domingo, 13 de diciembre de 2015

CAMINO FRANCES FONCEBADÓN - PONFERRADA

FONCEBADÓN - PONFERRADA

 

FONCEBADÓN

Despedimos Foncebadón calle arriba, entre muros caídos y la iglesia, cuya espadaña recibe siempre las primeras luces del día.
Foncebadón

A la salida tomamos el camino de la izquierda, que en suave pendiente nos acerca hasta la carretera LE-142, nuestra guía en la etapa de hoy (Km 1,5).

Por una senda paralela a la carretera, que avanza junto a algún bosquete de repoblación, llegamos hasta la Cruz de Ferro.


 Situada a unos exactos 1500 metros de altitud (el techo del Camino Francés en España), no es más que una pequeña cruz de hierro aupada por un desproporcionado mástil de madera.

 De espaldas a la cruz es tradición arrojar una piedra al montón ya levantado.


Un gesto calcado al que hacían los segadores gallegos cuando se desplazaban a Castilla para trabajar en los campos de cereal y también los arrieros y los pastores trashumantes (Km 2,2).

Junto a la cruz se erigió en 1982 una capilla consagrada a Santiago Apóstol.


Desde este punto retomamos la marcha por la senda paralela a la LE-142.

Serbales de Cazadores (Sorbus aucuparia), árbol caducifolio distinguible fácilmente por sus gruesos racimos de bayas rojas, arropan nuestros pasos.

1 növény 8 - 2011.07.20.jpg

 Dos kilómetros y trescientos metros después de la Cruz de Ferro nos plantamos en el refugio de Manjarín, el albergue más peculiar del Camino gestionado por Tomás Martínez, el hospitalero templario.




MANJARÍN



 El tañido de una campana y las señales de humo nos guían hacia su interior. El ambiente de puertas adentro es mejor descubrirlo por uno mismo.
Algo más de 7 kilómetros separan el refugio de Manjarín de El Acebo.

 Salvo alguna curva que se ataja, el itinerario discurre siempre paralelo a la carretera.
 Durante los primeros 3,5 kilómetros se llanea e incluso se sube levemente, dejando a un lado la Base militar de Transmisiones, situada bajo Peña Llabaya y abandonada en 1990.


 ¡En este tramo hay se encuentra el bar móvil La Parada, que suele abrir de abril a finales de octubre! La senda es pedregosa y en fuerte pendiente (se recomienda a los ciclistas que desciendan por la carretera).


Tras esos siete kilómetros, el Camino se presenta en El Acebo, la primera localidad de El Bierzo

EL ACEBO



Documenta Juan Uría que los vecinos de esta localidad estuvieron libres de impuestos a cambio de colocar ochocientas estacas para indicar el camino a los viajeros.
 En este núcleo berciano rodeado de piornos y pastos, un hotel, una tienda donde comprar bocadillos y un mesón permiten un paréntesis en la etapa que ya hemos completado en más de un 40%.


 Saliendo de El Acebo nos topamos con una gráfica escultura realizada por Eulogio Pisabarros en memoria de Heinrich Krausse, peregrino alemán que falleció realizando el Camino. Descanse en paz.



 Anteriormente se seguía por carretera durante casi dos kilómetros hasta Riego de Ambrós.


RIEGO DE AMBRÓS


Iglesia Santa María Magdalena


 Atravesamos Riego de Ambrós de punta a punta (esta población del municipio de Molinaseca tiene unos 600 metros de largo), pasando junto a la plaza San Sebastián, donde se encuentra el albergue de peregrinos y la fuente.



Tejados de pizarra y balconadas de madera



 dan paso a una senda, que desciende bajo la sombra de los castaños y el frescor del arroyo de Prado. Ya en campo abierto llegamos de nuevo junto a la carretera (Km 16,4), que volvemos a dejar para iniciar un descenso tortuoso que dejará su impronta en nuestros músculos.



Al pie de la carretera está el Santuario de la Virgen de las Angustias,



 de finales del XVII



 y que cede el paso al puente medieval sobre el río Meruelo, por el que entramos en Molinaseca.



MOLINASECA


 Esta localidad, capital del municipio que también engloba a El Acebo y Riego de Ambrós, cuenta con una buena red de bares y restaurantes, farmacia, panadería, etc.

Iglesia de San NIcolas de Bari





Cruzamos la localidad por la calle Real que desemboca en la avenida de Fraga Iribarne, junto a la LE-142.

Pasamos los albergues y dejamos la compañía de la carretera tras una pista de tenis.



 Giramos a la derecha y tomamos un camino que progresa cerca del río Meruelo.
 Ojo, porque al llegar a la carretera (Km 22,5) no hay que seguir por el paseo paralelo a ésta que pasa junto a la urbanización Patricia.
Un mojón algo escondido bajo el arcén izquierdo de la carretera nos señala la dirección correcta.

Una pista con algún tobogán, molesto a estas alturas de etapa, conduce hasta Campo.

CAMPO


Poblado ya en la Edad Media,
 Campo cuenta con una fuente romana,




 la ermita del Santo Cristo,



 la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Encina


La iglesia parroquial de Campo (de Santa María de Campo, nombre oficial) es una de las iglesias mejor conservadas de todo El Bierzo.

Data de 1691. Tiene tres naves separadas por pilares y arcos de medio punto.
 Detrás del [[presbiterio (arquitectura)|presbiterio]] se añadió en el S.XVIII un camarín.
 Su campanario es una clásica torre barroca con capacidad para ocho campanas de bronce.
Alberga dos perfectamente conservadas.
Su retablo cobija la imagen de la Virgen de la Encina, que disputa a la de Ponferrada su primogenitura.
 A los pies de la iglesia se levanta un encina milenaria de 5 metros de altura y 7 metros de perímetro tronca


 Dejamos Campo junto a la vega del río Boeza, que fluye a la derecha.
Varias barriadas nos escoltan hasta cruzar el río (Km 26,4) y cuatrocientos metros después salvamos las vías para finiquitar en breve la vigésimo segunda etapa.



Ponferrada y el albergue parroquial de San Nicolás de Flüe nos reciben.


 

Fotos de internet

No hay comentarios:

Publicar un comentario