jueves, 10 de septiembre de 2015

CAMINO PRIMITIVO COMPOSTELANO 4ª ETAPA

TINEO -- POLA DE ALLANDE





TINEO

Salimos del albergue Mater Christi y giramos a la derecha por la travesía de Jesús Evaristo Casariego para descender hasta el Ayuntamiento.


 Es posible desayunar en cualquiera de los bares de alrededor o en la cafetería del hotel, que abren desde bien temprano.


Pasada la casa consistorial giramos a la derecha por Calvo Sotelo, que deviene en la avenida González Mayo.

Vehículos aparcados en zona azul en la avenida González Mayo, en Tineo.
Tras 150 metros subimos a la derecha por Venera de la Conda, que desemboca a su vez en la calle de la Fuente.

Alcanzamos en breve la capilla y la fuente de San Juan, donde hay un par de mesas y bancos para el descanso.






Si no llevamos agua en la cantimplora es el momento de llenarla, la necesitaremos más tarde.

 Pronto se termina el pavimento y, a mano izquierda, tomamos un camino entre caducifolias para cruzar el regueiro de Robleu (Km 2,4).


 Continuamos junto al mirador de Letizia, donde vive el último de Filipinas, en alusión a su propietario Pana, vecino de la Villa.



 En este recorrido por la sierra tinetense, que avanza por la falda del monte Brañugas (1.016 mt) y el pico Navariego, cada paso merece una pausa. La sucesión interminable de lomas se extiende hasta las cumbres leonesas.

Al frente también se distingue el Puerto del Palo, que hollaremos mañana, y las primeras estribaciones gallegas.

 Pasamos junto a un depósito de agua (Km 3,5), siguiendo el tendido ascenso por los bellos parajes de La Freita y el Rebuchar hasta el collado de La Guardia (Km 5,4).

Tomamos la pista asfaltada hacia la izquierda y la dejamos por la derecha pasados 150 metros. El camino herboso rodea el pico de Puliares junto a los pozos de La Llamavieya y del Ruxidor. Llegamos al rato a una pista de hormigón que desemboca en la carretera de Cerezal y descendemos hasta la AS-350 a la altura del caserío de Piedratecha.

PIEDRATECHA


Seguimos la AS-350 durante varios minutos y la abandonamos junto al arcén izquierdo.
 El sendero desciende por toda una delicia de bosque caducifolio y nos planta junto al desvío que lleva al monasterio de Santa María La Real de Obona.


 Se encuentra a tan solo 350 metros y recomendamos visitarlo, aunque esta joya benedictina del siglo XIII corre aún peor suerte que el de Cornellana. Alfonso IX, el mismo que concedió la Carta Puebla a Tineo en 1214, ordenó por decreto ?que cuantos caminen a Santiago de Galicia lo hagan pasando por su puebla de Tineo y por su monasterio de Obona? (Km 9,2).

 De nuevo en la bifurcación, giramos a la izquierda y proseguimos nuestro camino. Sobre la sombría vaguada tenemos una vista fabulosa de la aldea de Obona, asentada a media ladera. La pista desemboca finalmente en Villaluz, aldea de la parroquia de Obona.

VILLALUZ

  Encontramos un merendero y una fuente antes de salir a la carretera TI-3.

Por esta vía atravesamos una a una varias aldeas de la parroquia de Obona, como son Vega del Rey (Km 11,8) , Berrugoso y Las Tiendas (Km 13) para alcanzar finalmente Campiello,



CAMPIELLO


 donde podemos hacer una merecida pausa en Casa Ricardo o Casa Herminia, que cuenta también con albergue.

Fotografía del Albergue Casa Herminia
Aquellos que vayan a hacer la variante de Hospitales deberán hacer noche aquí o en Borres, población también provista de bar y albergue.

Continuamos por la TI-3 pasando por El Fresno, con su capilla de la Magdalena,


 que contiene una talla románica del mismo nombre y El Espín.

 Una senda herbosa conduce hasta Borres

BORRES
. Dejamos el desvío del albergue, situado en la parte superior bajo la carretera, y llegamos hasta el Barín de Borres, que abrió en 2013 y donde se recogen las llaves del albergue (observaciones).


Fotografía del Albergue Santa María de Borres
Los peregrinos que se dirijan a Pola de Allande, distante 11,4 kilómetros, pueden pernoctar o continuar la jornada.

Tras el Barín subimos a la AS-219 y la cruzamos de frente para seguir el ascenso por una pista de cemento.
Fabuloso el paisaje que dejamos a la salida de Borres. Tras sus tejados se extiende ya el trecho recorrido, la metáfora del gran poema de Machado: ?Al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar?.

Una pista forestal recorre la linde de un pinar y llega junto al desvío que se dirige al Puerto del Palo


por la conocida variante de Hospitales (ver observaciones).

Doscientos metros más adelante se encuentran las primeras casas de Samblismo, aldea de la parroquia de Borres.
SAMBLISMO

Cruzamos la AS-219 y despedimos Samblismo por una pista pavimentada que nos acerca hasta La Mortera, perteneciente a la parroquia de Santiago de Cerredo.


LA MONTERA
 Pasado el río La Mortera tomamos una senda herbosa que asciende hasta la carretera.

El baile camino-carretera se prolongará durante los siguientes kilómetros y, tras salvar la AS-219 por un túnel, subiremos hasta Colinas de Arriba, también de Santiago de Cerredo.


COLINAS DE ERRIBA

En unos cientos de metros dejamos de nuevo la AS-219, ésta vez por la izquierda, y bajamos hasta el río Villaverde, que cruzamos gracias al puente decorado con la inscripción ?2010. José Pérez Satorrio?. Subimos hasta una pista pavimentada que vuelve a desembocar en la carretera.

 Por ella coronamos fácilmente el alto de Porciles, a 773 metros de altitud.

PORCILES

 A la entrada de esta parroquia nos recibe el Bar San Roque y casi a la salida del pueblo encontramos el Bar Casa Boto.


 Nada más pasar éste último soltamos la AS-219 por la izquierda y descendemos con brusquedad hasta el río Porciles.


 Pasado el cauce sobreviene un duro tramo, donde unos escalones ayudan a superar el desnivel, que trepa otra vez hasta la carretera.

LAVADOIRA

Hasta aquí se extiende el Concejo de Tineo.
Justo antes de llegar al cartel que anuncia la entrada al de Allande, dejamos la carretera por el arcén izquierdo y tomamos un camino que desciende hasta Ferroy por la falda del Pico Corona.

FERROY

Cruzamos la población y salimos a la AS-217, que dejamos de inmediato por la izquierda.

 Un buen atajo a la vera del regueiro del Caleyo nos planta a la entrada de Pola de Allande.



POLA DE ALLENDE



Pasamos junto a Villa Rosario y encontramos de seguido el albergue de peregrinos.


Fotografía del Albergue de Peregrinos de Pola de Allande


No hay comentarios:

Publicar un comentario