sábado, 31 de octubre de 2015

AÑO JUBILAR DEL SANTO GRIAL


 La Santa sede aprobó que, cada 5 años, Valencia (España) pueda celebrar un Año Santo Jubilar en conmemoración del Santo Cáliz de la Última Cena, que es venerado en la Catedral de Valencia (España).

Santo Grial de Valencia. Foto: Vitold Muratov [CC-BY-SA-3.0], via Wikimedia Commons



 El documento fue firmado por el Penitenciario Mayor de la Penitenciaría apostólica, el Cardenal Mauro Piacenza.

Precisamente el documento está firmado por el Cardenal Cañizares como prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, con fecha del pasado 22 de agosto. Siendo una de las últimas disposiciones firmadas por el purpurado antes de su nombramiento como Arzobispo de Valencia, hecho que ocurrió el 28 de agosto pasado.  Esta última disposición está con fecha del 22 de agosto del 2014, antes que el Cardenal Cañizares fuera nombrado Arzobispo de Valencia por el Papa Francisco el pasado 28 de agosto, según fuentes arzobispales.


De esta manera el Año Santo del Cáliz de Nuestro Señor Jesucristo, será un "tiempo especial de gracia, durante el cual es posible obtener una indulgencia plenaria para la remisión de la pena temporal por los pecados", continúa el documento.
En la actualidad el Vaticano quiere sacar del olvido la copa que supuestamente usó Jesús en la Última Cena.

Por ello el Papa ha concedido el Año Jubilar del Cáliz de Valencia, ciudad que podría convertirse en un nuevo centro de peregrinación internacional.



 El Año Santo Jubilar es un tiempo especial de gracia en el que se puede obtener indulgencia plenaria para la remisión de la pena temporal por los pecados, una vez que se hayan cumplido las condiciones habituales de confesión sacramental, comunión eucarística y oración por las intenciones del Papa. El Arzobispado anunció ayer su intención de promover un camino de peregrinaje que recorra los lugares de la geografía española por los que fue trasladado el Santo Cáliz hasta llegar a la Catedral de Valencia a mediados de siglo XV. Esta propuesta sería vital para completar el sentido religioso e histórico del Año Santo Jubilar que se celebrará cada lustro en la capital del Turia a partir de 2015.





 LA RUTA

 En su itinerario hasta la Catedral de Valencia, la reliquia pasó por parajes tan recónditos como la cueva de Yebra de Besa



 y las ermitas de San Pedro de Siresa, San Andrián de Sásabe, Bailio o Santa Cruz de la Serós, así como por templos como la Catedral de Jaca y el monasterio de Juan de la Peña.



Ahora, un nuevo documental de la productora valenciana Documentart permite conocer todos estos lugares. Como primicia, este trabajo saca a la luz un hecho poco divulgado, que aporta la crónica de cómo durante la Guerra de la Independencia la reliquia fue confiada a un canónigo para que la protegiera y cómo éste la llevó a Alicante.
 El audiovisual, basándose en la información extraída de los Archivos de la Catedral, muestra por primera vez los puntos exactos en los que fue depositado el vaso antes de partir a Ibiza y Mallorca y regresar a Valencia de nuevo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario