jueves, 1 de junio de 2017

INTERIOR DE LA CATEDRAL DE SEVILLA II

CORO

 Está construido con muros de cantería por tres lados, ocupa el espacio comprendido por la cuarta y quinta bóvedas de la nave central y el frontal se cierra con una reja de estilo renacentista terminada en 1523 por Francisco de Salamanca.43 44

La sillería consta de 127 sitiales con los respaldos realizados en marquetería de diversas maderas para dar un colorido especial a su ornamentación, con bajos relieves de escenas del Antiguo y Nuevo Testamento y con representaciones de personajes grotescos en los brazos de las sillas y misericordias donde también hay escenas de juegos.


 En los tablones mayores de entrada al coro se encuentran elementos ojivales con la separación hecha con columnas que terminan en pináculos. Los tres sitiales correspondientes al arzobispo y sus ayudantes son los que muestran un gran trabajo escultórico.





En uno de los sitiales se encuentra una inscripción que dice: «Este coro lo hizo Nufro Sánchez entallador... 1475»,15 no fue sin embargo el único tallista que trabajó en el coro, pues a su muerte, se hizo cargo su hijo por poco tiempo y después el maestro Pedro Dancart de los Países Bajos tomó el cargo de seguir con la obra, su fallecimiento en 1494 hizo que continuara su discípulo Juan Alemán. Se acabó la sillería hacia 1511

En el interior del coro se dispone la sillería compuesta de dos cuerpos, en los que se disponen 117 sitiales tallados en madera; están realizados en estilo gótico mudejar y representan esculturas de santos y relieves con escenas del Antiguo y del Nuevo Testamento.

Resultado de imagen de CORO de la  catedral de sevilla
 El gran facistol que se encuentra en el centro del coro es obra renacentista y esta realizado en madera y bronce. En su ejecución participaron los escultores Juan Marin, Francisco Hernandez y Juan Bautista Vázquez, quienes lo realizaron entre 1562 y 1565; los relieves en bronce fueron fundidos por Bartolomé Morel.
Resultado de imagen de CORO de la  catedral de sevilla
 La Virgen con el Niño que figura en el templete que corona el fascitol es obra de excepcional calidad, en la que se aprecia claramente el estilo de Juan Bautista Vázquez, quien realizo también el Cristo Crucificado y los Evangelistas que coronan todo el conjunto.

 A ambos lados de la silla arzobispal se encuentran dos pinturas que representan a Cristo varón de dolores y La Virgen con el Niño, siendo esta ultima copia de un original de Guido Reni.

 Estas pinturas de discreta calidad fueron realizadas en 1613 por Diego Vidal, racionero de la Catedral.
 TRASCORO


El trascoro fue realizado por Miguel de Zumárraga en estilo barroco, lo diseñó en el año 1619 y tras permanecer diez años paradas las obras, se finalizaron en 1635.



Fue construido en valiosos y vistosos materiales, como mármoles y jaspes. Está adornado con relieves y bustos de bronce presididos por una pintura gótica de la Virgen de los Remedios de clara influencia italiana.

La pintura de La Virgen de los Remedios, que preside el altar de este trascoro, es una magnifica muestra del arte gótico sevillano, siendo fechable hacia 1400 ; en ella se advierte una clara influencia de la pintura sienesa del siglo XIV.

Imagen relacionada
 A la izquierda de la Virgen aparece la figura de un santo obispo y a sus pies un clérigo arrodillado que será el donante de la pintura. Sobre el altar se encuentra una representación de San Fernando entrando en Sevilla, firmada y fechada por Francisco Pacheco en 1634.


ÓRGANO



 El órgano actual fue construido por Aquilino Amezua en el año de 1901 y restaurado por Gerhard Grenzing en 1996. Sustituyó a otro más antiguo de Jordi Bosch i Bernat que resultó destruido en el derrumbe de 1888 y estaba considerado uno de los mejores órganos que se había construido en España.

 El mueble que lo alberga data de 1724, es obra de Luis de Vílches que diseñó la caja y Duque Cornejo que fue el encargado de la decoración escultórica. En realidad se trata de dos instrumentos gemelos enfrentados que forman un grandioso conjunto. Se interpreta con ambos simultáneamente desde el mismo teclado. Dispone de cuatro teclados manuales, uno de pedal y alrededor de 7000 tubos.


i nos ponemos de espaldas al Trascoro, a media distancia entre éste y la Puerta de la Asunción o Principal, en una zona recientemente restaurada, veremos en el suelo una serie de lápidas de mármol blanco y otra mayor, de bronce fundido.

Esta última corresponde al enterramiento de Hernando Colón.



Canónigo Hernando Colón



CAPILLAS DE ALABASTRO

Rodeamos el Coro por el lado izquierdo, en el sentido de las agujas del reloj, y encontraremos las Capillas de los Alabastros.
Comenzaron a construirse en 1.515 por Juan Gil de Hontañón. Fueron terminadas, alrededor de dos décadas después, por Diego de Riaño.
En la talla de las esculturas que adornan las capillas intervino el aragonés Nicolás Lobato, autor del Coro de la Catedral-Basílica de Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza.
Se llaman así por el material en el que están construidas.

File:Capillas de los Alabastros (Catedral de Sevilla). Lado sur.jpg
Son cuatro pequeñas capillas situadas en los muros laterales del coro. Fueron realizadas a partir de 1515, intervinieron en su construcción el maestro Juan Gil de Hontañón y desde 1530 el arquitecto Diego de Riaño que replanteo el interior de las mismas sustituyendo el estilo gótico en que estaban proyectadas por el renacentista.19 A continuación se mencionan de forma independiente. Se trata de


 la Capilla de la Inmaculada,

Capilla de la Encarnación,
Capilla de la Virgen de la Estrella

Capilla de San Gregorio

. Capilla de la Inmaculada


Se cierra con una reja barroca realizada hacia 1630, El 14 de febrero de 1628 Jerónima Zamudio, viuda del jurado Francisco Gutiérrez de Molina le encarga al escultor Martínez Montañés un retablo con una imagen de la Inmaculada Concepción para colocarlo en esta capilla funeraria.

 Tras algunos retrasos en la ejecución y el consiguiente pleito, Martínez Montañés justificó la tardanza en terminar la obra con la siguiente frase: será de las primeras cosas que haya en España y lo mejor que el susodicho ha hecho. El tiempo le dio la razón, puesto la talla de la Inmaculada que preside el retablo que fue inaugurado el 8 de diciembre de 1631 está considerada una obra de excepcional valor.



 Popularmente se la conoce como La Cieguecita por su mirada baja con los párpados apenas abiertos.
Resultado de imagen de CAPILLA DE LA INMACULADA de la  catedral de sevilla

 El retablo en su conjunto consta de banco en el que están colocados los retratos de los patronos de la capilla antes citados que fueron pintados por Francisco Pacheco en 1631.

La hornacina central con la imagen de la Inmaculada está flanqueada por tallas de San Gregorio Papa y San Juan Bautista así como relieves de San José, San Joaquín, San Jerónimo y San Francisco.


 La Cieguecita está realizada en madera de cedro, mide 164 cm y está concebida según el modelo que describió Francisco Pacheco en su libro Tratado del arte de la pintura. Se trata por tanto de una Virgen niña con una larga melena que cae sobre la espalda.
 San Gregorio

San Juan Bautista
Viste larga túnica ceñida con un cíngulo que simboliza su doncellez y un manto sobre los hombros que se recoge con el brazo izquierdo produciendo numerosos pliegues. La cabeza se adorna con una corona de 12 estrellas que aluden a las doce tribus de Israel. En la peana aparecen los rostros de tres ángeles sobre un dragón que representa el pecado.

Entre esta capilla y la siguiente, figura un pilar en el que se encuentra situada, sobre una ménsula y bajo un dosel, una escultura de La Virgen con el Niño, denominada Virgen de Génova, obra italiana fechable hacia 1370 que perteneció a la hermandad de mercaderes genoveses de Sevilla

   Capilla de la Encarnación



Está presidida por un retablo atribuido a Francisco de Ocampo y Felguera que fue realizado en torno a 1630 con el tema principal de La Anunciación.

En el banco del mismo existen relieves de San Juan Bautista, San Juan Evangelista, Santo Domingo, San Francisco y San Antonio.


La reja que cierra esta capilla es barroca y puede fecharse hacia 1630, y como toda la ornamentación escultorica interior fue costeada por sus patronos, D. Juan Serón y su esposa Dª Antonia de Verastegui.

 El retablo que preside la capilla puede fecharse también hacia 1630 y sus características muestran que pudo ser ejecutado por Francisco de Ocampo.


Capilla de la Virgen de la Estrella

Debe su nombre a una imagen renacentista de la Virgen que se cree fue realizada por el escultor renacentista de origen francés Nicolás de León en torno a 1530.

Esta talla se encuentra situada en un retablo barroco de Jerónimo Franco fechado en 1695.

Se cierra con una reja fechada en 1568.


Preside la capilla un retablo barroco realizado por Jeronimo Franco en 1695, y en él se da culto a una bella escultura que recibe la advocacion de La Virgen de la Estrella, obra renacentista fechable hacia 1530 y que se ha puesto en relación con el escultor Nicolas de León.

 Presenta esta escultura la particularidad de estar aparatosamente policromada a mediados del siglo XVIII. En los laterales se encuentran esculturas de San Joaquin y Santa Ana.

Capilla de San Gregorio

Se llama así por una escultura de San Gregorio colocada en una hornacina.


El santo porta un libro en el que se encuentra la firma de su autor Manuel García de Santiago (siglo XVII).

 La reja que cierra esta capilla esta fechada en 1650.



 En una hornacina del interior figura una imagen de San Gregorio del siglo XVIII que esta firmada en el libro que sostiene el Santo en sus manos por Manuel García de Santiago.




http://hispanismo.org/cultura-general/17609-la-catedral-de-sevilla.html


http://www.hispalis.net/turismo_y_cultura/monumentos/catedral/coro_1.phtml

No hay comentarios:

Publicar un comentario