viernes, 8 de diciembre de 2017

EL AÑO DE MURILLO EN SEVILLA II



EL ALCAZAR

 Aunque Murillo no realizó ninguna pintura para el Real Alcázar, sin embargo, su producción artística está relacionada, de forma póstuma, con este edificio.

 En 1810, durante la invasión francesa, el Alcázar fue sede del llamado «Museo Napoleónico», que acogió 999 obras artísticas expoliadas a instituciones religiosas sevillanas, de las cuales, 45 eran pinturas de Murillo.
 Tras la expulsión de los franceses, sólo quedaron 8 obras, entre ella, «San Francisco Solano y el toro»,

Resultado de imagen de san francisco solano y el toro murillo


realizada para el Convento de San Francisco y actualmente expuesta en el Alcázar.



EL ARCHIVO GENERAL DE LA INDIAS


 Murillo mantuvo con el edificio de la Lonja, actual Archivo General de Indias, una estrecha relación, ya que en él se instaló la innovadora Academia de Pintura, fundada por el artista y por Herrera el Joven en 1660 y de la que fue presidente desde 1660 a 1663.

Durante el «Año Murillo», este edificio recupera el espíritu creativo que le otorgaron los dos artistas, mostrando en su interior reproducciones de dibujos de Murillo y de los pintores que asistieron a la Academia de Pintura, como Valdés Leal, Arteaga o Iriarte.

HOSPITAL DE LA CARIDAD

 Murillo estuvo vinculado a la Hermandad de la Santa Caridad tanto de forma personal como profesional y, especialmente, a su hermano mayor, Miguel Mañara.

Fachada del Hospital de la Caridad.jpg

En 1655 ingresó el artista en esta institución y entre 1667 y 1670 trabajó a su servicio, realizando algunas de sus pinturas más relevantes y contribuyendo a convertir la Iglesia de la Caridad en el interior eclesiástico más deslumbrante del barroco español. Actualmente hay siete obras originales suyas y cuatro copias.

Nos acercamos a la calle Temprado, en el barrio del Arenal , a la iglesia del Hospital de la Caridad, institución muy relacionada con el artista

. Realizaría para su iglesia varias obras de motivos caritativos, situadas en los altares de la nave. Son los cuadros de San Juan de Dios ayudado por un Ángel y Santa Isabel de Hungría


Resultado de imagen de EL HOSPITAL DE LA CARIDAD   DE SEVILLA Y EL AÑO DE MURILLO
curando a los tiñosos, mostrando mendigos enfermos, incluso incidiendo en la interpretación realista y desagradable de las llagas, lo que no dejó de suscitar algunas críticas.

Resultado de imagen de EL HOSPITAL DE LA CARIDAD   DE SEVILLA Y EL AÑO DE MURILLO
Hay cuatro copias de cuadros de Murillo  robadas por en la invasión francesa , situadas muros de la iglesia son, Abrahan recibiendo al hijo pródigo, Abrahan recibiendo a los tres ángeles, San Pedro liberado por un Angel, la curación del paralítico en la piscina, Otros cuadros de Murillo en el muro son la multiplicación de los panes y los peces y Moises haciendo brotar agua de una peña. Otros cuadros del autor son San Juan Bautista niño



Resultado de imagen de EL HOSPITAL DE LA CARIDAD   DE SEVILLA Y EL AÑO DE MURILLO
 y la Anunciación El Convento de San Francisco

 El primer encargo importante recibido por Murillo fue la ejecución de un ciclo de pinturas para el desaparecido Convento de San Francisco de Sevilla, que se emplazaba en la actual Plaza Nueva. Estas obras estaban dirigidas a hacer propaganda de las virtudes de la orden franciscana y, por ello, el artista representó a los monjes ejerciendo la caridad y protagonizando milagros y trances místicos. En 1810, con la invasión francesa, las obras fueron incautadas y se dispersaron.

 El Ayuntamiento organizará una exposición temporal en la Avenida de la Constitución entre el 27 de abril y el 10 de junio de 2018.

LA MAGDALENA


 Murillo fue bautizado el 1 de enero de 1618 en la pila bautismal conservada en la actual iglesia de la Magdalena.


 Su relación con este templo fue estrecha durante su infancia y juventud, ya que la vivienda familiar del pintor se situaba en su entorno.
 Allí ingresó en 1644 en la Confradía del Rosario y contrajo matrimonio en febrero de 1645 con Beatriz de Cabrera.
El próximo 20 de diciembre se abrirá la exposición documental «La familia de Murillo y la Magdalena».


LA CASA NATAL

 La casa natal de Murillo estuvo emplazada junto al Convento de San Pablo y ella vivió durante su infancia junto a su padre, el barbero cirujano Gaspar Esteban, su madre, maría Pérez Murillo, y sus trece hermanos.

Aunque se ignora la ubicación exacta de esta primera residencia del pintor, ya que el urbanismo ha sido muy remodelado, pudo estar situada a la izquierda del ábside de la antigua iglesia conventual haciendo esquina con la plaza de San Pablo

EL MUSEO DE BELLAS ARTES

 El Museo de Bellas Artes de Sevilla es el lugar emblemático para el conocimiento de la personalidad artística de Murillo, ya que conserva una de las más importantes colecciones de pinturas del artista. Actualmente acoge la exposición «Murillo y los Capuchinos», con «El jubileo de la Porciúncula»


Murillo BBAA 3



Jubileo-1.jpg


como principal obra. A finales de 2018 se llevará a cabo allí una exposición antológica.

Comenzaremos por el Museo de Bellas Artes , donde se conserva una de sus mejores colecciones.

En la plaza del Museo frente a la entrada está la estatua en bronce del pintor, sobre un pedestal, obra realizada en 1864 por el escultor madrileño Sabino de Medina. Representa al pintor de pie junto a un estrado donde se apoya y sostiene una paleta y un boceto.
La imagen puede contener: 2 personas
En el interior del museo, dirigirse a la planta baja, Sala V, junto al patio en la antigua iglesia del convento. Esta iglesia fue construida para los Mercedarios entre 1603 y 1612, en forma de cruz latina, bóveda de media naranja bellamente decorada y con portada del último tercio del siglo XVIII.

La sala está dedicada al Barroco sevillano, presidiendo en el altar mayor,

Parte del Retablo de los Capuchinos, en el Museo de Bellas Artes de...


 el antiguo retablo de la iglesia de Capuchinos de Sevilla, salvado de la invasión francesa, en el centro la Inmaculada grande “La Colosal”, de 1650. del convento de San Francisco. La Virgen viste túnica blanca y manto azul, conforme a la visión de la portuguesa Beatriz de Silva.

Archivo de Sevilla. Sala central de la exposición 'Murillo y los Capuchinos de Sevilla'. Abajo, entrada a la exposición 'Sevilla, la mirada innovadora'./Juan Flores

En la zona inferior tenemos La Virgen de la Servilleta, una de sus obras maestras. La tradición cuenta que un fraile del convento encarga a Murillo una representación de la Virgen con el Niño para poder orar privadamente en su celda. Murillo acepta, pero solicita un lienzo para realizar la pintura, el fraile le entregó una servilleta, en la que el artista realizó el trabajo.

En los laterales otras de sus obras más conocida es el cuadro de las Santas Justa y Rufina

Resultado de imagen de MUSEO DE BELLAS ARTES DE SEVILLA Y EL AÑO DE MURILLO

, y a la derecha “San Leandro y Santa Buenaventura”, patronos de Sevilla.
 En el segundo cuerpo se sitúa San José con el Niño y San Juan Bautista. En el ático, San Antonio con el Niño y San Félix de Cantalicio con el Niño, Otros cuadros de Murillo en esta sala, provenientes del convento de los Capuchinos y realizados en 1668, son:

La imagen puede contener: una persona
Inmaculada del Coro, “La Niña” y la Inmaculada con el Padre Eterno. San Francisco con el Niño y San Francisco abrazando a Cristo Crucificado. Santo Tomás de Villanueva. La Anunciación. La Adoración de los pastores.




Se puede visitar el convento de Capuchinos,



situado en la Ronda de igual nombre, frente a las Murallas, donde se encuentra el altar al que pertenecieron estas pinturas y donde se quieren colocar las copias de dichos cuadros. En la entrada un azulejo recuerda la estancia del pintor en este convento, donde llegó a realizar 22 obras.

En la planta alta, sala VII, hay una selección de pinturas de Murillo, de San Agustin , San Jerónimo y San Francisco. Junto a ellas, obras de sus discípulos como Meneses Osorio, Núñez de Villavicencio y Simón Gutiérrez, que imponen un estilo que caracterizará la pintura sevillana hasta XVIII.

  CAPILLA DEL MUSEO


 Murillo realizó para la capilla de la Hermandad del Museo una representación de la Resurrección de Cristo que actualmente se conserva en la Real Academi ade Bellas Artes de San Fernando de Madrid, tras haber sido expoliada por el mariscal Soult en 1811.


 Durante el Año Murillo, la hermandad expondrá una reproducción de esta obra.


No hay comentarios:

Publicar un comentario