martes, 21 de julio de 2015

CATEDRAL DE SANTIAGO Y SUS PLAZAS




PLAZA DE PLATERIAS
La Plaza de Platerías, donde la fachada de la Catedral se orienta hacia el Norte, recibe su denominación de los antiguos maestros artesanos plateros que trabajaban en esa zona sus talleres.

 Es muy común que las Plazas o alguna de las calles colindantes a la Basílica Compostelana, dentro del casco histórico, reciban esos nombres derivados de los antiguos oficios artesanos.



 Plaza del Obradoiro (Obradores de la Piedra o Canteros), Plaza de Platerías (artesanos plateros), Plaza de Azabachería (artesanos del azabache), Calderería (antigua calle donde se hacían calderos ), o bien la famosa Rúa do Franco tan conocida por sus tascas y restaurantes , y cuyo nombre no tiene nada que ver con el Caudillo, si no que se origina a partir de los antiguos asentamientos de mercaderes franceses.

 Dicho esto , hay que destacar que la fachada de esta Plaza de Platerías , es originalmente románica y que sufrió fuertes desperfectos durante la revuelta "irmandiña" alla por el siglo XII , en época del Arzobispo Gelmírez y que tuvo que ser restaurada casi por completo .


.

 La fachada posee dos puertas románicas abocinadas con sendos rosetones en el orden superior. En el tímpano de la izquierda está representada la tentación de Jesús en el desierto, hay una mujer semidesnuda con calavera en el regazo.
 El tímpano de la derecha representa escenas de la pasión y la Adoración de los Reyes.

 En el friso central, se representa al Salvador, Abraham y escenas varias de la Biblia. La disposición original de los elementos iconográficos quedó desvirtuada desde que en el siglo XVIII fueron alojadas aquí numerosas imágenes recuperadas de la desmantelada fachada de Azabachería. La jamba de la izquierda representa al rey David

En la parte derecha
Lienzo del claustro


En ángulo recto con la fachada de Platerías, el lienzo del claustro (s. XVI) diseñado por Juan de Álava recuerda a los palacetes renacentistas, con escudos y medallones en los que se retrata a reyes y arzobispos.

 En el primer piso muestra otros medallones con escenas inspiradas en la tradición jacobea, como el traslado de las reliquias en barco, el enterramiento o la transfiguración en Santiago Matamoros. En la parte superior, los medallones corresponden a la genealogía de Cristo, y culminan, en la esquina derecha, con María y el Niño.

 En la parte baja del claustro llaman también la atención las tiendas de los plateros, que dan nombre a la plaza desde antes del s. XV.

 Aunque los talleres tradicionales desaparecieron a mediados del s. XX, hoy, en los bajos del claustro, se alojan tiendas y joyerías que traen su recuerdo.



 Al final de éstas se halla el llamado Esconce del Tesoro, un hábil recorte de la esquina ideado por Casas y Novoa en 1720 para enlazar la fachada del Tesoro y del claustro sin robar espacio de tránsito a la plaza.






Torre del Reloj

 Tiene adosada a su derecha la Torre del Reloj, cuyo cuerpo inferior es gótico, pero con añadidos superiores barrocos obra del arquitecto Domingo Antonio de Andrade

Santiago-seitenpforte-re.JPG
El portal de Platerías linda con la Torre del Reloj, que recibe el nombre popular de ‘Berenguela’ porque fue el arzobispo Berenguel de Landoira quien acabó su construcción en el s. XIV.

Entonces era un robusto cubo defensivo coronado de almenas, cuya altura no superaba la posición actual del reloj.

Torre da Berenguela na Catedral de Santiago de Compostela 3XI2013.JPG

 En 1680 el arquitecto Domingo de Andrade convirtió la torre en una de las más hermosas de Europa: sobre el cubo gótico original instaló un primer cuerpo cuadrado perforado de pórticos, y sobre él un cuerpo octogonal rematado con una linterna, que se enciende durante los Años Santos para indicar el rumbo a los peregrinos.


 Baldaquinos y torretas completan la ascensión con decoración de motivos jacobeos y formas vegetales.
 La torre alberga la mayor de las campanas de la Catedral, conocida también como Berenguela. La original de 1678 se rajó y fue sustituida por la actual, que pesa 6.433 kilos y suena con un profundo do cuando el reloj del s. XIX, con su única aguja, marca las horas.

Se dice que si alguna medianoche toca no 12, sino 13 campanadas, el demonio gozará de una hora mágica para andar suelto.

Fuente de los Caballos



Fuente Barroca
 En el centro de la plaza, está la Fuente de los Caballos,  situada originalmente en el interior del Claustro de la Catedral, pues en el lugar que ocupa esta fuente hoy en día, se encontraba una gran pila Bautismal , que es la que se encuentra ahora en el centro del Claustro.

Es una fuente de estilo italiano, circular, hecha de piedra, tiene una base de cerca de un metro de altura y está rodeada de un escalón.



 En su centro se levantan cuatro caballos marinos que echan agua por sus bocas. De entre estos caballos surge un pedestal rematado por una figura femenina que alza su brazo con la estrella de Compostela.




Casa del Cabildo
Frente a la Fachada de Platerias




Con sólo cuatro metros de profundidad y una finalidad puramente escenográfica en su concepción (como cerramiento de la Praza de Praterías), la Casa do Cabildo es uno de los edificios más singulares del casco histórico compostelano.

 Fue diseñada por el arquitecto Clemente Fernández Sarela en 1758.
 Es uno de los más hermosos ejemplos de arquitectura barroca de toda la comunidad gallega.

 La Casa do Cabido fue restaurada por el Consorcio de Santiago en el año 2011 y desde entonces forma parte de la red de museos de la ciudad histórica.


En la parte izquierda de la Plaza

Soportales

Casa del Deán

La Casa del Deán se encuentra situada en la Rúa do Vilar de Santiago de Compostela y fue construida entre los años 174 y 1753 por el arquitecto Clemente Fernández Sarela por iniciativa del Maestrescuela Diego Juan de Ulloa.


  La casa es de sillería de granito y cubiertas de teja y es de tres plantas.Lo más llamativo de la fachada es la decoración que enmarca la puerta de entrada, así como el balcón que hay sobre ella. El piso superior consta de balcones con balaustradas en forja.

La estructura de esta casa repite la de las casas palaciegas de la época, con una zona inferior para las caballerizas y la bodega y la planta superior para vivienda, accediéndose a ella a través de una elegante escalera situada en el vestíbulo.

Casa do Deán
 En la fachada encontramos formas geométricas junto elementos alusivos al apóstol, especialmente la concha.
 La casa era propiedad de Doña Xoana de Ulloa, perteneciente a uno de los más nobles linajes de Galicia, y en ella se hospedaban los obispos forasteros que visitaban la ciudad.

Casa del Dean
FOTO. www.ruasmagazine.es


 Posteriormente fue destinada al uso de los deanes de la Catedral, que eran los párrocos más importantes de la cátedral, de ahí el nombre de la casa.

 Actualmente se ubica en ella la Oficina del Peregrino para la entrega de la Compostela por parte del cabildo catedralicio, acreditación que obtiene todo el que haga el Camino de Santiago.



No hay comentarios:

Publicar un comentario