viernes, 22 de marzo de 2013

MISA EN LA CAPILLA DE SANTA MARTA





El Papa ha celebrado Misa la mañana del 22 de marzo en la capilla de la Casa de Santa Marta en presencia de basureros y jardineros que trabajan en el Vaticano.

Con este gesto, el Papa Francisco ha querido reconocer la importancia de estos trabajadores y la dedicación con la que realizan su labor.


Terminada la misa, el Santo Padre los ha saludado uno por uno. Luciano Cechetti, responsable del servicio de jardinería y limpieza del Vaticano, explica el trabajo de estas personas que todos los días mantienen limpia la plaza de San Pedro y cuidan con esmero las plantas de los jardines.


 En la homilía, el Papa reflexionó sobre el Evangelio del día, que narra el episodio de los judíos que querían lapidar a Jesús y recogían piedras para hacerlo:



Si tenemos el corazón cerrado –dijo el Papa Francisco-, si tenemos un corazón de piedra, las piedras nos llegan a las manos y estamos dispuestos a lanzarlas contra los demás. Por eso es preciso abrir el corazón al amor.

Como es su costumbre, al final de la Misa el Papa se sentó en los bancos con los demás fieles, en una de las últimas filas, para rezar durante unos minutos.

 El pasado jueves, el Papa celebró la Misa para los dependientes de la casa de Santa Marta.
Foto: Papa Francesco ha celebrato questa mattina la Messa nella cappellina della Casa Santa Marta alla presenza di netturbini e giardinieri che lavorano in Vaticano. Una vera e propria sorpresa per gli oltre 30 dipendenti che hanno accolto con gioia l’invito del Pontefice. E come è solito fare, il Pontefice si è seduto al termine della Messa tra i banchi con gli altri fedeli, in una delle ultime file, per un momento di preghiera personale. 

Foto: L'Osservatore Romano.
Y como hace habitualmente, el Pontífice se sentó en el extremo de la masa entre bancos con otros fieles, en una de las filas de atrás, por un tiempo de oración personal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario