domingo, 13 de diciembre de 2015

JUBILEO DIOCESIS DE MADIRD

PUERTA SANTA DE LA CATEDRAL DE LA ALMUDENA


 El arzobispo de Madrid abre mañana la Puerta de la Misericordia en la catedral de la Almudena.

Catedral de la Almudena (Madrid) 25.jpg
 El sábado, 12 de diciembre, vísperas del tercer domingo de Adviento, arranca el Año de la Misericordia en la diócesis de Madrid con la apertura de la Puerta de la Misericordia en la catedral de la Almudena

. Presidida por el arzobispo de Madrid, monseñor Carlos Osoro, la ceremonia dará comienzo a las 19:00 horas en la cripta de la catedral (c/Mayor, 90) con el saludo, la monición inicial, la proclamación del Evangelio y la lectura de la parte inicial de la bula de convocación Misericordiae Vultus, todo ello siguiendo el guión litúrgico elaborado por Roma.



 A continuación, el prelado, acompañado por los sacerdotes concelebrantes, subirá en procesión por la Cuesta de la Vega, hasta llegar a las puertas de la catedral entrando por la calle Bailén.

Durante el trayecto, se cantarán las letanías. Una vez llegados al exterior del templo catedral, y ante la puerta principal que constituye la Puerta de la Misericordia y estará cerrada, el obispo invocará la apertura de la misma.





Las claves del Año de la Misericordia en Madrid


«Abrid las puertas de la justicia, entraremos para dar gracias al Señor», ha dicho para luego empujar las puerta entre aplausos de los fieles. Tras él han cruzado la Puerta Santa el arzobispo emérito de Madrid, el cardenal Antonio María Rouco Varela; el nuncio de Su Santidad en España, monseñor Renzo Fratini; el obispo auxiliar, monseñor Juan Antonio Martínez Camino; los vicarios, y numerosos sacerdotes. Venían en procesión, cantando letanías, desde la cripta de la catedral, donde se había leído la parte inicial de la bula de convocación Misericordiae Vultus.

Monseñor Osoro anima a acoger, cultivar y anunciar la misericordia tras abrir la Puerta Santa

A continuación procederá a su apertura, dando comienzo la procesión de entrada hasta el altar, con el arzobispo portando el evangeliario, y seguido de los concelebrantes, para iniciar la solemne Eucaristía.


Ya en la catedral, se ha celebrado la Misa de apertura del Año de la Misericordia en Madrid, presidida por monseñor Osoro. En su homilía, el prelado ha animado «a atravesar esta puerta, a deteneros en ella unos momentos, y sentir en lo más profundo del corazón cómo, entrando por Cristo, en Cristo y con Cristo,




estamos dispuestos a vivir con todas las consecuencias el paso por esta puerta de Verdad, de Vida, de Amor, de Misericordia; que no es más que mostrar con nuestra vida que, lo que Cristo nos da, lo repartimos a quienes nos encontremos en el camino de nuestra vida». «Cristo nos acoge. Cristo no regala su amor», ha aseverado.


Al término de la Misa, monseñor Osoro entregará el Plan Diocesano de Evangelización a representantes de cada vicaría y de los distintos movimientos y asociaciones apostólicas de la diócesis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario