sábado, 11 de julio de 2015

EL PAPA EN PARAGUAY

SÁBADO 11 DE JUNIO


 8:30 Visita al hospital general pediátrico Niños de Acosta Ñu.

El Papa Francisco volvió a sorprender a los fieles con otra de sus muestras de austeridad. En esta ocasión se subió al mismo carro que trasladó a San Juan Pablo II por las calles del Paraguay durante su visita en 1988.

Enlace permanente de imagen incrustada



 

Gracias por el recibimiento tan cálido con el que me han recibido. Gracias por este tiempo que me permiten estar con ustedes.

El Papa Francisco en los exteriores del hospital infantil que visitó esta mañana. Captura Youtube

 Queridos niños, quiero hacerles una pregunta, a ver si me ayudan. Me han dicho que son muy inteligentes, por eso me animo. ¿Jesús se enojó alguna vez?, ¿se acuerdan cuándo?




Sé que es una pregunta difícil, así que los voy a ayudar. Fue cuando no dejaron que los niños se acercaran a Él.



 Es la única vez en todo el evangelio de Marcos que usó esta expresión (10,13-15) Algo parecido a nuestra expresión: se llenó de bronca. ¿Alguna vez se enojaron? Bueno, de esa misma manera se puso Jesús, cuando no lo dejaron estar cerca de los niños, cerca de ustedes.






 10:30 Santa Misa en la plaza del Santuario Mariano de Caacupé.









Francisco celebró la misa en el Santuario mariano más importante del Paraguay y volvió a hablar sobre el papel de las mujeres y madres paraguayas, que «con gran valor y abnegación, han sabido levantar un País derrotado»



Francisco celebra misa en la plaza del Santuario de la Vírgen de Caacupé. Tiene capacidad para contener a 80.000 personas. La misa será oficiada en guaraní y español.


 En el Sanruario se venera una estauta de la Virgen esculpida en el siglo XVI por un fiel que se convirtió al cristianismo.
 Esta estatua fue salvada de una gran inundación y se le atribuyen muchos milagros.


 La Misa comenzó con algunos minutos de retraso porque el Papa permaneció un buen rato en oración y se emocionó profundamente frente a la estatua de la Virgen, como explicó el obispo Catalino Claudio Giménez.



 Aquí, a unos cuarenta kilómetros de la frotnera con Argentina, se mezclan los fieles paraguayos con los que provienen del país natal de Papa Francisco.

El Papa Francisco ante la Virgen de Caacupé en su santuario en Paraguay. Foto David Ramos / ACI Prensa
 Vinieron muchos argentinos, y se hacen escuchar agitando banderas azules y blancas. Para Papa Bergoglio, que celebró la Misa fuera del Santuario, en una plaza que puede albergar a unas 80 mil personas, es casi un volver a casa.


 En Buenos Aires, de hecho, hay muchos migrantes de Paraguay, y ahora en las calles que rodean el Santuario se ven y se sienten muchos compatriotas de Francisco.








  «Estar aquí con ustedes es sentirme en casa –dijo en la homilía–, a los pies de nuestra Madre La Virgen de los Milagros de Caacupé.


 En un santuario los hijos nos encontramos con nuestra Madre y entre nosotros recordamos que somos hermanos. Es un lugar de fiesta, de encuentro, de familia. Venimos a presentar nuestras necesidades, venimos a agradecer, a pedir perdón y a volver a empezar. Cuántos bautismos, cuántas vocaciones sacerdotales y religiosas, cuántos noviazgos y matrimonios nacieron a los pies de nuestra Madre. Cuántas lágrimas y despedidas. Venimos siempre con nuestra vida, porque acá se está en casa y lo mejor es saber que hay alguien que nos espera».
Termida la Eucaristía, un grupo de mujeres despiden al Papa, con una danza tradicional.

Un grupo de paraguayas baila en honor al Papa al concluir la Misa en el Santuario Mariano de Caacupé




OFRENDA A LA VIRGEN


Al término de la multitudinaria Misa que presidió esta mañana en Paraguay, el Papa Francisco realizó dos gestos en honor a la Virgen de Caacupé que los fieles de la nación, que es el “corazón de Sudamérica”, nunca olvidarán.

 El primero fue la lectura del decreto de la Santa Sede con la que el Santo Padre eleva el Santuario Mariano de Caacupé a la categoría de Basílica Menor con todos sus derechos y concesiones. De esta manera, todos aquellos que peregrinen a este templo podrán, entre otras cosas, obtener indulgencia plenaria si realizan los pasos fundamentales que pide la Iglesia para alcanzar esta gracia como confesarse, comulgar y rezar por el Pontífice.

 El segundo gesto fue la consagración del Paraguay a la Santísima Virgen de los Milagros de Caacupé que realizó el mismo Papa Francisco ante la imagen de la Madre de Dios y en presencia de los miles de fieles congregados
a las afueras de la nueva Basílica.




 Al terminar la consagración realizada al final de la Eucaristía que celebró en el Santuario Mariano, el Pontífice ofreció un rosario de oro como regalo a la Virgen.


16:30 Encuentro con representantes de la sociedad civil en el Estadio León Condou de la escuela San José.

Francisco se reúne con representantes de la sociedad civil de Paraguay El estadio puede acoger a unas 5.000 personas. En el encuentro comienza a las 16,30 y participarán profesores, artistas, sindicalistas, deportistas e indígenas entre otros.



Papa Francisco en el encuentro con la sociedad civil paraguaya / Foto: Alan Holdren (ACI Prensa)

Entre los cuales había un gran número de jóvenes, a quienes alentó a no dejar de perseguir los grandes ideales, dejando “todo en la cancha” y “jugando limpio”, recurriendo también para ello al consejo y sabiduría de los mayores.

Grupo de jóvenes / Foto: ACI Prensa
 En el estadio León Coundou estuvieron presentes más de 2.000 personas, entre líderes políticos, autoridades locales, artistas, representantes deportivos, dirigentes de organizaciones sindicales, campesinas e indígenas. También asistió el presidente Horacio Cartes.

 



 18:15 Vísperas con los obispos, sacerdotes, diáconos, religiosos, religiosas, seminaristas y movimientos católicos



 en la Catedral Metropolitana de la Asunta.













Comprometerse en la colaboración eclesial de su país”, invitación del Papa Francisco en la celebración de las Vísperas con los sacerdotes, religiosos, religiosas, seminaristas y miembros de los Movimientos católicos paraguayos en la Catedral de Asunción.


En su meditación, el Santo Padre recordó la importancia de la oración en la vida cotidiana de las personas consagradas a Dios. “La oración hace emerger aquello que vamos viviendo o deberíamos vivir en la vida cotidiana, al menos la oración que no quiere ser alienante o solo preciosista.

El Papa Francisco en las Vísperas de esta tarde en la Catedral de Asunción. Captura de Youtube
 El Obispo de Roma exhortó a los sacerdotes, religiosos y religiosas, laicos y seminaristas a comprometerse en esta colaboración eclesial, especialmente en torno a los planes de pastoral de las diócesis y la misión continental,




https://www.facebook.com/news.va.es/photos/pb.261761113834934.-2207520000.1436820406./1061599647184406/?type=1&theater

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario