miércoles, 6 de julio de 2016

CARRERA DE LA VIRGEN DE GRANADA

 CARRERA DE LA VIRGEN


Granada - Calle Carrera del Genil.





 Comienza en el paseo del Salón



 y finaliza, o parece finalizar en Puerta Real, encontrándose con la pobladísima siempre fuente de las Batallas.



 Su estructura es de bulevar, con dos carriles laterales por los que pueden circular aún los vehículos privados.


 los granadinos siempre la denominan Carrera de la Virgen, cuando en realidad su nombre ha sido hasta hace muy poco Carrera del Genil.


 Debido a esto, y después de muchísimos años, se ha procedido por parte del ayuntamiento de Granada al cambio de nombre, y ha pasado a denominarse Carrera de la Virgen de forma oficial.



Carrera de la Virgen,  porque habita en ella la patrona de la ciudad, la Virgen de las Angustias, ya que en esta calle se sitúa la magnífica basílica constituida aquí desde principios del XVII,



 teniendo su origen en una ermita en la que se veneraba una tabla con la representación de la citada dolorosa, y que debido a la gran devoción que despertó y su aumento a lo largo del tiempo, se consiguió tanto la adquisición de la actual imagen de Nuestra Señora como la construcción del templo que actualmente disfrutamos.



Paseando por ela calle pude comprobar el incesante ir y venir de personas entrando a esta basílica para poder pasar un ratico y realizar su oración, y seguramente para buscar consuelo o ayuda en cualquiera de los avatares normales de la vida.


Sin duda el momento más importante para visitar esta calle se sitúa en cada mes de Septiembre, dedicado por los granadinos a rendir culto a la patrona, teniendo como momento culmen tanto la ofrenda floral como la procesión de la imagen de la Virgen por las calles de la ciudad.



Esta última se realiza el último domingo del citado mes, acudiendo miles de personas desde diferentes puntos no sólo de la ciudad, sino de toda la provincia, y es sin duda alguna uno de los momentos más emocionantes para todos aquellos que son creyentes, y creo que para todos los granadinos sin distinción.



Me contaba una granadina que es la entrada oficial del otoño, y se aprovechan las plazas cercanas a la basílica para situar puestos de venta de productos típicos de la época (maoletas, granadas, membrillos, azofaifas, acerolas, etc.),



además de la conocida como torta de la Virgen, que se podrá encontrar en todas las pastelerías y confiterías de la ciudad y provincia en estas fechas




Carrera de la Virgen abajo, desembocamos en la Plaza del Humilladero.
 Su nombre rememora una capilla con cruz de piedra del siglo XVI: el Humilladero de San Sebastián (desaparecido en el XVIII).


 En marzo del 2007 la plaza fue objeto de ciertas reformas, entre las cuales destacaría el replanteamiento del tráfico rodado en su ámbito, y la inauguración de su llamativa Fuente de las Granadas, coincidiendo con el aniversario de la empresa de abastecimiento de aguas EMASAGRA (financiadora/donante).

 La fuente es obra del joven pero brillante escultor local Ramiro Megías, quien la diseñó atendiendo a la necesidad de dotar a este espacio urbano –hasta entonces vacío y aburrido– de un monumento digno, elegante y representativo.


 Impregnada de influencias versallescas, vanguardistas y posmodernistas a partes iguales, en un extraño equilibrio, está realizada completamente en bronce de ricos matices verdosos, y sus tazas tratan de evocar formas vagamente fitomorfas (de vegetación de ribera); cuatro atléticas figuras humanas totalmente desnudas –dos hombres y dos mujeres–, que representan los cuatro ríos principales de la ciudad (Genil, Darro, Beiro y Juncaril), sustentan la primera gran taza, adoptando posturas llenas de dinamismo y rara elegancia.

Varias granadas abiertas se agolpan en el siguiente nivel, desparramadas en aparente desorden, mientras la cúspide se corona por una graciosa figura femenina semidesnuda, de la cual rebosan, grácilmente, poderosos chorros de agua disparados hacia el cielo.





Plaza Puerta Real con la fuente de las Batallas



 nombre se debe a que el rey Felipe IV en su visita a la ciudad el día 8 de abril de 1624, hizo su entrada a Granada por la puerta del Rastro o de la Paja, situada en este lugar y que era conocida como Bib-al-Rambla.
Posteriormente daría lugar a la plaza céntrica y emblemática de la vida social granadina desde el siglo XVI.


Puerta Real ha sufrido muchos cambios a lo largo de su historia hasta el siglo XIX, época en que tanto ésta como la calle Reyes Católicos estaban atravesadas por el río Darro, cuyo cauce fue tapiado por razones de higiene y seguridad.

Hasta este momento, la vida social granadina transcurría en la calle Elvira y Plaza Nueva, pero al tapiarse el río Darro se intensificó la afluencia en este lugar, convirtiéndose en la zona más pudiente de la ciudad a principios del citado siglo, comenzándose a construir hoteles, cafés, y comercios de todo

Fuente de Las Batallas




es una hermosa y monumental fuente, especialmente bella cuando se ilumina por la noche.
 Es de estilo barroco, y se encuentra próxima a Puerta Real, en pleno centro de Granada.

 Esta fuente de piedra con robustos pedestales, que se entrecruzan formando pequeños arcos mixtilíneos, centra la larga plaza. De la emblemática fuente Granadina, no tenemos datos ciertos de su origen, Molina Fajardo apunta que es una Fuente Mosaica que perteneció al convento de Belén de los frailes mercedarios descalzos. Posiblemente sea la misma que Gómez Moreno llama “Fuente de la Reina”.


Su nombre, viene desde siglos atrás.
 Este espacio junto con el Campillo, eran zonas de extramuros de Granada ya en la Edad Media, y el lugar donde se reunía el ejercito de la ciudad para pasar revista. A las unidades militares se les llamaba “batallas” y de ahí su nombre. La explanada de las batallas estaba cerca del Castillo o cuartel Bibataubín, lugar que se reforzó con la construcción de una pequeña fortificación en el siglo XVIII.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada