viernes, 3 de julio de 2015

CALLE SAN JERONIMO DE GRANADA



Justo al lado de la Puerta del Perdón de la Catedral, se ubica un precioso pilar de piedra adosado a la catedral, a modo de abrevadero público. Tres toscos mascarones antropomorfos vierten por sus bocas-surtidores agua fresca en la pila.



 Frente al pilar nace una larga vía adoquinada, viva y dinámica, llena de historia: la famosa Calle San Jerónimo.
CALLE SAN JERONIMO




 En torno a ella surgieron, a lo largo de un vasto proceso de reformas urbanas prolongado desde el siglo XVI hasta el XVII avanzado, nuevos espacios públicos, académicos, religiosos y residenciales, de gran importancia para la vida granadina.

Y fueron posibles a costa de la demolición de las viejas ruinas de la Medina nazarí; entre ellas, un lienzo de muralla de tapial que atravesaba parte de la actual extensión de la Calle San Jerónimo; y poco después, varias puertas fortificadas de la misma muralla, como la famosa Puerta del Molino árabe, rebautizada por los cristianos como “puerta de San Jerónimo” por su proximidad a dicho monasterio.




PLAZA DE LA UNIVERSIDAD

 la Plaza de la Universidad, que fue inaugurada hacia mediados del siglo XVI. Uno de los lugares más pintorescos del centro de Granada, como consecuencia de los dos magnificos monumentos que en ella se encuentran.

Plaza en forma de U







a mano izquierda fachada, con librerias t terrazas


a continuación

ANTIGUA FACULTAD DE DERECHO
En antaño fue propiedad de los jesuitas, hoy es una construcción moderna en su mayor part e y muy reformada.
Del edificio antiguo solo quedan dos claustros,




 el techo del salón de acto, antigua capillo, y la portada de la fachada, de principio del siglo XVIII, con barrocas columnas y una imagen de la Inmaculada.


Este patio acoge, en su centro, el busto en bronce del Padre Suárez, realizado en 1953 por A. Martínez Olalla. El famoso jesuita Doctor Eximio –título que le dió el Papa Pío V–, está representado de medio cuerpo, muy delgado, vestido con sotana y manto clerical y el típico bonete jesuítico de cuatro picos. Sus manos reposan sobre un libro cerrado, con la mirada perdida en sus divagaciones.






Cuando en 1769, y tras ser expulsados de él  los jesuitas, el edificio pasó a ser sede de la Universidad.


y en la otra fachada



 COLEGIATA DE SAN JUSTO Y PASTOR


Se levanta en pleno centro de la ciudad, en la Plaza de la Universidad. Conocida como la Colegiata de los Santos Justo y Pastor, fue la antigua iglesia del Colegio de San Pablo de la Compañía de Jesús, una obra del Hermano Martín de Baceta y del padre Alonso Romero, ambos miembros de la Orden, que comenzó a construirse en el año 1575, terminándose el actual templo parroquial en 1621.





 La portada de los pies, que es la principal, presenta dos cuerpos de altura; el primero con doble pareja de columnas corintias sobre altos pedestales labrados, y entre ellas, relieves en mármol blanco.

 En el centro, arco de medio punto con abocinado y labrado intradós, rematado todo por una volada y movida cornisa con vigorosos moldurajes.


Sobre ésta se alza el cuerpo segundo, también flanqueado de columnillas con frontón roto por un relieve de la conversión de San Pablo, y encima como remate la estatua de San Ignacio. Tanto esta portada como la torre, son obra del arquitecto José de Bada.

 Esta iglesia era de las más ricas de Granada y, a pesar de ser expoliada por los franceses, aún conserva un cáliz de bronce dorado del siglo XVII y relicarios del siglo XVI.



En la parte trasera de la iglesia se encuentra:

La portada lateral es muy sencilla, a base de columnas corintias sobre las que apoyan un dintel y un cornisamento con relieves con figuras de ángeles.





con la estatua, en medio de la plaza, de

CARLOS V


Centrada en la plaza, es una fiel reproducción de la que talló Leoni en 1564 (actualmente en el Museo del Prado).


 Posiblemente sea ésta una de las estatuas de Granada que peor suerte haya corrido en los últimos decenios. Por algún motivo desconocido, ha sido víctima de actos vandálicos por parte de gamberros, lo que ha obligado a restaurarla varias veces.



Fue Carlos V, quien ordenó en 1526, la creación de una Universidad Literaria en Granada, origen y germen de la actual.
Frente a la plaza , cruzando la calle

PLAZA DE LA ENCARNACIÓN

Convento de la Encarnación (siglo XVI). El convento, sobrio y sencillo, cuenta con un patio peristilado y galería abierta superior. Partes de una vieja casa morisca reformada han quedado integradas dentro del inmueble.






Convento del siglo XVI que se encontraba adosado a una iglesia que existía antiguamente. Posee un patio rectangular, peristilado, con fuente central y escalera en tres tramos. Lindante con la escalera hay un patio, que pertenecía a una casa morisca, con alberca y pequeña fuente en el centro y resuelto en dos pisos con galería abalaustrada. El convento de la Encarnación fue fundado en 1524 por Inés Arias, reformándose en 1541 para unirlo a la Iglesia de los Santos Justo y Pastor, hasta que, en 1835, fue derribada la unión que existía entre ambas. Este convento no tuvo capilla propia, habilitando para tal fin a la vecina Parroquia de San Justo y Pastor, levantada sobre la antigua mezquita.
La entrada la tiene en la calle San Jeronimo






La iglesia es sede  de la
Hermandad Cautivo y Encarnación

Enlace permanente de imagen incrustada
  La apertura y ampliación de la Calle San Jerónimo servía de conexión entre la Catedral y el templo de San Jerónimo.

La calle San Jerónimo la podemos dividir en dos partes bien diferenciadas, la que va desde el principio en el pie de la torre de la Catedral hasta la plaza de la Universidad y la que va desde aquí hasta el final con el cruce de la calle San Juan de Dios.

COLEGIO MAYOR DE SAN BARTOLOMÉ Y SANTIAGO




Se ubica en la antigua residencia de los Señores de Beneroso.

 Su fachada luce una hermosa portada renacentista de piedra (S. XVI), con un gran nicho superior que acoge las esculturas de los santos titulares


. Su último piso luce una interesante galería con arcos clasicistas, algunos de ellos cegados.

 El programa decorativo de su patio–distribuidor porticado queda realzado por la profusión de elementos heráldicos de los Beneroso.

 En el siglo XVIII los dos colegios se fusionaron en uno.

 
Pilar de la calle San Jeronimo





y un gran sinfín de suntuosas residencias aristocráticas –palacios de Caicedo, de Ansoti, de Beneroso–.
PALACIO CAICEDO






El Palacio de Caicedo, sede actual del Real Conservatorio de Música Victoria Eugenia, es un precioso y elegante palacio urbano manierista (S. XVI),





Apliques de la fachada que recuerdan los del palacio de Carlos V en la Alhambra, con la diferencia de que a los de esta casa señorial les han sustraído las anillas.

Su fachada destaca por la ordenación simétrica de todos sus elementos, desde los vanos enrejados hasta las torres laterales gemelas, con galerías serlianas abiertas.

 La elegante portada principal, con balcón, sirve de eje central de la fachada.

 El patio–distribuidor consiste en una columnata de orden toscano con arcos carpaneles en el primer nivel, y columnas con zapatas en el siguiente tramo.


 La fachada acoge el vistoso Escudo del Marquesado otorgado por Felipe V de Borbón a D. Luis Beltrán de Caicedo y Solís (1712).


El Conde del Padul solicitó de Alfonso XIII el título de Real para el Conservatorio, concedido en 1922, en honor a la reina Victoria Eugenia de Montijo (ilustre granadina).



EL PALACIO DE ANSORI

 El Palacio de Ansoti (S. XVIII), sede actual del Colegio Notarial,




 fue construido por la notable familia de comerciantes genoveses Franchis, si bien posteriormente su titularidad recayó en los Sres. Ansoti


.
 Destaca su preciosa portada de piedra enmarcada entre pares de gráciles columnas salomónicas.




IGLESIA DEL PERPETUO SOCORRO O REDENTORISTAS

La Congregación de San Felipe Neri se estableció en Granada en 1671. Del complejo original de cinco patios sólo se conserva el templo, bastante transformado en el siglo XIX durante la presencia francesa primero, y por la Desamortización después.



En 1912 los Redentoristas adquieren la iglesia de San Felipe, en el centro de la ciudad y es consagrada de nuevo en 1913 como Santuario de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro. En la fachada principal se sitúa una portadita neo renacentista.


 Destaca la portada lateral, en el lado de la Epístola, empotrada en el muro y con columnas hexagonales, más próxima al barroco sudamericano que al granadino, quizás por el trasiego continuo de los Padres del Oratorio.



 En el extremo final de la calle, aparecieron también otros sobresalientes centros monásticos, a mano derecha

MONASTERIO DE LOS JERONIMOS



a mano izquierda

CALLE SAN JUAN DE DIOS



 con el Hospital de San Juan de Dios.

iglesia San Juan de Dios









http://mispaseosgranada.blogspot.com.es/2013/12/la-calle-san-jeronimo.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario