martes, 22 de septiembre de 2015

SEGUNDO DÍA DEL PAPA EN CUBA

 Lunes, 21 de septiembre



 -- 8:00 Salida desde el aeropuerto José Martí hacia Holguín. (14:00 hora europea central)

-- 9:20 Llegada al aeropuerto Frank País, en Holguín. 15:20 (15:20 hora europea central)



 -- 10:30 Santa Misa en la Plaza de la Revolución en Holguín. (16:30 hora europea central)

Misa del Papa Francisco en Holguín, en su tercer día en Cuba. Foto: Alan Holdren / ACI Prensa





 En la Plaza de la Revolución de Holguín y en una soleada mañana, el S
 

El Papa alentó luego a dejarse mirar por Dios en la oración y en los sacramentos como la Eucaristía y la Confesión. “Sé con qué esfuerzo y sacrificio la Iglesia en Cuba trabaja para llevar a todos, aún en los sitios más apartados, la palabra y la presencia de Cristo”,


Al presidir esta mañana una multitudinaria en la ciudad de Holguín en Cuba, el Papa Francisco hizo una reflexión sobre la vocación de San Mateo y exhortó a todos los fieles a aprender a mirar a los demás, especialmente a los más frágiles como los enfermos y los ancianos, con la mirada de ternura del Señor Jesús.





Foto: L'Osservatore Romano






-- 15:45 Francisco bendece la ciudad desde la Loma de la Cruz. (21:45 hora europea central)


El Papa Francisco bendecirá la ciudad de Holguín desde la cima de la Loma de la Cruz.
 En esa elevación un fraile de la comunidad franciscana erigió en el año 1790 una cruz de madera.

En 1950 se cambió por el deterioro y en los años 90 se tuvo que volver a sustituir a causa de un rayo. Esta tercera cruz será la que visitará Francisco a las 15,45.



Un coro infantil recibió con "La canción de la alegría” al Papa Francisco en la Loma de la Cruz de Holguín.





Es un monte con una cruz que instaló en 1790 el religioso Antonio de Alegría, prior franciscano de Holguín.



 El Papa bendijo la ciudad y felicitó a los niños por cantar "tan bien”. Les pidió además que no se olviden de rezar por él. Después se lanzaron unos globos al aire.







  -- 16:40 Parte desde el aeropuerto de Frank País hacia Santiago de Cuba. (22:40 hora europea central)

 -- 17:30 Llegada al aeropuerto Antonio Maceo, en Santiago de Cuba. (23:30 hora europea central)














 -- 19:00 Encuentro con los obispos en el seminario de San Basilio Magno (01:00 hora europea central)




- 19:45 Oración a Nuestra Señora de la Caridad con los obispos y en la basílica menor del Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre, en Santiago. (0045:00 hora europea central)


El Papa Francisco, de rodillas como un fiel cariñoso se postró ante la pequeña estatua de la Virgen de la Caridad del Cobre en la Basílica menor del Santuario.


 El Papa en silencio rezó delante de la imagen y le trajo un ramo de flores.









 Después recitó una oración a la Patrona de Cuba (entera aquí), a la que pidió por “la reconciliación del pueblo cubano disperso por el mundo”. “Haz de la nación cubana un hogar de hermanos y hermanas”, prosiguió el Papa.


 Cuenta la tradición de la Isla que tres pescadores (dos indígenas y un esclavo negro) encontraron la menuda estatua de madera en las aguas de la Bahía de Nipe en 1606. Desde entonces, la historia cubana política y religiosa está vinculada a la Virgen de la Caridad. Benedicto XV la declaró patrona de Cuba a petición de los patriotas independentistas católicos.
Pope Francis prays at the basilica of Our Lady of Charity of El Cobre -patron saint of Cuba- in El Cobre, Santiago de Cuba on September 21, 2015. Santiago, the last stop on Pope Francis's Cuban tour, is known for its revolutionary history, its rum and the troubadours who have infused the Caribbean island's music with their tropical beats.  AFP PHOTO / FILIPPO MONTEFORTE
Juan Pablo II en 1998 la declaró “Reina de Cuba” en la histórica misa hecha en la Plaza de la Revolución de La Habana.



 Después de la oración, el pontífice recibió como regalo de los obispos una réplica de la imagen de la Virgen del Cobre.

Enlace permanente de imagen incrustada

Al concluir, Francisco encendió un gran cirio blanco junto a la imagen y dejó el especial regalo que llevó hasta ahí: un florero de plata con flores con tallos de plata y pétalos de cerámica.



  Por último, se dirigió abordó un autobús rumbo al Seminario San Basilio Magno de Santiago de Cuba, donde cenó en privado con los obispos y el séquito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario