miércoles, 12 de noviembre de 2014

PASEO DE LOS TRISTES, UN MEDIODIA DE PRIMAVERA



PASEO DE LOS TRISTES

En 1609, los Señores de Castril cedieron gran parte de los terrenos tras su casa para abrir un gran paseo o explanada en pro del embellecimiento de esta área de la ciudad, paseo que se constituyó a modo de continuación natural de la Carrera del Darro.



 He aquí el origen del actual Paseo de los Tristes, otra pintoresca vía granadina, un lugar cargado de poesía y romanticismo, de historia y sabor propios.

En pleno centro de Granada y paralelo al rio Darro, discurre el Paseo de Padre Manjón

Su verdadero nombre oficial es Paseo del Padre Manjón, en honor al célebre sacerdote y pedagogo, fundador de las Escuelas Ave María, que permitieron la educación de niños pobres de familias gitanas;




También se dice que los “tristes” eran los funcionarios y sirvientes, que, venidos a Granada para trabajar en la Chancillería desde otras regiones de España, andaban nostálgicos echando de menos sus lejanos hogares.

Otra versión "Paseo de los Tristes" en recuerdo  de los años en lo  que tiempos atras, antes de la llegada de los automobiles,los granadinos llevaban a hombros los féretrosde sus difuntos hasta un cementerio que se encontraba detrás de la Alhambra.
Otra de las calles emblematicas de la ciudad de Granada.
Lo mejor del paseo son las vistas.
 Paseo de los Tristes ofrece vistas impresionantes a la Alhambra en todo su esplendor



  Comienza a partir del punto donde cruza el Puente de las Chirimías; las chirimías son una especie de flautas que se tocaban desde un balconcillo o mirador construido allí para tal uso.




Al comienzo del Paseo del Padre Manjón se encuentra la Casa de las Chirimías, junto al puente del mismo nombre: una linda casa-mirador construida hacia 1610 cuando el Cabildo acondicionó los terrenos donados por los Sres. Castril.

 En su piso superior se situaban bandas de música que animaban las fiestas de toros y cañas, celebradas en la explanada entre los siglos XVI y XVII. Fue también posteriormente, en el siglo XX, sede de la Sociedad Histórica local.
 Se plantea su pronta rehabilitación para centro de explicación de las tradiciones del Albayzín.



 Al otro lado del Puente de las Chirimías, desde el que se admira una perfecta panorámica del curso del Darro, paralelo a la Carrera, se ubica una curiosa edificación, con aspecto de encantadora casa de muñecas a gran escala: es el famoso Hotel del Reuma, del siglo XIX (llamado así por la tremenda humedad del entorno).



Su verdadero nombre  Hotel Bosques de la Alhambra.
Era un lugar idóneo para que los visitantes del palacio nazarí se hospedaran, por su conexión directa a través de la Cuesta de los Chinos.
 Se inauguró el 20 de mayo de 1910, junto al Carmen del Granadillo, y durante dos años sirvió como lugar de descanso tanto para forasteros como para granadinos que ansiaban un lugar donde evadirse. Manuel Antonio Reyes Clavero y su mujer Gumersinda Garrido Fernández fueron los dueños del hotel y del terreno donde se sitúa, al que se accedía por el Puente de las Chirimias, construido en 1882 sobre el árabe ‘puente del hijo de Raxiq’.
  Al fondo, más allá de la zona invadida por las concurridas terrazas de bares y restaurantes,



 se encuentra la fuente del Paseo de los Tristes.



 A poca distancia, mirando a las terrazas del paseo, se destaca, orgulloso, el monolito con el busto de don Andrés Manjón, tallado en piedra por el escultor Manuel Roldán de la Plata (1874–1956), a decir de algunos, el retrato mejor conseguido de cuantos se hayan hecho del homenajeado.

paseo-de-los-tristes


UNA MIRADA A NUESTRA HISTORIA. Las Escuelas del Ave María


Estatua de Mario Maya July 1, 2014 - Destacado, Noticias - Tagged: Belén Maya, Caracol, La Chunga, Mario Maya, Miguel Moreno, Rosa Durán - no comments mario maya El escultor Miguel Moreno ha realizado una estatua en memoria del gran bailaor Mario Maya.

mario maya
 Se ha colocado a los pies de la Alhambra, en el Paseo de los Tristes de Granada.. Mario Maya nació en Córdoba en 1937 y de niño se crió en el Sacromonte granadino donde se hizo artista bailando para los turistas. Trabajó en Madrid con Caracol, Rosa Durán o La Chunga y se embarcó en diferentes giras por el continente americano, en Nueva York nació su hija Belén Maya.

Consiguió muchos premios y se convirtió en un icono del baile flamenco por su sobriedad, profundidad y perfección en sus creaciones y coreografías. Nos dejó en Sevilla el 27 de septiembre de 2008 tras una enfermedad. Merecido homenaje de la ciudad de Granada a su hijo adoptivo.



 Al final del paseo, la cuesta Chapiz que va al Albaicín



















No hay comentarios:

Publicar un comentario