lunes, 8 de febrero de 2016

PASEO POR EL CASCO ANTIGUO DE MARBELLA



El casco antiguo de Marbella, a pesar de los años, ha podido conservar el encanto de pueblo vetusto. Pueblo de tejas rojas, balconadas decoradas con geranios, encarnadas bugambillas abrazando paredes encaladas entre sus callejuelas estrechas y ceñidos recovecos hererado de la época Nazarí.

Entrar en sus entrañas es volver al pasado, pasado que conservar, pasado que disfrutar, pasado por descubrir en cada calle, en cada casa y en cada piedra.


 CALLE HUERTA CHICA

PLAZA DE LA VICTORIA



Poema de la rana
Había en Marbella una placita pequeña con una fuente preciosa.
Sus surtidores de agua eran ocho ranitas de piedra que alegranan a todo el mundo con sus girgoritos.


Un día, un niño que venía de un lugar lejano dse acercó a la fuente, quiso tocar el agua y se apoyó muy despacito en la ranita más pequeña.

"Un escalofrio recorrió su cuerpo. Notó que podís moverse y tenía vida.
Había sentido el calor de la mano del niño y quisó irse con él.
Se bajó de la fuente y le siguió.
Pero no sabemos si ha podido encotrarle. La ranita nunca volvió.
Estará en algún lugar buscando a su amigo.



Si algua vez en un país lejao encuentras a la ranita, por favor, dile que vuelva a Marbella


En esta plaza también hay un busto de Jaime de Mora y Aragón

Alrededor de esta plaza, calles cortas, calles en sombra, calles adormecidas al mediodía y despierta al atardecer. Calles visitadas por curiosos, turistas y extraños.

Pedraza



PLAZA DE LOS NARANJOS

En la esquina de información y turismo la calle Panaderia
y calle chinchilla

Calle Carmen
img_5616baja.jpg
Subiendo la escalera se puede admirar la plaza de San Bernabé


y bajandò la escalera se llega a la plaza de la Iglesia


Plaza de la iglesia, su fuente rematada en cruz

La portada de la iglesia parroquial de La Encarnación

La muralla del castillo


y la estatua del patrón de Marbella, San bernabé
Alrededor de la iglesia, calles de un solo nombre, "Trinidad", "Soledad", "Gloria", "Caridad", "Carmen".
 No hay nada más reconfortante que recorrer este trozo de pueblo antiguo cautivo de la ciudad moderna que lo atenaza.












Calle Caridad

y se llega a la calle Tetuan

Marbella Restauarantes
y al llegar a Erique del Castillo se puede admirar en la Avenida de Ramón y Cajal

LA BELLA  DEL MAR


 Esta escultura de bronce cuyo autor fue el escultor Amador Braojos, nacido en Totanes, Toledo (España) el 3 de junio de 1947, se encuentra colocada en una fuente en la mencionada avenida en su intersección con el ingreso al Casco Antiguo.

En 1985 se le encarga el proyecto de crear un monumento que se convertirá en el nuevo símbolo de Marbella, “La Bella del Mar”, una fuente a cuya inauguración acudió toda la ciudad.




 En la dedicatoria el Ayuntamiento de Marbella hizo colocar “Homenaje a todos los que con su esfuerzo han convertido a Marbella en la joya del Mediterráneo”.Hasta el año 1976 Braojos de había dedicado a la creación de piezas excepcionalmente bellas, mezcla de bronce, plata y minerales semipreciosos, realizando pequeñas esculturas con sus joyas.

En 1976 decide dedicarse a exclusivamente la escultura en la rama del arte por las que se hace conocer mundialmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario