martes, 8 de septiembre de 2015

CAMINO COMPOSTELANO PRIMITIVO 3º ETAPA

SALAS --  TINEO




SALAS

 Si hemos pernoctado en el albergue municipal, progresamos hasta la cercana calle del Puente para cruzar el río Nonaya y giramos a la derecha por la avenida principal hasta la plaza de la Campa.

 En ella pasamos bajo el arco que une el palacio de Valdés Salas con la torre medieval.


 Unos metros después tomamos la calle Ondinas, que nace a mano derecha y, entre frutales, nos adentramos en una reconfortante vereda que marcha a la vera del Nonaya.


Vamos ganando altura por este tramo tan fotogénico, cruzando el puente de Borra



(Km 2,5) y posteriormente el de Carcabón (Km 3,3) .



Siglo XVII- XVIII

La humedad reinante por la proximidad del río Nonaya y la riqueza de su terreno favorece la existencia de vegetación por doquier dando lugar a la creación de figuras con el musgo que se recrea incluso sobre los troncos de árboles vencidos por la climatología o por su propia naturaleza.

 Tras éste último pontón sobreviene una fuerte pendiente que nos planta en la N-634.



Continuamos en picado ascenso y culminamos la subida por una pista paralela a la autovía. Llegamos así a Porciles, aldea de la parroquia de Bodenaya.





 PORCILES






BODENAYA





Tras el crucero y la iglesia de Santa María,



 giramos a la derecha para llegar al albergue de peregrinos que fundó Álex, ya un histórico del Camino Primitivo.


En verano de 2007 instauró en esta parroquia asturiana la hospitalidad jacobea más tradicional y desde entonces las puertas de su casa están abiertas a los peregrinos. David Carricondo cogió el testigo de Álex a principios de 2015.

Albergue de Bodenaya

 Cruzamos la N-634 tras el albergue y nos alejamos de la población para alcanzar en breve La Espina.


LA ESPINA


 Pasado el tanatorio bajamos a la carretera, donde se encuentran todos los servicios.



 Juan Uría señala en Las Peregrinaciones a Santiago de Compostela que "en La Espina existían, por lo menos, dos hospitales".


 Uno bajo la advocación de San Pedro y el otro dependiente de la mitra compostelana. También según sigue relatando Uría, de La Espina partían dos itinerarios diferentes: el que seguimos hacia Tineo y Pola de Allande y otro que conducía hacia la costa para unirse con el Camino del Norte.

Puente de La Espina, camino de Tineo, en el Camino Primitivo
El itinerario pasa junto al albergue El Cruce, regentado por Carmen e inaugurado en junio de 2013.

Al dejar La Espina, en la rotonda, tomamos por la derecha una senda que avanza junto a un murete de piedra.

 A partir de este punto, durante gran parte del año, el barro comienza a tomar protagonismo.

LA PEREDA
Alcanzamos en un santiamén La Pereda, la parroquia más oriental del concejo de Tineo, donde se encuentra la ermita del Cristo de los Afligidos


 Giramos a la derecha junto al templo y ascendemos hasta la fuente del Reconco, situada en el barrio del mismo nombre.

A media ladera las vistas de la planicie son inigualables.


El camino conduce a varias aldeas o barrios pertenecientes a la parroquia de La Pereda, como El Espín, Bedures (Km 12,2) , donde en una vaguada vemos el molino más fotografiado del Camino Primitivo, y La Millariega, cuyo núcleo se asienta bajo nuestros pies.

EL PEDREGAL


 donde nos recibe un imaginario perro guardián convenientemente atado.

 El itinerario desciende hasta la AS-216, donde se encontraba el bar que cerró a finales de 2013. A la salida de esta parroquia tinetense, tras pasar el p.k 4, dejamos la carretera por la derecha junto a un crucero.

A 100 metros torcemos a la izquierda, decididos a enfrentarnos de nuevo al barro, esta vez magnificado con una buena dosis de agua incluida.

SANTA EULALIA

 Santa Eulalia, sin apenas referencias de por medio, se asienta bajo la sierra de Tineo, con vistas a mano izquierda de la sierra de La Curiscada y del polígono del mismo nombre.



 Sin acceder a esta parroquia, justo antes de llegar al cementerio, nos desviamos a la derecha.


Ascendemos un trecho, dejando a mano izquierda la aldea de Zarracín, y cruzamos el río Ferroiro. Como a medio kilómetro pasamos junto a las primeras casas de San Roque



y acto seguido rodeamos el campo de fútbol para llegar al Campo de San Roque, donde se emplaza la ermita de este santo caminero.

En esta explanada se celebra a mediados de agosto el día grande de San Roque, que incluye una comida popular y un campeonato de bolos.


 Continuamos por el paseo de los Frailes y, justo antes de llegar a la estatua del peregrino, levantada en 2004 y donde sobre el reloj solar puede leerse: "viator horam aspice et abi viam tuam" (caminante, mira la hora y continúa tu camino). Giramos a mano izquierda para descender hasta el albergue de peregrinos.



TINEO




 Fue bautizado Mater Christi en memoria del antiguo hospital que hubo en Tineo, en el cual los peregrinos veneraban a Santa Ana.

Fotografía del Albergue Mather Christi de Tineo


No hay comentarios:

Publicar un comentario