domingo, 30 de agosto de 2015

CAMINO FRANCES POR NAVARRA RONCESVALLES

RONCESVALLES -  LARRASOAÑA         27KM




RONCESVALLES

 El puerto de Roncesvalles correspondía antiguamente al collado axial de Ibañeta (1.066 m), vía de paso natural que se utilizó desde la prehistoria para acceder a la península ibérica.

 El punto de mayor altitud del municipio es la cima del monte Orzanzurieta con 1.567 msnm.

Pese a que en ocasiones se ha atribuido a Sancho III el Mayor (1004-1035) la consolidación y el "nuevo trazado" del Camino, fue sin duda Sancho Garcés I (905-925) quien aseguró el trazado jacobeo que discurre por la vieja calzada romana hasta Pamplona, y de allí a Nájera, para continuar hacia el oeste y culminar en Compostela.

Por Ibañeta y Roncesvalles entra el llamado Camino Francés, el mismo que recorrió Aymeric Picaud en el siglo XII, el cual se funde en la villa de Obanos, muy cerca de Puente la Reina, con el otro que procede del Somport de Huesca, también en los Pirineos, conocido por Camino Aragonés.

 Roncesvalles fue de siempre vía de paso obligatoria para entrar en la Península Ibérica.

 Por Roncesvalles penetraron fundamentalmente los celtas, los bárbaros (409), los godos que se establecieron a lo largo de la cuenca del Duero, y naturalmente el rey Carlomagno con el más poderoso ejército del siglo VIII, camino de la ciudad de Zaragoza. Carlomagno, dado que fue derrotado en Zaragoza, decidió, camino de su reino, reducir a ruinas la capital de los vascones, Pamplona.

 Fue al regreso, en los Pirineos, entre el collado de Ibañeta y la hondonada de Valcarlos, donde hubo de sufrir una contundente emboscada por partidas de nativos vascones, a los que les resultó fácil provocar un descalabro general a base de lanzar rocas y dardos.
La Chanson de Roland, escrita en algún lugar de Francia hacia finales del siglo XI, concibió el desastre en el llano, entre Roncesvalles y la villa de Burguete, y los atacantes ya no eran vascones, sino sarracenos, quienes en realidad nunca llegaron a expandir sus dominios tan al norte.





LUGAR PARA DESCASAR
El primer   lugar en el que los pelegrinos se detienen para descansar y pasar la noche, después del largo recorrido a traves de los pirineos

Los peregrinos necesitaban, sobre todo, un lugar de reposo después de la complicada subida de los puertos pirenaicos. Por eso, no es de extrañar que desde el siglo XI hubiera en lo alto de Ibañeta un pequeño monasterio-hospital dedicado a San Salvador, y cuya atención estaba confiada al monasterio de Leire.




 Los restos de los hospitales anteriores apenas pasan de la mención documental y de las cimentaciones descubiertas en el patio frente a la iglesia de Santa María. Los restos del grueso muro que se aprecian al sur de la plaza, y que corren paralelos al muro de contención septentrional, podrían conformar, con éste último, las paredes maestras del primer hospital, construido a lo largo del siglo XII.

. El hospital ofrecía hasta cinco comidas compuestas por pan, vino y carne y daba a los caminantes tres noches de albergue.

 
El hospital "nuevo", diseñado en 1792 por el arquitecto José Poudez, se levantó entre 1802 y 1807 con los criterios de sobriedad característicos de los modos de hacer arquitectónicos de principios del siglo XIX.
Es un gran bloque horizontal con tres plantas hacia el patio y cuatro hacia el Este, apenas marcado por ventanales cuadrangulares y al que se accede por un portal con arco de medio punto enmarcado por pilastras, friso y frontón triangular, el único detalle de ornamentación en la severa fachada de corte neoclásico.

Iglesia Colegiata de Santa María


La iglesia Colegiata de Santa María es el edificio más emblemático de Orreaga-Roncesvalles y el que remite de forma más clara a la pujante comunidad de canónigos agustinos que residió allí desde su fundación.

Es, además, el mejor ejemplo navarro del gótico, no sólo francés, sino del más puro de I'Lle de France y cobija una preciosa imagen de la Virgen del siglo XIV.


 Está admitida la hipótesis de que en Orreaga-Roncesvalles hubo una iglesia anterior a la actual del siglo XIII, si bien las opiniones difieren sobre si estaba ubicada en el lugar actual o bien en el que ocupa la capilla del Espíritu Santo.



 El templo actual se construyó teniendo como mecenas a Sancho VII el Fuerte (1194-1234), quien lo eligió como lugar de enterramiento.


Sobre las fechas exactas de la construcción de la iglesia existen distintas opiniones de los investigadores, pero se sabe que fue a principios del siglo XIII, entre 1215 y 1221. Posteriormente, la Colegiata sufrió importantes desperfectos, ocasionados principalmente por varios incendios ocurridos en 1445, 1468 y 1626.
A comienzos del siglo XVII, su estado de deterioro y casi abandono propició su reconstrucción. El ímpetu constructivo afectó a todo el recinto colegial, especialmente a la iglesia y al claustro.
Las labores consistieron en enmascarar el interior gótico y otorgarle forma barroca salvo en el presbiterio y el tramo de nave que le precede, donde quedaron a la vista los elementos góticos.



 El claustro  de planta cuadrada y adosado a la iglesia por el lado de la Epístola, sustituyó al anterior, destruido por el peso de una nevada en 1600.



Edificio  Itzandegia, desaparecieron total o parcialmente y fueron reconstruidos.


Este edificio de un gótico incipiente (siglo XIII), se localiza enfrente de las capillas de Santiago y del Espíritu Santo.


 La leyenda lo identifica con el primer santuario de la Virgen de Roncesvalles o al menos con el lugar donde se depositó la imagen tras su aparición.

Se trata de una nave rectangular de seis tramos, cuya cubierta lo sostenían arcos fajones, y su exterior es de sillar irregular.


 Su función original se desconoce, ya que la documentación posterior al siglo XVI se refiere a él como pajar, caballerizas y vivienda de criados. Estas diferentes funciones explican las distintas intervenciones que han ocasionado la desfiguración total de la estructura y el aspecto del edificio.

Capilla de San Agustín,

A esta capilla se le conoce también como Torre de San Agustín, Capilla Real, y Sala Capitular (7)[ver  Se abre en triple arcada al ala este del claustro, en una solución muy próxima a la capilla Barbazana de la catedral de Pamplona.

2012 Roncesvalles 16 Sepulcro de Sancho VII.JPG
De planta cuadrada cubierta con bóveda de terceletes con ligaduras de nervios más elaborados que los de la iglesia y las claves decoradas. La bóveda se apoya en cuatro ménsulas de gran tamaño que representan unos ángeles.
 El exterior se presenta como un bloque cúbico de sillería, con cierto aspecto de fortaleza; de ahí que en ocasiones se le denomine torre de San Agustín. Unos contrafuertes adosados a las esquinas que llegan hasta la cubierta piramidal refuerzan el conjunto.



 En el centro de la capilla se sitúa el sepulcro de Sancho VII el Fuerte instalado en 1912, cuando se arregló la capilla para conmemorar el aniversario de la batalla de las Navas de Tolosa.

2012 Roncesvalles 06 Ventanal.JPG
 Del primitivo conjunto funerario del rey sólo queda la losa con el relieve del monarca yacente, rodeada de una fina cenefa con decoración vegetal que se fecha a mediados del siglo XIII, ya que es entonces cuando Teobaldo I encarga el sepulcro de su tío y de su tía, Clemencia de Toulouse.


 El relieve del rey Sancho mide 2,25 m y dice la leyenda que esa era la estatura real del monarca. Junto a ella, pueden verse parte de las famosas cadenas del Miramamolín. En el suelo, a la entrada, está la lápida del Prior don García Juan de Viguria (1327 - 1346).

Capilla de Santiago

Es una pequeña capilla gótica del siglo XIII situada junto al "Silo de Carlomagno".



Se trata de un sencillo edificio de planta rectangular con dos tramos que incluyen la cabecera recta y bóveda de crucería simple.

2012 Roncesvalles 30 Capilla de Santiago.JPG
 Unas sencillas columnas de fuste cilíndrico sirven de soporte para la cubierta.
 El exterior es también muy simple, con muros de sillar irregular, sin contrafuertes, con una portada de arco apuntado y Crismón.
2012 Roncesvalles 31 Capilla de Santiago.JPG

 Utilizada como parroquia hasta el siglo XVIII, esta pequeña iglesia permaneció sin culto durante un largo periodo hasta que fue restaurada por Florencio Ansoleaga, ya en el siglo XX, que abrió el pequeño óculo que hay sobre la puerta e incorporó la campana de los peregrinos.


 Capilla del Espíritu Santo


También conocida como Silo de Carlomagno por suponerse que su origen se debe al enterramiento de combatientes francos caídos en el 778, lo que no es inverosímil.


Se remonta al siglo XII, por lo que está considerada la edificación más antigua de Roncesvalles. El Sancti Spiritus hay que considerarlo templo funerario, pero no fue lugar de enterramiento perpetuo en el medievo.


 Era el recinto en que se oficiaban misas por los peregrinos fallecidos en el hospital que, enterrados en otro lugar, una vez transcurrido un tiempo sus restos eran depositados en el osario bajo la capilla exenta.



la tradición la identifica con el enterramiento que el rey franco mandó construir para Roldán y los otros caballeros muertos en la batalla de Orreaga-Roncesvalles.
 La Casa Prioral y su prolongación, que alberga el Museo y la Biblioteca, la casa de Beneficiados

El Museo de Roncesvalles cobija distintas pinturas y esculturas, así como valiosas muestras de orfebrería.


Saliendo del Museo en la explanada principal se encuentra el Monumento a la Batalla de Roncesvalles,

RoncesvallesMonumentoBatalla2015.jpg
Fotos de internet

No hay comentarios:

Publicar un comentario