martes, 6 de septiembre de 2016

NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE

6 DE SEPTIEMBRE

NUESTRA SEÑORA  DE GUADALUPE

Nuestra Señora de Guadalupe en su talla original primitiva, fue labrada en madera de cedro, por artista desconocido, a finales del siglo XII.
Pertenece al grupo de "vírgenes negras" de la Europa occidental de los siglos XI y XII y responde a un esquema románico bastante conocido en los ambientes cristianos de la Edad Media.


IMAGEN DE NUESTRA SEÑORA
La talla original de la Virgen de Guadalupe es de autor desconocido, en madera labrada y policromada. Es una escultura románica de finales del siglo XII con la Virgen sentada y el niño en su regazo.

Una imagen sencilla de inspiración bizantina.
Tiene una altura de 59 centímetros y pesa tres kilos novecientos setenta y cinco gramos.
Destaca su faz negra, nariz recta, mentón ateniense y grandes ojos.
Tiene los pies calzados con zapatos negros.

 La mano derecha, sustituida en el siglo XV, empuña el cetro. Éste y la corona son del siglo XIV.
El Niño, con cara de adulto, está sentado en el regazo de su madre.
Es del mismo estilo, época y autor de la Virgen.
 Mide veintitrés centímetros y pesa doscientos cinco gramos. Su mano derecha es de plata, labrada en el siglo XV en sustitución de la primitiva y en actitud de bendecir. Lleva corona regia.
  




La mano derecha del Niño es de plata, labrada en el siglo XVI en sustitución de la primitiva, y está en actitud de bendecir.

La imagen ha tenido varias modificaciones.
 La más antigua se realizó en el siglo XIV para presentarla vestida con suntuosas telas: saya, manto, toca, corona y cetro.



Y la más moderna en 1984, restaurada totalmente por un equipo de especialistas formado por Joaquín Arquillo, Silvia Martínez y Juan Abad dirigidos por el catedrático Francisco Arquillo Torres.
En 1928 se reforzó la imagen para que soportara el peso de la nueva corona obra del orfebre Félix Granda con motivo de la coronación canónica de la imagen.
 En 1967 se hizo un importante trabajo de tratamiento contra termitas y otros insectos realizado por Sebastián de la Torre Arredondo. Éste otorga a la talla una excesiva antigüedad y remonta su origen al siglo VI en plena época visigótica.


La Virgen de Guadalupe es una advocación mariana cuyo santuario está situado en la villa y puebla de Guadalupe (Cáceres).


El 4 de noviembre de 1982 el Papa Juan Pablo II veneró esta imagen. Celebró una liturgia de la palabra, y pronunció una homilía sobre el drama y reto humano, social y cristiano de las migraciones.




La Virgen de Guadalupe es la patrona de Extremadura y en 1928 recibió el título de Reina de las Españas o de la Hispanidad.

Su Santuario fue el más visitado por los peregrinos europeos del siglo de Oro. Los milagros que más se le atribuyeron fueron la liberación de cristianos cautivos de los moros y su protección en las batallas contra los musulmanes.

 Desde Alfonso XI en la batalla del Salado (1340) hasta Lepanto en 1571, ha sido manifiesta la invocación a su auxilio. En Génova se conserva en una Iglesia bajo esta advocación la imagen que Andrea Doria portaba en la nave capitana regalada por Felipe II para la ocasión.


También se la considera patrona de la evangelización del Nuevo Mundo, porque Colón recibió en el Monasterio de Guadalupe el decreto de los Reyes Católicos que le permitió emprender el viaje del descubrimiento.

A su vuelta en 1493, lo primero que hizo fue volver al Santuario a agradecer su protección a la Virgen

No hay comentarios:

Publicar un comentario