jueves, 28 de marzo de 2013

UN VERDADERA CENA DEL SEÑOR

INSTITUTO PENAL DE CASAL DEL MARMO  ROMA

Queridos amigos, les presentamos una noticia y unas fotos realmente hermosas. Compártanlas con sus amigos, háganles este regalo de las palabras y los gestos del Papa Francisco siguiendo los pasos de Jesús.

A ver si entre todos conseguimos que este mundo mejore.
 Esta es la noticia:

Esta tarde, el Papa Francisco celebró la Misa de la cena del Señor para los menores encarcelados en el Instituto Penal de Casal del Marmo (Roma).

 Este gesto de Francisco corresponde a la invitación que nos hace en todas sus homilías: salir de nosotros mismos e ir a las periferias geográficas y existenciales para llevar el amor de Dios a quien más lo necesita.


  En su ministerio como Arzobispo de Buenos Aires, el cardenal Jorge Mario Bergoglio acostumbraba celebrar esta Misa del Jueves Santo en una cárcel, en un hospital o en un hospicio para pobres o personas marginadas.

 Y en su primer Jueves Santo como Pontífice, Francisco ha querido seguir también esta tradición visitando un reformatorio romano. Por deseo del Papa, la celebración se desarrolló en un contexto de gran sencillez.


 La música y los cantos de los jóvenes detenidos acompañaron la Misa, en la que participaron unos 50 reclusos, entre ellos 11 chicas.


En su homilía, el Pontífice recordó que Jesús lavó los pies a sus discípulos, “un gesto conmovedor”. Pedro no comprendía el por qué de esta acción, pero Jesús explicó a sus discípulos que debían seguir su ejemplo. “ Si el Señor, el Maestro ha lavado los pies a sus discípulos – dijo el Papa – también ustedes deberían hacer lo mismo.


 Es el ejemplo del Señor. Él es el más importante y lava los pies. Entre nosotros, el que está en un lugar más alto debe estar al servicio de los demás. Y éste es un signo; lavar los pies quiere decir: yo estoy a tu servicio.


 Para nosotros, esto significa que debemos ayudarnos. Ayudarnos recíprocamente: esto es lo que Jesús nos enseña, y esto es lo que yo hago. Y lo hago de corazón – dijo el Papa – porque mi deber como sacerdote y como obispo es estar a vuestro servicio.
 Es un deber que me viene del corazón: lo amo. Y lo amo porque el Señor así me lo ha enseñado”. A veces – dijo Francisco – te enojas con uno o con otro. ¡Olvídalo! Y si te pide un favor, hazlo.


 Esto es lo que Jesús nos enseña. También ustedes ayúdense siempre. Ayudándonos nos hacemos el bien. Que cada uno de nosotros piense: ¿estoy dispuesto a servir, estoy dispuesto a ayudar al otro? Pensemos esto solamente. Y pensemos que este signo es una caricia de Jesús que vino precisamente para esto, para servir, para ayudarnos”.


Después de la homilía, el Papa lavó los pies de doce muchachos detenidos en la cárcel para menores.
 Fue un momento emocionante.
 El Papa se arrodilló seis veces, y cada vez lavó, enjuagó, secó y besó los pies a los dos jóvenes más cercanos.

 Después de la Misa, el Papa saludó a la Familia del Instituto en el gimnasio de la cárcel, y agradeció a los jóvenes su acogida. “No dejen que les roben la esperanza. Siempre adelante con esperanza”, dijo Francisco a los chicos y chicas.
 Los menores le regalaron un crucifijo y un reclinatorio realizados en madera por ellos mismos en el laboratorio artesanal del Instituto Penitenciario.


 Por su parte, el Papa Francisco regaló a todos los tradicionales huevos y “colombe” (dulce italiano) de Pascua. Uno de los jóvenes preguntó al Santo Padre por qué había decidido visitarles en el Instituto Penitenciario. El Papa Francisco contestó que lo impulsó un sentimiento nacido del corazón.



 El Papa dijo que había preguntado: ”¿dónde están los que más me ayudarán a ser humilde y servidor, como tiene que ser un obispo? ¿dónde están aquéllos a quienes les gustará que yo les visite? Me contestaron señalándome Casal del Marmo. Cuando me explicaron cuál es la realidad de este instituto, vine aquí.


Las cosas del corazón no tienen explicación”. Antes de despedirse de los jóvenes, Francisco les pidió que rezen por él.

También el Papa Benedicto XVI visitó este Instituto de Casal del Marmo el 18 de marzo de 2007, donde celebró la Misa en la Capilla del “Padre Misericordioso

No hay comentarios:

Publicar un comentario