domingo, 3 de julio de 2016

EXCURSIÓN POR LAS ALPUJARRAS

Una comarca española situada en la parte suroriental de la provincia de Granada, comunidad autónoma de Andalucía.



 Limita con las comarcas granadinas de Guadix al norte, la Vega de Granada al noroeste, el Valle de Lecrín al oeste, y la Costa Granadina al sur, así como con el Poniente Almeriense al sureste, y la Alpujarra Almeriense al este, ya en la provincia de Almería.


 La comarca se caracteriza por su accidentado relieve, ocupando la mayor parte de la cara sur de Sierra Nevada
. En esta sierra se encuadran importantes cumbres, destacando el Mulhacén,



 el más alto de la península Ibérica, al que se encarama la localidad de Trevélez,




 y el Veleta,


 al que suben escalonadamente Pampaneira, Bubión y Capileira.


 Se trata de una comarca con una importante protección como patrimonio histórico, al tener declaradas como Bien de Interés Cultural dos amplias zonas de la misma: El Conjunto Histórico del Barranco del Poqueira y el Sitio Histórico de la Alpujarra Media y La Taha, conformando entre ambos, que son limítrofes, el espacio protegido patrimonialmente más amplio en Europa.

Por La Alpujarra han pasado íberos, celtas, romanos y visigodos, pero fueron los musulmanes los que dejaron la mayor huella durante su presencia en la época de Al-Andalus. No en vano, La Alpujarra fue el lugar en el que quedó recluido el reino nazarí tras ser derrotado por los Reyes Católicos en 1.492.


 Los terraos (cubiertas planas), están hechos con launa, una arcilla impermeable abundante en la comarca, extendida sobre el cañizo o sobre losas de piedra o de pizarra, soportadas por vigas de madera.


 En los meses de otoño e invierno, pueden verse mazorcas de maíz u otros productos de la tierra extendidos sobre estos terraos para su secado, o ristras de pimientos colgadas junto a las ventanas o en algunas chimeneas. También destacan los tinaos, lugares públicos de tránsito, bajo espacios privados.

muy tipicas la chimeneas piramidales y cilindricas.
 Lo más importante y que conserva mayor tradición es la confección de tejidos, especialmente jarapas. En los últimos años se han instalado en la comarca numerosos talleres de artesanía que, además de los telares, han relanzado la cerámica e incluso la orfebrería.


 Esto ha hecho que numerosos artistas y artesanos, junto a músicos, pintores y poetas hayan escogido la Alpujarra Granadina como lugar de residencia.


 Los pueblos se han adaptado a los desniveles, motivo por el que sus casas están escalonadas y orientadas al sur, para aprovechar el buen clima mediterráneo. Las calles, empedradas y de trazado sinuoso, invitan al paseo, a respirar sosiego y tranquilidad.

 Realmente parece que el tiempo se ha detenido en la Alpujarra

No hay comentarios:

Publicar un comentario