domingo, 13 de septiembre de 2015

ETAPA 20 DE LA VIA DE LA PLATA

CALZADA DE BEJAR -- FUENTEROBLE DE SALVATIERRA


LA CALZADA DE  BEJAR


Dejamos la localidad para llanear durante seis kilómetros por el valle del Sangusín.


 A la izquierda, a lo lejos, las Batuecas y la Sierra de Francia. A la derecha, las sierras de Béjar y Candelario.

 El recorrido está jalonado por varios miliarios. Entre ellos el número CXLII, que se encuentra de nuevo a la orilla del río Sangusín tras su periplo como adorno en el Ministerio de Obras Públicas (Km 19,2).



 Salimos al asfalto durante un corto trecho y tomamos un camino que nos llevará hasta Valverde de Valdelacasa, en cuyo término se debió situar la mansio ad Lippos

VALVERDE DE VALDELACASA

Aquí nos reciben unos cruceros y la iglesia de Santiago. No tardamos en cruzar Valverde de Valdelacasa, que luce algunas esculturas jacobeas, para tomar la carretera que nos conduce, en ascenso, hasta la siguiente población: Valdelacasa, donde alcanzamos los 950 metros de altitud.

por la calle Salas Pombo, hasta llegar así a la Iglesia de Santiago y al crucero siguiente de los otros 5 que hay en la villa.


Valverde de Valdelacasa. Foto ayuntamiento.org.







No tardamos en cruzar Valverde de Valdelacasa e iniciamos el ascenso hacia Valdelacasa, nos esperan cuatro kilómetros de subida por carretera hasta llegar a la pequeña localidad situada en la cima de un cerro.


 En la salida del pueblo, en un parque




 nos encontramos con una simpática escultura de un peregrino realizada en metal, junto a esta una pequeña área de descanso donde parar a comer algo.


 Seguimos la carretera arriba, y nos sorprende el murmullo de lo que parece un diálogo en un huerto junto a la carretera. Un hortelano habla y habla, pero no vemos a su interlocutor. Cuando llegamos a su altura vemos que les habla a sus perales. Ciertamente los frutales saben escuchar. ¿Qué será más meritorio hablar a estos perales o a algunos alcornoques de dos patas?.



 Continuamos por carretera algo mas de dos kilómetros hasta llegar a la siguiente localidad Valdelacasa.




A la entrada de Valdelacasa


VALDELACASA

Famoso por pertenecer a la vetona cultura de los verracos, sus primeros poblamientos datan del Neolítico.
Muchas casas de graito


 Su iglesia llamada del Dulce nombre de María se fue ampliando y reestructurando entre el siglo XVI y el XVII, momento en el que se terminaron las bóvedas.


En su interior nos aguarda la sacristía que guarda una preciosa reja que protege el archivo y el joyero parroquial labrado por Matías López.

El recinto resulta de una gran belleza, sobre todo, si se mira hacia arriba y se observa detenidamente el techo de madera, único en la comarca.
 También son interesantes un grupo escultórico de la Virgen, Sta. Ana y el Niño (siglo XIV) y un sarcófago (siglo XV).

Poe la calle camino Real de la Plata nos encontramos con
Ermita de San Antonio





 y siguiendo de frente abandonamos el pueblo y más adelante dejamos el asfalto por la izquierda.

Vamos finiquitando los últimos seis kilómetros de la jornada entre robledales.

Fuenterroble de Salvatierra, Salamanca, España
 Aún habrá tiempo para más sorpresas, como la que nos depara el miliario CXLVIII, repuesto en el bautizado como Bosque del Peregrino (Km 28,8).




Cartel



Aún retornamos una vez más a la carretera para alcanzar finalmente Fuenterroble de Salvatierra


FUENTERROBLE DE SALVATIERRA

Se trata de un pueblo de tradición peregrina pues por él pasa la Vía de la Plata y acoge un museo en honor a esta vía, antes de arrieros y ahora de peregrinos así como un albergue de peregrinos dirigido por Don Blas Rodriguez, el cura de la parroquia, que constituye el epicentro del Camino de Santiago del sur.




 Su arquitectura se caracteriza por la pizarra, utilizada en la construcción tradicional de sus edificaciones.

 Entre sus monumentos, destaca la iglesia gótica de Santa María la Blanca, del siglo XV, con un retablo atribuido al escultor Churriguera









 También una pequeña ermita, bajo la advocación del Santo Cristo del Socorro.





También cuenta con el pequeño Parque Temático de la Vía de la Plata, muy cerca del albergue parroquial.

Los restos de calzada romana se conservan en buen estado, así como los dos miliarios que se pueden encontrar a las afueras del pueblo



  El albergue está situado en la misma iglesia. Hay un montón de gente trabajando por amor al arte y sacerdotes de paisano que se encargan de la iglesia y del albergue. Está muy cuidado, aunque es algo viejo



Fotos de internet

No hay comentarios:

Publicar un comentario