miércoles, 19 de agosto de 2015

BASÍLICA DE SANTA MARÍA DE KRAKOW II

INTERIOR DE LA BASÍLICA

La basílica de Santa María de Cracovia,
en Polaco: Kościoł Mariacki, es una iglesia de estilo gótico, situada en la plaza del mercado principal, de la antigua capital de Polonia.


 Comenzada en 1355 por los vecinos de Cracovia para rivalizar con la Catedral de Wawel, la construcción hecha de ladrillos duró todo el siglo XIV con tres naves y dos torres cuadradas que fueron acabadas en los años 1400 y 1406.

La más alta (80 m), acaba con un casco gótico puntiagudo y fue adornada por una corona dorada en el 1666.

 Desde la parte superior de esta torre cada hora un trompetista toca el Hejnał mariacki, una melodía tradicional polaca se transmite a mediodía a través de la radio, y en todo el país.

 Dice la historia que, un día de 1241, cuando el trompetista tocaba el Hejnał mariacki para indicar que se acercaban los tártaros y que debían cerrarse las puertas, una flecha disparada por un arquero invasor atravesó la garganta del joven, que murió de inmediato. Desde ese momento, la melodía se siguió tocando diariamente, pero interrumpiendo el son en medio de una nota.



 Por esto se la conoce como la torre Hejnał.
 La torre más baja (69 m) a la cual se le añadió un elemento renacentista en el siglo XVI sirve como campanario de la iglesia.

 Se puede subir a lo alto de esta torre por una escalera de 239 escalones para tener no sólo una hermosa vista de la ciudad, sino para acceder a la sala de los trompetistas y ver la placa de madera donde están grabados los nombres de los primeros "magos de la trompeta".


 En la fachada principal hay un pórtico barroco pentagonal diseñado por Francecso Placidi construido en el siglo XVIII.


Esta basílica es una de las más bellas e imponentes de Europa y, sin duda, una de las más famosas de Polonia.

 La iglesia original era de estilo románico y tenía tres naves y dos torres. Fue reconstruida, en el siglo XIII, en estilo gótico.

basílica Santa María Cracovia Polonia


 En 1365 se hizo una ampliación, y se añadieron cuatro enormes vitrales, de los cuales aún se conservan tres.
 A fines del siglo XIV fue consagrada como basílica.


 En la fachada principal hay un pórtico barroco, y se conservan dos pilas de agua bendita de estilo gótico.

 Una vez en el interior, lo primero que llama nuestra atención es un enorme crucifijo de arenisca que pende del techo.

 En el Gran Altar (Oltarz Mariacki) se encuentra el retablo de madera más grande de Europa, realizado por el escultor gótico Veit Stoss entre 1477 y 1489.



El retablo está ornado con 200 esculturas que representan a la Virgen María con los apóstoles, la Sagrada Familia, el árbol familiar de María y la ascensión de la Virgen.


La escena central representa la muerte de la Virgen María, en presencia de los doce Apóstoles. Se trata del mayor retablo gótico de Europa.




 Esculpido a finales del siglo XV, fue renovado en los siglos XVI, XIX y XX. Después de ser trasladado en la 2ª Guerra Mundial, fue devuelto a Cracovia en 1946.

  El interior aloja dos piezas de renombre esculpidas por Veit Stoss. Un retablo de madera, el más grande de toda Europa, tiene 12 m de longitud y 11 de alzada, y fue tallado entre 1477 y 1489,


Y también cuenta con un gran crucifijo de arenisca.



 Se puede ver una placa conmemorativa en honor a Juan Pablo II, que fue arzobispo de la ciudad antes de ser papa.

 basílica Santa María Cracovia









No hay comentarios:

Publicar un comentario