jueves, 11 de agosto de 2016

A LAS CLARISAS DE SIRUELA

Gracias a Dios por Clara  y por vosotras sus hermanas.
     ¡ Muchas Felicidades!




El amor que no puedo sufrir no es digno de ese nombre. Santa Clara



Un día, un hermano le preguntó si estaba sufriendo mucho. Ella le dijo: – Hermano querido, desde que conocí la gracia de mi Señor Jesucristo por medio de su siervo Francisco, nunca más pena alguna me fue molesta, ninguna penitencia fue pesada, enfermedad alguna fue dura.



No hay comentarios:

Publicar un comentario