martes, 12 de septiembre de 2017

EL NOMBRE DE MARÍA

12 de septiembre, felicidades a todas las personas que simplemente se llaman MARÍA



12 de septiembre festividad del Dulce Nombre de María.
Según la costumbre de los judíos, ocho días después de su nacimiento de la Virgen, sus padres la impusieron el nombre de María.

Archivo:Giotto - Scrovegni - -07- - The Birth of the Virgin.jpg

Nacimiento de la Virgen María, Giotto
La liturgia, que ha fijado algunos días después del la Natividad la fiesta del santo nombre de Jesús, ha querido instituir también la fiesta del santo nombre de María poco después de su Natividad, el 8 de septiembre.



El nombre hebreo de María, en latín Domina, significa Señora o Soberana, y eso es ella en realidad por la autoridad misma de su Hijo.



Fue el evangelista Lucas quien nos dio el nombre de la doncella que iba a ser la Madre de Dios: "Y su nombre era María"
En hebreo María es Miriam, que significa Doncella, Señora, Princesa.
El origen de esta fiesta marina está dado a partir de la victoria en la batalla de Viena, en el 1683.




El 12 de Septiembre, temprano en la mañana, Sobieski fue a Misa y se puso en manos de Dios.

La victoria salvó a Europa y frustró el plan de conquista islámica de Europa.
Sobieski dio todo el crédito por la victoria a Dios. Dijo: "Veni, vidi, Deus vicit".

En agradecimiento a Nuestra Señora por la victoria obtenida, el Papa Inocencio XI extendió la fiesta del Dulce Nombre de María a la Iglesia Universal, el 12 de Septiembre.


Fue España, que como decía el Beato Juan Pablo II, Tierra de María, la primera que solicita y obtiene de la Santa Sede autorización para celebrar la fiesta del Dulce Nombre de María. Y esto sucedió en el 1513, Cuenca fue la primera díocesis que celebró la fiesta, muchos años antes de que el Papa Inocencio XI instituyera la fiesta.


virgen maia y niño perugino

Nosotros veneramos el nombre de María porque pertenece a ella, que es la Madre deDios, la más santa de las criaturas, la Reina de los cielos y la tierra, la Madre de la Misericordia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario