viernes, 4 de septiembre de 2015

RITOS DE LOS PEREGRINOS A GUADALUPE

El primer documento (documento, no piadosa leyenda) que nombra un hospital de peregrinos en Guadalupe data de 1327. Clérigos, reyes, santos, cardenales, nobles, literatos, obispos, navegantes, cautivos rescatados, frailes y pobres agraciados han poblado los 12 caminos de peregrinación de Guadalupe durante más de siete centurias.
 Los ritos más frecuentes practicados por estos peregrinos al llegar al famoso santuario son:

 1. Hincarse de rodilla en los humilladeros que se alzan al término de los caminos de peregrinaje: el humilladero de la Santa Cruz, el humilladero de san Blas y el humilladero de santa Catalina.



 2. Santiguarse con agua bendita y tocar las cruces que se hallan en las pilas de la nave de santa Ana.



 3. Tocar las piedras que hay a la entrada de la basílica, en el arco llamado Porta Coeli, a ambos lados de la escalinata que sube a la basílica. Estas piedras, protegidas por doble enrejado, pertenecieron al sepulcro donde estuvo enterrada la sagrada imagen.




4. Subir al camarín y rezar una Salve ante la imagen de Nuestra Señora.

 5. Rezada la Salve se suele besar la reliquia del manto de la Virgen y depositar la manda o promesa.

 6. Recorrer de rodillas las crujías del claustro mudéjar, siguiendo el camino que lleva la carroza de nuestra Morenita el día 8 de septiembre, y



 7. Pasar la noche en vela de oración ante la sagrada imagen de Santa María.

Fuente. monasterioguadalupe.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario