sábado, 19 de septiembre de 2015

ETAPA 21 DE LA VÍA DE LA PLATA

FUENTERROBLES DE SALVATIERRA -- MORILLE

FUENTERROBLES DE SALVATIERRA




Salimos del albergue hacia la derecha por la calle Conejal y continuamos por la carretera en dirección a Casafranca.

 Pasados 1.300 metros dejamos por la derecha la superficie dura del asfalto, que cambiamos por el piso suave de una amplia vereda, los toros y las vacas se veían en la distancia pastando tranquilamente, pasando de mi presencia.

En línea recta se llega al lugar conocido como la Fuensanta, donde se pueden apreciar los restos de un antiguo monasterio.
 El paisaje lo forman algunas encinas diseminadas por el pasto y dos cercas de hormigón y alambre que delimitan la anchura del cordel.
 En una hora llegaremos hasta el arroyo de Navalcuervo y tras un pequeño repecho a un encinar donde se alza una cruz de madera y una choza construida con ramas.


Cruz de madera




 Seguimos entre las encinas y después de una portilla giramos a la izquierda y cien metros más adelante a la derecha.
 Unas flechas en la cancela de la finca nos invitan a entrar, aunque es mejor continuar por fuera y siempre paralelos a la valla.

Resultado de imagen de fuenterrobles de salvatierra el arroyo de Navalcuervo
Avanzando por ella llegaremos a un cruce de caminos (Km 10,2).

 El de la izquierda se dirige a Navarredonda de Salvatierra pero continuamos de frente y ascendemos durante otro kilómetro hasta tomar una senda que aparece sobre la pista, a mano izquierda (Km 11,1).





Por esta senda iniciamos la ascensión final al Pico de la Dueña, a 1.169 metros de altitud y coronado por una cruz de Santiago que se encargó de subir el párroco de Fuenterroble, Blas Rodríguez.


La ascensión hasta el pico, la cota más alta desde Sevilla, no es la más fidedigna a la vía romana, ya que es inverosímil que su trazado se planteara por aquí. Son más de tres kilómetros y medio, no muy duros.



 A la altura de los aerogeneradores parece haber concluido la ascensión pero aún quedará un trecho hasta la cima. Junto a la cruz hay un excelente lugar para degustar las viandas recreándonos con las vistas del campo charro (Km 14,8).



Descendemos en medio del robledal por una senda de piedra suelta que enlaza con la DSA-204 (Km 15,9). Siguiéndola pasaremos junto a la dehesa La Dueña, donde se crían toros de lidia.


No en vano estamos en el campo charro, comarca salmantina famosa por sus ganaderías. Más adelante podremos evitar el roce del asfalto caminando por alguna de las rodadas que surgen a la izquierda de la carretera.

Alcanzaremos el puente sobre el arroyo Mendigos

Doscientos metros más adelante se encuentra la finca Calzadilla del Mendigos, cuna de la ganadería brava Montalvo.

Nuestro periplo carretero se alarga durante 4 kilómetros de falso llano hasta llegar a un cartel que señaliza San Pedro de Rozados (Km 25,5).



Dejamos la carretera por la izquierda y, tras un repecho y su consiguiente descenso, llegamos hasta esta localidad.


SAN PEDRO DE ROZADOS




Próximo a la capital salmantina se encuentra este pequeño y pintoresco pueblo de casas blanqueadas que se aprietan unas con otras como si quisieran protegerse de los extremos climatológicos de la tierra. Lo más interesante es un pequeño campanario de cierto valor artístico, que ha sido restaurado con gran acierto.


La legendaria Iglesia de San Pedro del siglo XVII construida en piedra,





 y dedicada a San Pedro con su gran portón de madera y su campanario todavía hoy funcionando de forma manual, junto con una bonita espadaña de cuatro cuerpos.



Vamos hasta la panadería y giramos a la derecha por la avenida Comuneros para abandonar el pueblo por una larga recta.
 El comienzo es extraño, ya que, habituados a partir en dirección norte, estamos avanzando hacia el este. Dejamos las últimas casas atrás y en unos cientos de metros cruzamos una carretera.

Tras ella, a tan sólo 300 metros, giramos a mano izquierda y recuperamos en parte el rumbo



 Decidimos continuar hacia Morille ya que está tan solo a unos 4 km aproximadamente. Este pueblo no tiene tantos servicios como San Pedro,

MORILES - SALAMANCA



MORILLE


Las indicaciones nos llevan hasta una plaza, una fuente es lo primero en avisar, sedientos nos abalanzamos hacia ella, junto a esta, el ayuntamiento,





y una escultura de hierro, que homenajea a la vieja maestra, es una bonita obra forjada en hierro.



Cercano a la plaza se encuentra el albergue de peregrinos.



 El albergue es pequeño, unas 8 plazas en literas y una cama individual, junto con un baño con plato de ducha. Dispone de agua caliente y calefacción eléctrica

Un descanso y paseo por el pueblo, terminando el día  para mañana entrar en Salamanca.
El paseo por el pueblo fue de lo mas calmado y tranquilo, sus casas se veían bastante reformadas.


El aspecto del pueblo es muy limpio y cuidado, repleto de plantas con flor en los portales de sus casas, dándole un aspecto alegre.


 Su iglesia permanecia cerrada y no pude visitarla, es la de San Antonio, del Siglo XVI, de estilo renacentista.

Tenía interés por ver su retablo mayor, de estilo renacentista, también guarda en su interior una interesante tabla flamenca de inicios del S. X

Palacio de los Maldonados



Fotos de internet

No hay comentarios:

Publicar un comentario