miércoles, 24 de agosto de 2016

PRCESIÓN DE NUESTRA SEÑORA DE ALTAGRACIA

Nuestra Santísima Virgen procesiona por las calles de su pueblo, Siruela


Toma, Virgen Pura, nuestros corazones. No nos abandones, jamás, jamás.



 No nos abandones, jamás, jamás. Mil querubes bellos orlan Tu dosel.




Quiero estar con ellos, Virgen, llévame.


 Contigo en el cielo, colmado mi anhelo, ¡qué feliz seré!





 Allí, Tu hermosura, por siempre veré, y eternal ventura con ella tendré.


 Allí, Tus loores, con himno de amores, sin fin cantaré




 Mi alma, Madre, ansía en la eternidad, con suave armonía,


Tu loor cantar. Y en sublime abrazo, allí, en Tu regazo, a Dios alabar.



 Allí, Madre mía, qué dulce será, la suave ambrosía, de Tu amor, gustar.



 Por siempre dichosos, con himnos gloriosos, a Dios ensalzar.



Quiero decir que si,como tú María como tú un dia como tu Maria
 quiero negarme a mi como tu Maria,como tu un dia como tu Maria 

quiero entregarle a el como tu Maria,como tu un dia como tu Maria 




quiero seguirle a el como tu Maria,como tu un dia,como tu Maria.

 

Gracias Madre, un año más has pasado por mi casa y me das fuerza para todo el año, llevandome de tu mano.

Junto a ti María. como un niño quiero estar, tómame en tus brazos guíame en mi caminar.



 Quiero que me eduques, que me enseñes a rezar, hazme transparente, lléname de paz.



 Madre, Madre Madre, Madre,


 Gracias Madre mía por llevarnos a Jesús, haznos más humildes tan sencillos como Tú.





 Gracias Madre mía por abrir tu corazón, porque nos congregas y nos das tu amor.




 Cuántas veces siendo niño te rece Con mis besos te decía que te amaba Amaba


 Poco a poco, con el tiempo, alejándome de Ti Por caminos que se alejan me perdí


 Hoy he vuelto, Madre a recordar cuántas cosas dije ante tu altar, y al rezarte puedo comprender que una Madre no se cansa de esperar



 Al regreso me encendías una luz Sonriendo desde lejos me esperabas



 En la mesa la comida aún caliente y el mantel Y tu abrazo en mi alegría de volver



 Aunque el hijo se alejara del hogar una madre siempre espera su regreso



que el regalo más hermoso que a los hijos da el Señor es su madre y el milagro de su amor..









Nuestra Santísima Virgen procesiona por las calles de su pueblo, Siruela













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada