lunes, 20 de julio de 2015

ALREDEDORES DE LA CATEDRAL DE SANTIAGO DE COMPOSTELA



PLAZA DEL OBRADOIRO




La Plaza del Obradoiro es seguramente la “postal” más popular de la Catedral de Santiago, y símbolo de toda la ciudad de Santiago.
El nombre de “Obradoiro” parece ser que procede de que en el espacio que hoy ocupa la plaza tenían sus talleres los canteros que trabajaban en la construcción de la fachada oeste de la catedral, actualmente de estilo barroco desde que en el siglo XVII se cubriera la antigua fachada románica que era la original puerta de entrada a través del Portico de la Gloria.



La entrada en la Plaza del Obradoiro supone la culminación para los miles de peregrinos que cada año llegan a Santiago y todavía hoy sigue impresionando por su magestuosidad y por la impresionante visión que desde el centro de la plaza se obtiene de la Catedral.



La impresionante Plaza del Obradoiro se abre inmensa, casi sobrecogedora, rodeada por magníficos edificios que resumen mil años de la historia y de la arquitectura de la ciudad.

COLEGIO DE SAN XEROME

Golegio fue fundada por el arzobispo de Santiago de Compostela Alonso III de Fonseca.


Data del siglo  XVII. El Colegio de San Xerome era conocido com el Estudio Vello, establecido por el arzobispo Fonseca III para estudiantes pobres, cerca del Convento de San Martiño.que se ubicaba en el denominado Hospicio de la Azabachería. Dependía del Colegio de Fonseca.

 Cuando los monjes de San Martiño Pinario lo compraron para ampliar el convento, se levantó este nuevo edificio en la Praza do Obradoiro.

 Hasta hace pocos años se le atribuían los planos al arquitecto Bartolomé Fernández Lechuga, y el patio al prestigioso José de la Peña Toro; pero hasta la fecha se desconoce quien fue realmente el autor de la edificación.



 En su entrada se instaló la portada románico-gótica del antiguo colegio.

undefined
 En el centro de la arquivolta figura la Virgen con el Niño rodeada de numerosos santos.

undefined

undefined

 El tímpano está presidido por la Inmaculada. Sobre la portada encontramos el escudo del fundador, el arzobispo Fonseca.

undefined




Durante buena parte del siglo XX, fue sede de la Escuela Normal de Magisterio.

undefined

 Desde los años 1980 alberga e el Rectorado de la Universidad, en el cual hay  un patio clasicista que hoy vemos acristalad



PALACIO DE RAXOI




 Desde su fundación fue casa consistorial y albergue de los confesores que administraban penitencia a los peregrinos, y cárcel municipal (en los bajos de la parte posterior). Hasta bien entrado el siglo XX continuó sirviendo como residencia de canónigos. Desde la transición democrática alberga la Presidencia de la Junta de Galicia provisoriamente.



   Al lado oeste, frente a la fachada de la catedral, se levanta el edificio neoclásico del Pazo Raxoi, construido en 1766.

 El relieve del frontón, realizado en mármol blanco, describe la batalla de Clavijo, y está coronado por una imagen de Santiago Matamoros.

El edificio se corresponde con un tipo palacial francés desarrollado por François Mansart, en último extremo asentado sobre modelos italianos:

Pazo de Raxoi.jpg

larga loggia porticada, con perpiaños almohadillados, sobre los que se alzan los cuerpos correspondientes, y abrazados por un orden colosal.








Mandado construir por el arzobispo Raxoi en 1766, para residencia de los niños del coro y seminario. Los salones del interior están decorados con pinturas de los siglos XIX y XX.
El palacio alberga actualmente las dependencias del Consello (Ayuntamiento) compostelano y de la Presidencia de la Xunta .


ANTIGUO HOSPITAL REAL




 Cierra el Obradoiro por el lado norte el Antiguo Hospital Real, hospital para peregrinos patrocinado por los Reyes Católicos y edificado a principios del siglo XVI.
Obra cumbre de estilo Plateresco



 La portada plateresca mezcla en su abigarrada ornamentación motivos clásicos con pináculos y doseletes góticos, mientras los santos están representados en los nichos junto con el símbolo con el que les ha identificado la tradición cristiana.
El resto de la fachada contrasta con la portada por su sobriedad, rota únicamente por las gárgolas de la cornisa y por los balcones, añadidos en 1678.

uno de los claustros del emblemático hotel



Patio de la Botica

 El edificio es en la actualidad un lujoso hotel perteneciente a la red de Paradores de Turismo, el Hostal de los Reyes Católicos.



FACHADA DEL OBRADOIRO




 La fachada del Obradoiro, la principal de la catedral, es sin duda la protagonista de la plaza a la que da nombre.
 Construida entre los años 1738 y 1750 por el arquitecto Fernando de Casas y Novoa, se alza entre dos torres gemelas de origen románico convertidas al barroco.
 La verticalidad de la fachada muestra una personalidad propia, al tiempo que integra a las torres en el conjunto, dominado por una imagen de Santiago.
Grandes cristaleras resuelven el problema de la iluminación interior y, en los laterales, casi perdidas en la exuberancia de la fachada, esculturas realizadas por diversos artistas del barroco gallego muestran a los discípulos y familiares de Santiago.

PALACIO DE XELMÍREZ

El Palacio Arzobispal de Xelmirez del siglo XII es una joya del románico civil situada en el costado norte de la Catedral, en la plaza del Obradoiro. Fue mandado construir por el primer Arzobispo de Santiago, Diego Xelmirez, y se destinó a sede episcopal, pues la anterior fue destruida a raíz de las revueltas populares ocasionadas por la subida de impuestos eclesiásticos.




 El Palacio de Gelmírez, que continúa por la izquierda la fachada del Obradoiro, es la joya del románico civil en España.


 Fue construido entre los siglos XII y XIII por iniciativa del ambicioso y emprendedor obispo. La austeridad de la fachada contrasta con el esplendor de las estancias interiores, donde se respira plenamente la atmósfera del medioevo.

 Destaca el refectorio, con seis tramos de bóvedas apoyadas en ménsulas que recogen un auténtico documental en piedra de la vida cotidiana medieval.

 A la derecha de la catedral se levanta el edificio claustral, de planteamientos renacentistas, nacido como solución exterior del claustro.





 En su interior se puede visitar las antiguas cocinas y el magnífico salón sinodal, así como diferentes salas todas ellas reformadas en siglos posteriores.
 Forma parte del Museo de la catedral y desde aquí puedes acceder a las cubiertas de la catedral, visita obligada.



La plaza del Obradoiro, la asocian los gallegos, con el dificil tránsito de una vida a la otra: Muerte, muchos peregrinos morían agotado en el Hospital Real.
        Juicio, en el palacio de Raxoi se imponía justicia y también era carcel.
        Infierno, el colegio de san Xerome resultaba un infierno de profesores y examenes.
        Gloria, la catedral les recibia, al fin, con el Portico de la Gloria.
        Muerte, muchos peregrinos morían agotados en el Hospital Real.

No hay comentarios:

Publicar un comentario