jueves, 30 de julio de 2015

LOS CAMINOS A COMPOSTELA Y LOS PUENTES

Con las peregrinaciones, el intercambio comercial, cultural y politico adquirió gran impotancia.

Goethe llegó a decir:
                                      " EUROPA NACIÓ DE LAS PEREGRINACIONES 

                                                  Y DEL CRISTIANISMO"



  Llevar un equipaje ligero es fundamental para no cargar peso innecesario.

Alfonxo VI
Fomentó la seguridad y ordenó reparar y levatar todos los puentes que hay en el Camino Compostelano desde Logroño a Santiago.

La técnica de construcción de los puentes medievales se fundaba en una tradición de prácticas transmitida oralmente y que tenía su origen en la ingeniería romana.

Puente medieval de Zubiri, punto final de la segunda etapa del Camino Francés.

Puente de Zubiri
 El puente medieval se construye de vanos impares (y por tanto con número par de pilas), en una disposición intuitiva para que la mayor capacidad de desagüe se encontrase en el centro del río.

Aldea de Furelos
 Por esa misma razón, la bóveda central suele tener mayor abertura que las demás.
 Otro rasgo característico de muchos de estos puentes es el perfil en "lomo de asno", que se acentúa cuando la bóveda central se construye apuntada o en ojiva.

Puente de San Miguel
 Puente medieval sobre el rio Aragón


Cerca de Jaca y según ek Código Calixtino; sus aguas era buenas.





Puente sobre el río Salado (Cirauqui, Navarra)

Puente sombre el rio Salado

Según relata el Codex Calixtinus las gentes del lugar aprovechaban para robar a los incautos peregrinos que iban con caballerías, instando a los caballos a que bebieran el agua del río que les hacía morir.
Cirauqui, Navarra

Puente de Balmaseda





Puente de Villatuerta



Está algo más adelante de Pamplona, ya cerca de Estella. En lo que hoy es el término municipal han aparecido restos que demuestran una presencia continuada de los romanos, pero que tampoco son muy relevantes.
 Lo relevante, en realidad, fueron (y son) las peregrinaciones, porque la afluencia de caminantes –esto es el Francés- obligó a construir un puente sobre el río Iranzu, que hoy en día separa las dos partes –vieja y nueva- de la localidad.



 Lo cierto es que la sencilla obra medieval tiene mucho de entrañable, por encima de consideraciones artísticas. Y además esa simpleza constructiva no significa endeblez: durante siglos aguantó las inclemencias del tiempo, y todavía hoy sigue prestando sus servicios porque, gracias al Apóstol, por encima del puente está prohibido el paso de vehículos: es peatonal. Otro pequeño hito del Camino.






Puente de la Carcel sobre el rio Egea


Estella

Puente románico sobre el río Arga, que fue mandado construir en el siglo XI por una anónima reina de Navarra.

 Generalmente se hace referencia a que esta reina fue Doña Mayor, esposa de Sancho el Mayor o Doña Estefanía, mujer de García el de Nájera.
 El puente esta ubicado en la localidad de Puente la Reina, en la Comunidad foral de Navarra, España.


Su longitud es de 110 metros y su anchura de 4 metros; consta de seis arcos circulares de medio punto y pilares abiertos que aligeran el peso de los estribos.

Asimismo, presenta tajamares triangulares a ambos lados del puente que comienzan en la base de los arcos.

 La calzada tiene una fuerte pendiente a ambos lados, tal y como corresponde a la estructura típica de los puentes románicos.

El puente de Cacabelos, en una imagen tomada ayer, contará con un nuevo tablero más ancho para vehículos y peatones. - ana f. barredo

Puente de Cacabelos, León, sobre el rio Cúa




Los puentes, creaba en torno a ellos, otras actividades como presas o molinos, que favorecian la formación de nucleos rurales.

Puente de Orbigo
El más latgo del camino



Puente del Paso honroso: sitio ideal para hacer fotos a cacharros. Hospital de Orbigo, León



 Es un puente medieval del siglo XIII, construido sobre el río Órbigo.
 Parece demasiado grande para lo que es el río pero antes de la construcción del embalse de Barrios de Luna, este río llevaba un gran caudal.


 Tiene 19 arcos y está bastante bien conservado. Se hicieron restauraciones en distintas épocas.

 Es monumento nacional desde 1939.
 Está enclavado en la antigua calzada romana que iba desde León (Legio Septima Gemina) hasta Astorga, que era en tiempos de los romanos la capital de la provincia Asturica Augusta.



Podríamos decir, utilizando una terminología actual, que en el Camino de Santiago el puente es un "equipamiento", como los hospitales, ermitas, iglesias y hospederías que se iban localizando a lo largo de su traza.

.

 El Camino de Santiago impulsó la formación de nuevas poblaciones a lo largo de su trazado o determinó un desarrollo peculiar de muchos de los que atravesaba, en los que la ruta modificó su estructura, generando un desarrollo lineal a lo largo de una calle en la que se asentaban hospitales, iglesias, hospederías, etcétera.

 Esta disposición todavía se puede apreciar en Santo Domingo de la Calzada,



 en Burguete,


 en Castrojeriz



o en Molinaseca, en León, donde la calle principal se orienta siguiendo la dirección del Camino desde el puente sobre el río Meruelo (Puente de los Peregrinos) que está en uno de sus extremos.


 El intenso tráfico de peregrinos a pie o a caballo impulsó la construcción de puentes y mejoras en las calzadas.

 La tradición nos cuenta cómo dos constructores de puentes, santo Domingo de la Calzada y san Juan de Ortega dedicaron su vida al mantenimiento del Camino en buenas condiciones. Hoy, santo Domingo de la Calzada es el patrón de los Ingenieros de Caminos.

Domingo García en Catedral de Santo Domingo de la Calzada.jpg


En el tramo del Camino entre Portomarín y Mellid, donde enlazaba con una calzada romana que unía Lugo con Santiago, se encuentran dos puentes, Leboreiro, puente medieval de un solo arco, del siglo XIV, situado sobre el Río Seco en la aldea de Leboreiro,


 y Furelos,

Puente medieval sobre el río Furelos,

 considerado como una de las joyas de la arquitectura civil del Camino, sin duda el más hermoso de todos cuantos hay en la ruta francesa a su paso por Galicia.



Aparece mencionado en los tumbos de Sobrado (XII). En el XVIII fue reformado parcialmente.

 Mide 50 metros de largo y tiene un ancho de 3,7 metros. Está formada por cuatro arcos de medio punto, desiguales, con paramentos rectos desde los arcos hasta los alféizares. Las tres pilastras tienen tajamares triangulares aguas arriba, y espolones aguas abajo. El perfil del alféizar es apuntado sobre el arco principal.



 Las roscas de los arcos, los arranques de las bóvedas y de los paramentos en las pilastras son de cantería posiblemente traída de Pambre.
 Los demás son materiales propios de Melide: los paramentos, el relleno de las bóvedas y alféizares son de mampostería, de la negra piedra del país que se puede encontrar en el monte de Melide, fundamentalmente anfibolitas y ultrabásicas.

 Estos puentes  fueron construidos para el paso de los peregrinos, aunque también de los comerciantes, porque la peregrinación a Santiago coincidió con una época de renacimiento económico

No hay comentarios:

Publicar un comentario