lunes, 7 de septiembre de 2015

LOS CAMINOS A COMPOSTELA

Ruta que recorren los peregrinos procedentes de todo el mundo para llegar a la ciudad de Santiago de Compostela, donde se veneran las reliquias del apóstol Santiago el Mayor.


Durante más de mil años, el Camino de Santiago ha conducido a los peregrinos hasta el santuario de un apóstol de la Cristiandad: Santiago el Mayor.


Su tumba, descubierta una noche del 813 en el monte sagrado del Libredón, bajo una lluvia de estrellas, sería la piedra fundacional de una prodigiosa Catedral y de una ciudad que, desde entonces, atraería las huellas de los caminantes hasta convertirse en un destino con el rastro y el eco de toda Europa.


El Camino de Santiago es un fenómeno social, cultural y religioso que nació en la Edad Media. A lo largo de los siglos, templarios, reyes, nobles, brujos, gigantes, princesas, magos, pobres, caballeros, devotos provenientes de toda la cristiandad han recorrido cientos de kilómetros para postrarse ante la tumba del apóstol Santiago el Mayor, el hijo del trueno.




Edad de Oro
 Durante toda la Edad Media fue muy recorrido, transitado o concurrido, después fue un tanto olvidado y en la actualidad ha vuelto a tomar un gran auge

Los reyes de Navarra contribuyeron de forma decisiva a la consolidación del Camino de Santiago tal como lo conocemos en la actualidad.
 Por razones de política territorial y estrategia militar, el rey Sancho Garcés III el Mayor (así conocido porque su reino fue el más extenso de su época) recondujo el camino que seguía la vía romana de la Burunda y otros caminos de Vizcaya y el norte de Burgos hacia el llano de la Rioja.

Él y sus sucesores favorecieron el camino introduciendo las primeras medidas de protección de peregrinos, generando poblaciones estables con servicios para los caminantes y promoviendo la construcción de hospitales y monasterios a lo largo de toda la ruta jacobea que atravesaba el entonces Reyno de Pamplona (empezaría a llamarse Reyno de Navarra con Sancho VI el Sabio, a partir del siglo XII). También beneficiaron el florecimiento del arte románico y la penetración de la influencia cluniacense a ambos lados del Camino




  Cada vez que un peregrino se echa a andar por las viejas sendas continentales del Camino de Santiago, se pone en marcha un antiguo mecanismo de búsqueda común a toda la Cristiandad: el viaje hacia la Salvación.

Y, con él, vuelve a iniciarse la experiencia profundamente humana del propio descubrimiento. Así como las rutas que conducen a Santiago son muchas, múltiples son también las vías para el hallazgo más íntimo, ése que aseguran experimentar todos los peregrinos a medida que avanzan por los caminos de los encuentros fortuitos o de la soledad, de las voces y del silencio, del paisaje umbrío o la seca llanura, en pos de una única meta: Santiago de Compostela.

Desde Madrid a Santiago de Compostela y el Camino Francés


El tiempo y las circunstacias  definieron  las rutas que llegaban a Compostela.
tuvieron mucho que ver:
- La labor de Cluny
- Los Reyes , Sancho Ramirez y Alfonso VI que quieren repoblar los territorios reconquistados al Islam.
- Los costructores de hospitales, puentes, calzadas. tal y como , actualmente las conocemos.




Pero pasndo los años, no podía seguir los peregrinos sin un material gráfico que los pudiera guiarles, sobre todo a los extrangeros.

Así en el año 1130 AYMERIC PICAUD escribió una crónica detallada de su peregroinación, la contenida en el Liber Santi Jacobi y conocida como

 CODICE CALIXTINO

que se puede considerar como la primera Guia de Viajes del mundo.



 Es un libro fundamental del acervo jacobeo compuesto de cinco partes que recogen textos litúrgicos sobre Santiago, milagros y traslación de su cuerpo; historia de Carlomagno y Roldán y la guía de peregrinación propiamente dicha. Los Caminos o Rutas que llegan a Compostela son varias y tienen la entrada por distintos puntos de Galicia.


Siglo XVI: declive de las peregrinaciones 


 A partir del siglo XVI, los caminos se vuelven inseguros. Salteadores de caminos, las guerras de religión, la peste negra que asolaba Europa y el nacimiento del protestantismo hicieron que la ruta jacobea decayese. Hubo algunos años en los que prácticamente no hubo peregrinos.


  Siglos XIX-XX: el renacimiento del Camino de Santiago

 En el siglo XIX una Bula del Papa León XIII confirmó la autenticidad de la tumba del apóstol Santiago y los peregrinos volvieron a emprender el camino para apostarse ante el Santo.


El verdadero resurgir del Camino se produjo en el siglo XX, a partir de los años setenta.
 En ello influyó el interés de las administraciones, las visitas del Papa a Santiago, la aparición de asociaciones de amigos del Camino de Santiago (la primera en París, 1962) y cofradías y su declaración como Primer Itinerario Cultural Europeo en 1987 y Patrimonio de la Humanidad en 1993.


 El Camino de Santiago en la actualidad Peregrinos

 Ya en el siglo XXI, el Camino de Santiago fue certificado como Gran Itinerario Cultural Europeo y recibió el Premio príncipe de Asturias de la Concordia.
Reconocimientos que contribuyen a aumentar el número de peregrinos anualmente.
Actualmente, más de 150.000 personas atraviesan la península cada año para llegar a Santiago a pie, en bicicleta o a caballo. Y esta cifra aumenta los años jacobeos (cuando 25 de julio -día de Santiago- coincide con domingo).


 Unos emprenden el camino con un profundo sentido religioso; otros con ánimo cultural; otros, deportivo... A pesar de las diferencias entre los peregrinos, siempre suele haber una motivación común: la necesidad de apartarse de la vida cotidiana y darse un tiempo y un espacio para reflexionar.


Los Caminos de Santiago en Galicia - pincha para ver el plano ampliado

No hay comentarios:

Publicar un comentario