sábado, 7 de marzo de 2015

UNA MUJER TRABAJADORA DELSIGLO XIX

SANTA BONIFACIA FUNDADORA DE LAS SIERVAS DE SAN JOSÉ



UNA SENCILLA TRABAJADORA EN MEDIO DE LO COTIDIANO

 La madre Bonifacia nació el 6 de junio de 1837 en Salamanca en el seno de una familia trabajadora.


Su primera escuela es el hogar de sus padres, donde Juan, sastre, tenía instalado su taller de costura, por lo que Bonifacia lo primero que ve al nacer es un taller.

 Terminados los estudios primarios, aprende el oficio de cordonera, con el que comienza a ganarse la vida por cuenta ajena a los quince años, a la muerte de su padre, para ayudar a su madre a sacar adelante la familia.
santa Bonifacia Rodríguez de Castro

 La necesidad de trabajar para vivir configura desde muy pronto su recia personalidad, experimentando en carne propia las duras condiciones de la mujer trabajadora de la época: horario agotador y exiguo jornal.



 En medio de la pobreza y las duras jornadas de trabajo montó un taller de cordonería y pasamanería.

 Su testimonio de vida no pasó desapercibido y una veintena de muchachas salmantinas se unieron a ella, adquiriendo el taller una clara dimensión apostólica y social de prevención de la mujer.

 Así nació la Asociación de la Inmaculada y San José.

 En 1874, junto al jesuita catalán Javier Butinyá, fundó la congregación de las Hijas de San José, con el objetivo de ayudar a la mujer trabajadora.


 La madre Bonifacia recrea en las casas de la congregación el Taller de Nazaret, en el que se ofrecía trabajo a las pobres que carecían de el, evitando así los peligros que en aquella época suponía para ellas el salir a trabajar fuera de casa.




No hay comentarios:

Publicar un comentario