amós-Europea,

Amos and the European Sibyl.jpg


 Jeremías -Agripina;

Jeremiah and the Agrippan Sibyl.jpg

Baruc-Samia,

Baruch and the Samian Sibyl.jpg

 Zacarías-Pérsica y Abdías-Líbica.

 En los artesones octagonales de las enjutas intermedias figuran los siete planetas mayores, representados en el cielo como divinidades llevadas triunfalmente sobre un carro tirado por animales alegóricos con el relativo signo zodiacal.

Vatican Museums-6 (232).jpg
A éstos corresponden las categorías humanas, sociales, profesionales que respectivamente sufren su influencia en la tierra: Saturno y las obras de caridad; Júpiter y los cazadores; Venus (cabe destacar la anomalía del carro tirado, en lugar que por las tradicionales palomas, por toros que aluden al escudo Borgia) y el amor; Apolo y los gobernantes; Marte y los guerreros; Mercurio y los mercaderes; Luna y los pescadores; finalmente, en la última se representa a algunos astrónomos y la esfera armilar, símbolo de la Astrología, a la que el Papa prestó amplia la atención.


La Sala de las Artes Liberales.

Se ideó como despacho del pontífice y en ella se representan las artes del Trivio y el Cuadrivio.

Correspondientes a las “artes” o disciplinas que constituían la base de la enseñanza escolar medieval. Representan la celebración del saber en sus diversas especializaciones y se representan alegóricamente como atractivas mujeres sentadas en un trono: por el nombre escrito en la base, se identifican las Artes del Trivio, o sea, Gramática, Dialéctica y Retórica, y las del Cuadrivio, es decir, Geometría,
Aritmética,


Appartamento borgia, sala delle arti liberali, aritmetica, dettaglio 01.jpg




 Música
Borgia Apartment 017.jpg

y Astronomía, rodeadas de personajes que se distinguieron en esas disciplinas, con frecuencia retratos de ilustres contemporáneos.
.Appartamento borgia, sala delle arti liberali, aritmetica, dettaglio 03.jpg
En esta sala solía comer el papa y se expusieron sus restos mortales.
Tiene una notable chimenea de mármol esculpido del siglo XVI, según la tradición pertenecia al Castillo de Sant Angelo

Probablemente destinada a ser el despacho de Alejandro VI, la primera de las “estancias secretas” o bien de las tres salas reservadas en el ala edificada por Nicolás V (1447-1455), se conoce como Sala de las Artes Liberales,

12055 - Vatican - Modern Religious Art (3482070741).jpg

 En la bóveda hay abundantes escudos y “empresas” de Alejandro VI en estuco dorado: con la adopción de un emblema del s. XIV de la Corona de Aragón caracterizado por dos coronas (alusivas a los dos reinos de Aragón y Sicilia), una dirigida hacia lo alto y otra cabeza abajo, a la cual se añade la variante de rayos que resplandecen hacia la tierra, el Pontífice quería exaltar su descendencia real y equipararse a una especie de sol que ilumina la tierra.

Además de la corona aparecen la llama bermeja en campo oscuro y el toro, que se repite de forma obsesiva en todo el ciclo.
 El arco mediano que subdivide la riquísima bóveda de cañón se denomina de la Justicia, por algunos episodios bíblicos e históricos ejemplares de esta virtud: Jacob se despide de Labán; los Ángeles salvan a Lot de la destrucción de Sodoma y Gomorra; la Justicia reparte dones; Trajano y la pobre viuda.






La Sala de la Vida de los Santos.

Tiene representaciones mitológicas y en los lunetos episodios de la vida de algunos santos. Como los temas mitológicos no se entendieron en su tiempo el propio Rodrigo Borja pidió al humanista Pomponio Laeto que escribiera unos comentarios para explicar que los mitos de Isis y Osiris


Appartamento borgia, sala dei santi, episodi del mito di iside e osiride 02 (2).jpg

representaban el misterio de la muerte y la resurrección.

Appartamento borgia, sala dei santi, episodi del mito di iside e osiride 01.jpg

 El ser humano podía escapar del demonio y renacer a la eternidad. El fresco de la "Disputa de Santa Catalina de Alejandría", (abajo) es una de las obras maestras de Pinturichio.


Borgia Apartment 002.jpeg

Los personajes de esta escena suelen identificarse con varios personajes de los que aparecen en este diario. Los más probables son Lucrecia



en la figura de la santa y el propio Pinturichio. Al fondo de la escena se ve un arco igual que el de Constantino con un inevitable toro y la inscripción "Pacis cultoris".

View of the room V.jpg
Vida de San Antonio y San Pablo Ermitaño en el desierto

Borgia Apartment 011.jpg


La Historia de Susana y los viejos
Appartamento borgia, susanna e i vecchioni.jpg

Appartamento borgia, susanna e i vecchioni, dettaglio.jpg

Martirio de san Sebastían

Borgia Apartment 013.jpg

Martirio de Santa Barbara

Borgia Apartment 014.jpg


La Asunción de la Virgen
La Visitación

Borgia Apartment 012.jpg

 La Sala de los Misterios de la Fe.


la Resurrección

33_1434833880_501710
con el mejor retrato de Alejandro VI con su capa ceremonial y donde los soldados de la tumba pudieran ser tres de sus hijos,





 Toda la sala aparece llena de arabescos dorados sobre fondo verde. Esta sala da al patio del Belvedere, como la de los Santos y la de las Artes.


View of the Hall of the Mysteries of the Faith.jpg


Appartamento borgia, 04.JPG


Appartamento borgia, 03.JPG

Borgia Apartment 005.jpg
 la Natividad, la Anunciación, aquí mostrada más abajo a la izquierda, repleta de toros, coronas con los rayos verticales y el tan repetido escudo del Papa,
Borgia Apartment 006.jpg


Borgia Apartment 007.jpg
 la Adoración de los Magos,
Borgia Apartment 024.jpg

la Asunción,

Borgia Apartment 024.jpg

Pentecostés y la Ascensión.




La Sala d e los Pontífices.
Sala dei Pontefici, volta con affreschi di giovanni da udine e pierin del vaga 02.JPG
Es la más grande, de 200 metros cuadrados, y se llama así por ser la destinada a las ceremonias oficiales.
Fue en ella donde el Papa escapó de milagro al derrumbe de una chimenea que atravesó el techo, matando a dos servidores e hiriendo al Papa en junio de 1500. Por ello el techo actual no es el original sino otro del pontificado de León X.


La sala, de dimensiones mucho más amplias que las anteriores y reservada por tanto a las ocasiones públicas como banquetes oficiales, audiencias y consistorios, se encuentra en el ala medieval del Palacio Apostólico edificada por Nicolás III (1277-1280).
Sala dei Pontefici, volta con affreschi di giovanni da udine e pierin del vaga 01,1.jpg
 Es muy probable que la denominación de la sala tenga su origen en esta función, más que en la serie de Pontífices pintada por Giotto que se menciona en las Vidas, que Vasari considera que ocuparon los lunetos en correspondencia de las inscripciones latinas todavía in situ: Estebán II, Adriano I, León III,

Sala dei Pontefici, volta con grottesche di lorenzo sabatini 01.JPG

Sergio II, León IV, Urbano II, Nicolás III, Gregorio XI, Bonifacio IX y Martín V.

La cubierta original en artesonado se derrumbó en 1500 por efecto de una violentísima tempestad, vivamente descrita en el diario del maestro de ceremonias Johannes Burckhard: el Papa, que fue arrollado por los escombros de tal forma que incluso se anunció su muerte, salió en cambio milagrosamente ileso, amparado por una viga.
View of the Hall of the Popes.jpg

La cubierta plana se sustituyó con una falsa bóveda decorada en tiempos de León X (1513-1521) con frescos y estucos de los discípulos de Raffaello Perin del Vaga y Giovanni da Udine: en el centro está el escudo del comitente rodeado de ángeles danzando, mientras que en las demás partes aparecen decoraciones grutescas, los doce signos zodiacales, las constelaciones y los siete planetas conocidos en aquel entonces.



 La Sala del Credo.
dentro de la Torre Borgia construida en 1494, donde también está la de las Sibilas. La del Credo tiene unos 95 metros cuadrados y se usaba para recepciones. Tiene tres ventanas. Appartamento borgia, sala del credo, soffitto.jpg


Sala del credo 01.JPG
.

 Su uso en tiempos modernos

 En 1889 el papa León XIII reabrió los apartamentos reacondicionados y accesibles al público. La mayoría de las salas son actualmente utilizadas para albergar la Colección de Arte Religioso Moderno, inaugurada por el papa Pablo VI en 1973.

Sala de las Sibilas
Sala de Sibilas


Resultado de imagen de sala de sibilas del vaticano
Sala del Credo
La colección incluye cerca de 600 atesoradas obras de pintura, escultura y artes gráficas, donadas por artistas contemporáneos italianos e internacionales.
Contando con obras de Paul Gauguin, Marc Chagall, Paul Klee, Salvador Dalí y Vasili Kandinsky.


Otras estancias



Cámara de la audiencia

 Aquí el Pontífice recibía en audiencia privada. La bóveda, con las figuras de San Pedro y San Pablo y ocho historias tomadas de los Hechos de los Apóstoles, fue pintada al fresco entre 1576 y 1577 por Lorenzo Sabbatini y sus ayudantes.

 Sala Segunda de los 0rnamentos

 Antiguamente se denominaba Sala del Papagayo, luego de la Antecámara y del ¨Consistorio Secreto, nombres que indican su función. Aquí el Papa se ponía y se quitaba las vestudiras pontificales; aquí lo esperaban o acompañaban cardenales, prelados y embajadores; aquí se resolvíanlas cuestiones ordinarias y se realizaban ceremonias especiales como la Bendición de la Rosa de Oro o, en Navidad, la de la Espada Pontificia.
Aquí se celebrara el Consistorio Secreto.¨ El techo, ricamente tallado y decorado, fue realizado en 1653 bajo Pío IV y restaurado bajo Gregorio XIII. La parte central, con la venida del Espíritu Santo, es de Girolamo Muziano (1576).

De la época de Pío IV es el friso atribuido a Giovanni Battista Lombardelli, Paris Nogari y otros.

 Sala de los Ornamentos
 Aquí se vestían los cardenales. El techo y el friso son de la misma época que los de la sala anterior.

 Dormitorio de Nicolás V

 Techo de madera con pequeños recuadros y en el centro San Pedro, que data de la época de este Papa. El escudo de Sixto IV hace pensar en una restauración.

 Dormitorio de Alejandro VI

 Donde murió Alejandro VI. El techo bajo de madera, ricamente tallado, está decorado en estuco con los elementos del escudo Borgia. El friso es posterior.