lunes, 17 de noviembre de 2014

IGLESIA DE SANTA ISABEL EN MARBURGO, ALEMANIA



Archivo:Elisabethkirche Marburg.jpg


La Iglesia de Santa Isabel es un edificio religioso de la ciudad de Marburgo, Alemania, construido por la Orden Teutónica en honor de la reina Isabel de Hungría.
 Su tumba convirtió a la iglesia en un importante destino de peregrinación en los finales de la Edad Media.

El edificio más significativo de la ciudad es la Elisabethkirche.
La construcción empezó en el año 1235, el año en que Isabel fue canonizada, aprovechando la existente de la Capilla de San Francisco, primitivo sepulcro de la reina, ubicado en un brazo del actual transepto.

 Los restos de la antigua capilla no fueron demolidos probablemente, hasta 1245.

 Parece que maestros franceses acudieron a Alemania para levantar edificios tales como la iglesia de Santa Isabel, acudió con posterioridad mano de obra alemana, que difundió estos diseños.

Elisabeth Kirche Marburg
 La iglesia se consagró en 1283, sin embargo las torres no fueron finalizadas hasta 1340.

 El templo era propiedad de la Orden Teutónica, y así todavía subsisten algunos edificios de la Orden en los alrededores de la iglesia, entre otros el Deutschhausgut, que actualmente alberga la colección de minerales y el departamento de geografía de la Universidad de Marburgo (Philipps-Universität Marburg).

b80-Catedral de Colonia (comenzada en 1248)
 Hasta el siglo XVI, Los príncipes (Landgraves) de Hesse fueron enterrados en la iglesia.
En el contexto de la Reforma Protestante, Felipe I de Hesse, príncipe de Hesse y ferviente defensor de la reforma luterana, exhumó y trasladó los restos de Santa Isabel, para evitar las visitas de los peregrinos católicos a la ciudad protestante de Marburgo.




Desde entonces el culto es evangélico, como en muchas de las iglesias alemanas.
 Actualmente las reliquias de la reina Isabel, se encuentran repartidas en el convento de Santa Isabel en Viena, en la Ciudad Museo en Estocolmo y en Košice, (Eslovaquia).

EXTERIOR DEL TEMPLO




El exterior está dominado por los contrafuertes que, alternando con las ventanas, circundan todo el edificio con completa regularidad, volviéndose más grande en la zona de las torres.


Este templo es una de las primeras iglesias góticas construida en área de habla alemana, y se considera que constituyó un modelo para la arquitectura de la catedral de Colonia.

 Está construida de piedra arenisca y diseño cruciforme, con planta de salón.

INTERIOR DEL TEMPLO

b83-Catedral de Colonia (ábside)
 La nave principal y las laterales presentan techo abovedado de más e 20 metros de altura.



Sus ventanas son muy especiales, con vitrales figurativos y ornamentales que datan de los siglos XIII y XIV y dejan notar la transición del románico al gótico: las figuras románicas son monumentales, con un campo compositivo que es como un tapiz de colores cambiantes al que se integran las figuras y con ornamentación estrictamente heráldica; mientras que las figuras góticas están llenas de movimiento, se separan claramente del fondo y su ornamentación es un delicado naturalismo.
b82-Catedral de Colonia (interior)
 El triple coro está compuesto del Coro de Santa Isabel, el coro alto y el coro de los Landgrave.


Un triple concepto, simbolizando la Trinidad, determinó su construcción: tres son los brazos del coro (el trébol, en planta); tres las naves de igual altura, en el cuerpo longitudinal; y tres son los elementos de la fachada occidental, dos torres e imafronte, donde se abre el portal mayor. También las ventanas son tripartitas.



  El crucero está separada de la nave por un Coro alto.


Detrás del crucifijo se halla un atril, cuya función era separar el ámbito accesible a los laicos, del reservado a los religiosos; en la parte superior posee un arco triunfal de madera policromada.
 La cabecera trebolada de Marburgo es manifestación de la triple función que cumplía esta iglesia, objeto de peregrinación al albergar los restos de Santa Isabel, probablemente en el ábside norte, panteón de los Landgrave de Hesse, en el ábside sur y sede de la Orden Teutónica, en el ábside este.

 La Iglesia de Santa Isabel tiene dos torres con una altura aproximada de 80 metros.



 La norte está coronada por una estrella y la del sur por un caballero.

En este momento se conserva el sepulcro donde estuvo el cuerpo de Isabel y el relicario dorado, construido en 1240, para guardar sus huesos. Este último es un sarcófago, que rememora la vida de la santa; no tiene forma de féretro, sino de iglesia, con cuerpo longitudinal y cuatro grandes portales; simbolizando que la institución es “una, santa, católica y apostólica”; rodeándola, se ven las figuras de los doce apóstoles, en el centro Jesús en el trono y en los laterales María con el niño e Isabel, que puede verse por un espejo.



  El relicario gótico de Santa Isabel es el tesoro más importante de la iglesia, pero también se encuentran expuestas otras piezas de arte sacro.




En frente de la iglesia podemos visitar la capilla conocida como das Michelchen. Construida en 1270 usada antiguamente como hospital. Más tarde comenzó a utilizarse como cementerio. Podemos ver tumbas del siglo XVI y XIX con información de aquellos artistas que las hicieron. Actualmente esta capilla acoge misas y honras fúnebres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario