miércoles, 22 de julio de 2015

CATEDRAL DE SANTIAGO Y PLAZAS II



PLAZA DE LA QUINTANA Debemos empezar, explicando el significado de "Quintana", que es una puerta de acceso, o una plaza que da acceso o precede a un cementerio, y en la cual se vendían todo tipo de productos de alimentación, o víveres


 La Plaza de la Quintana de Santiago de Compostela está formada por la confluencia de la fachada Sur de la Catedral, La "Casa de la Parra", La Casa de "La Conga", y el Monasterio de clausura de San Paio de Antealtares (San Pelayo) .

 La plaza se divide en dos partes , mediante unas escaleras que separan la Quintana de Vivos, (parte superior) de la Quintana de Muertos , (parte inferior)

File:Plaza de Quintana. Santiago de Compostela.JPG

 No es muy conocida su denominación alternativa de Plaza de "Los Literarios" , en memoria del Batallón Literario, formado por estudiantes que combatieron contra Napoleón durante la guerra de la Independencia: En los claustros de la Universidad compostelana, una reunión presidida por Rafael Múzquiz, Arzobispo de Compostela, vio nacer el acuerdo que determinó la colaboración de la Universidad con el movimiento patriótico que sacudía el país.
 Se buscó a un hombre con experiencia militar para ponerse al frente del Batallón, y se acordó colocar a Juan Ignacio de Armada Caamaño Ibáñez de Mondragón y Salgado de Sotomayor, Marqués de Santa Cruz de Ribadulla.

La financiación se logró con las muy generosas aportaciones del pueblo, unidas a la del propio Marqués, que dieron como resultado una suma considerable.

 El batallón se formó en 42 días, dándosele órdenes para su incorporación a filas, lo cual se llevó a cabo tras el acto de bendición de la bandera, en el cual tuvo lugar una arenga del arzobispo de la archidiócesis.
 Esta bandera se conserva en la Sala de Juntas de la Facultad de Derecho de la Universidad de Santiago de Compostela. Lleva dos escudos: los del Antiguo Reino de Galicia y el escudo de armas de la universidad, ambos cubiertos por una corona real, además de la siguiente inscripción: AUSPICE DEO: PRO LIBERTATI REGIS PALLADIS LEGIO: ANNO MDCCCVIII.


 Hoy en día, En la plaza de la Quintana hay una placa conmemorativa de aquella gesta que dice : A LOS HÉROES DEL BATALLÓN LITERARIO DE 1808 LOS ESCOLARES COMPOSTELANOS DE 1896 Y LOS AYUNTAMIENTOS DE 1822, 1865 Y 1896

Empezando por los edificios en la zona alta de la escalera


Casa da Parra
 Está en la Quintana de Vivos y es del siglo XVII, obra del arquitecto Domingo Antonio de Andrade. Debe su nombre al relieve de fachada que represente una vid.


 En el tejado destaca la característica chimenea compostelana de la época barroca.

 Fue construida en el año 1683 por iniciativa del arzobispo Rajoy, siendo los artifices de la obra fray Tomás de Alonso y el arquitecto Domingo de Andrade.


 Es de sillería de granito con cubierta de teja, destaca por la riqueza de la ornamentación, las ocho gárgolas de la cornisa, las metopas, las ménsulas y los racimos de uvas en relieve que enmarcan las puertas inferior y superior del lado derecho, así como las ménsulas labradas en la parte inferior del balcón y la monumental chimenea.

 Consta de tres alturas, la última se le añadió en el siglo XX, y la última planta está rematada por una balaustrada y un balcón.

 En la actualidad funciona como sala de exposiciones y es visitable de martes a sábado.



 Monasterio de San Paio de Antealtares 

El inmenso Convento de las Pelayas, de clausura, se construyó al mismo tiempo que la basílica de Santiago.

 Fue fundado en el siglo IX por Alfonso II con doce monjes benedictinos, para que cuidaran y dieran culto al recientemente aparecido sepulcro del Apóstol Santiago. La actual construcción pertenece casi en su totalidad a los siglos XVII y XVIII, ya que la primitiva fue derrumbada.





 Uno de los muros laterales cierra un flanco de la Plaza de la Quintana con absoluta sobriedad, a base de muros lisos sin decoración. En el centro de este muro, una lápida recuerda la formación del Batallón Literario organizado por los universitarios compostelanos para defensa de Galicia contra las Tropas de Napoleón.

 En la fachada opuesta a la Plaza de la Quintana, encontramos la portería y en el ángulo la llamada puerta de los carros.


 Tras la marcha de los monjes benedictinos en 1499, el monasterio fue ocupado por monjas benedictinas  de clausura.
El convento se dedicó a San Paio, que siendo niño fuera martirizado en Córdoba. Su imagen degollada preside la fachada del templo.

 La iglesia, de planta de cruz griega fue diseñada por frei Gabriel de Casas. Destaca en su interior el retablo del altar mayor.

 A través de la iglesia podemos acceder al Museo de Arte Sacra, en el que se conserva el primitivo altar que acompañaba al sarcófago apostólico y que fue regalado por Xelmírez a este convento, substituyéndolo por otro más grandioso en el interior de la catedral.

Tiene magníficos retablos barrocos y un órgano del siglo XVIII. Se celebran en ella conciertos de música barroca.


 Casa de La Conga

 Obra del arquitecto Domingo de Andrade.Situada en el lado sur de la plaza de la Quintana, enfrentada con la Casa de la Parra.
 Originalmente era vivienda de los canónigos de la catedral.
Destaca en su composición la logia o soportal de planta baja y la chimenea en cubierta.

Principios S.XVIII. Barroco.


 El diseño inicial se debe a Domingo de Andrade, pero quién finalizó la construcción en 1730 fue Casas y Novoa.

 Está situada cerrando la parte sur de la Plaza de la Quintana.

Se estructura como un bloque de cuatro casas con un vistoso pórtico corrido que une las cuatro edificaciones.
Es de estilo muy clasicista en contraste con la Casa da Parra situada en la parte superior de la plaza. En la actualidad la casa de la derecha es sede del Colegio de Arquitectos de Galicia. El resto está ocupado por comercios, restaurantes, bares y cafeterías.



Fachada de la Casa de la Conga que da a la Plaza de  Platerias

   FACHADA DE LA QUINTANA DE LA CATEDRAL

 Es obra del arquitecto José de la Peña de Toro, a iniciativa del canónigo fabriquero José Vega y Verdugo, promotor de las reformas barrocas de catedral a mediados del siglo XVII.

La cabecera románica de la Catedral se oculta en la Plaza de la Quintana detrás de un largo muro barroco coronado de pináculos.


 Este lienzo es obra de Peña de Toro y Domingo de Andrade, que en el s. XVII otorgaron una elegante imagen de conjunto a todo el lado este de la Catedral, unificando visualmente la Torre del Reloj, la Puerta Real, la Puerta Santa y la Puerta de los Abades.

 Tiene tres puertas, dos de ellas en la Quintana de Mortos y otra en la Quintana de Vivos.

Puerta Santa

 La Puerta Santa, aproximadamente en el centro de la plaza, (siempre cerrada con una reja excepto en los años santos jubilares), Fue una de las 7 puertas menores y estuvo dedicada a San Paio (Pelayo), cuyo monasterio está justo enfrente.Ç



La función que tiene ahora data del siglo XVII. Sobre ella puede verse a Santiago y a sus costados a sus discípulos Teodoro y Atanasio.
 A ambos lados de la puerta están colocadas 24 estatuas sedentes de apóstoles, patriarcas y profetas, todos ellos procedentes del coro románico construido por el Maestro Mateo en la nave central de la basílica y que fue deshecho en el siglo XVII.


 Por esta puerta se accede a un pequeño patio a cuyo fondo está la verdadera Puerta Santa por la que se entra a la girola del ábside.
 Se abre cada 31 de diciembre del año anterior al Santo. El privilegio del Año Santo data del siglo XII, mediante bula del papa Alejandro III.



Puerta Real
 La segunda puerta de esta fachada es la llamada Puerta Real, por ser la puerta por la que los Reyes de España hacían su entrada en la Catedral.


 Sobre su dintel se ve el escudo real.



Puerta de los Abades

La tercera puerta es la llamada puerta de los Abades o de la Corticela, situada ya en la denominada Quintana de Vivos.
Con elescudo del arzobispo Carrillo

No hay comentarios:

Publicar un comentario