sábado, 2 de julio de 2016

PUERTA ELVIRA DE GRANADA

PUERTA ELVIRA

Constituye uno de los monumentos histórico-artísticos más emblemáticos de la evolución urbana de la ciudad, por haber sido la puerta principal de la Granada islámica.


 Se trata de un excepcional legado de los momentos más brillantes de la arquitectura militar hispanomusulmana en la ciudad.


La Puerta de Elvira, también conocida como El Arco de Elvira, es uno de los muchos restos árabes de Granada que podemos encontrar por la ciudad. Se trata de un gran arco de color tierra que en su día fue la puerta de acceso a Granada desde el camino de Medina Elvira (situada por la zona de Sierra Elvira, cerca del actual municipio de Atarfe), a la que le debe su nombre.





 Por su emplazamiento en zona llana, y por ser el principal acceso a la ciudad, terminó convirtiéndose en una auténtica puerta-fortaleza, que en época cristiana tendría, incluso, alcaide propio.


 El Arco de Elvira está construído con materiales muy similares a los de La Alhambra que dan a ambos monumentos ese tono rojizo que cuando se refleja el sol de la tarde parece que ardan.

 Su historia constructiva corresponde fundamentalmente a dos etapas:

-- la zirí, en el siglo XI, en su primer tercio, aunque realmente de ese periodo sólo se conserva la distribución,
--y la nazarí, en el periodo de Yusuf I (1333-1354).
En esencia, era una fortaleza precedida una gran barbacana.

 Hoy sólo ha quedado del conjunto un gran arco de época nazarí, uno de los estribos laterales y el trazado en recodo de las calle Elvira y Horno de Merced, También en época nazarí se levantó el monumental arco exterior existente, que guarda semejanzas con las grandes puertas conservadas de mediados del siglo XIV como la de la Rambla (Bab al-Ramla) y la de la Justicia en la Alhambra (Bab al-Saria).

 Es un gran arco de protocolo. Su forma es de herradura, dovelado. Está trasdosado por otro arco en ladrillo del mismo trazado, que en su clave está muy transformado por hiladas horizontales, y que pudieran haber sustituido a alguna pieza con la talla de llave y mano simbólicas características de las puertas monumentales nazaríes.

Las jambas del arco presentan en su parte baja diseño achaflanado, recuperando la arista antes de llegar a las impostas mediante unos sencillos mocárabes en piedra, similares a los de la citada Puerta de la Justicia. Completan la decoración del arco restos de pintura mural, en la jamba izquierda y en las dovelas de piedra del arco, consistentes en imitación de sillería almohadillada.



 Estos restos de carácter suntuario pudieran corresponder a algún programa cristiano de embellecimiento de la puerta realizado en el siglo XVI, quizás para conmemorar la visita de don Carlos I a la ciudad en 1526, y que incluso, por su parecido con los almohadillados del palacio de Carlos V, pudieran haber sido proyectados por Pedro Machuca, quien realizó trabajos para aquella regia entrada.


 La Puerta de Elvira se encuentra en una plaza muy agradable para pasar las tardes de sol y céntrica, Plaza del Triunfo,





con los Jardines del Triunfo y la Gran Vía a un paso.

 Pero sobre todo, es el acceso a Calle Elvira,


Lo primero que podemos ver es la Capilla de San Juan de Dios



La calle Elvira, una de las más principales; por ella entraron a la ciudad todos los Reyes que la visitaron con excepción de los Reyes Católicos para la Toma que, lo hicieron por la Ermita de San Sebastian, y Felipe IV que lo hizo por la Puerta del Rastro. Con el paso del tiempo, ha ido quedando dentro de la ciudad.

Cuesta de los Albarqueros
Pilar de la calle Elvira




“En la plaçuela de la puerta de Elvira de la parte de adentro ay una gran pila de agua de dos caños, una del Dauro y otro de Alfacar” Sobre el mismo y bajo la imagen en lienzo de Nuestra Señora de las Angustias.



Encontraremos también en Calle Elvira bares de copas y garitos alternativos.una zona muy típica de Granada llena de bares de tapeo, comida étnica, teterías y tiendas de artesanía árabe.



Y la calle termina en la Plaza Nueva.

Centro de Granada.jpg


 Y tenemos también cerca el Albaicín, al que podremos subir por la famosa y empinada Cuesta Alhacaba (aunque los granadinos a los que preguntéis por ella pronunciarán “la cuesta la caba”) que sale del lado izquierdo de la plaza de Puerta Elvira.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada