martes, 6 de junio de 2017

LADO OESTE DE LA CATEDRAL DE SEVILLA II



LADO OESTE DE LA CATEDRAL



MMMMMMMMMMMMMMMMMMMMM
8 ALTAR DEL ANGEL DE LA GUARDA


Fue conocido como Altar de la Pasión Grande; más tarde estuvo bajo la advocación de la Virgen de la Candelaria y San José.
Se encuentra situado en el interior de un antiguo arcosolio gótico, a la izquierda de la Puerta de Asunción.

En este altar cuelga el bellísimo cuadro El Ángel de la Guarda, pintado por Murillo originariamente para el convento de los Capuchinos de Sevilla, hacia 1.665, y que fue donado a la Catedral en 1.814 por los frailes, en agradecimiento por haber custodiado su tesoro artístico en 1.810, con el fin de evitar su expolio de los franceses.


Muchas de las obras de arte del convento y de la Catedral se trasladaron a Gibraltar para evitar la rapiña del infame Soult. Peor suerte corrió el lienzo que hacía pareja con el ángel, un San Miguel que se perdió en el mencionado traslado. Ambos cuadros no formaban parte de los ciclos situados en la iglesia del convento, sino que se situaban en estancias interiores..

Murillo interpretó a su Ángel de la Guarda tal y como la mentalidad popular solía imaginarlo, es decir, manifestando una imagen de amparo y protección hacia el niño en el difícil camino de la vida, para llevarle a salvo al Cielo.


10 PUERTA DE LA ASUNCIÓN


Pasamos ahora ante la Puerta de la Asunción o Puerta Principal, sobre la que se sitúa un gran rosetón ocupado por una hermosa vidriera, que representa a los Cuatro Evangelistas, obra de Vicente Menardo, de 1.557; sobre él aparece un conjunto escultórico del Calvario,






de cuyo autor o datación no he podido averiguar nada. Posteriormente, un amable lector me indica que, antiguamente, Cristo estaba acompañado por los dos ladrones, igualmente crucificados.



 9 ALTAR DE LA VIRGEN DEL CONSUELO

situado en otro arcosolio gemelo del que acoge el altar del Ángel de la Guarda, pero en el lado opuesto de la Puerta de la Asunción, fue costeado por el bachiller Diego López de Enciso en 1.480 y dedicado a la Consolatrix Aflictorum.


 Ocupa casi toda su superficie una tabla gótica de gran tamaño que representa a La Virgen del Consuelo, realizada en torno a 1.720 por el pintor de la escuela sevillana Alonso Miguel de Tovar. Protagonizan la escena la Virgen con el Niño, acompañada por San Antonio de Padua y Santiago, el Menor, mientras que a los pies aparece un clérigo arrodillado, el donante del altar, enterrado al pie del mismo.

En los laterales del arcosolio vemos dos tallas que representan a San Nicolás de Bari y San Agustín de Hipona (de esta última tengo dudas).

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario