miércoles, 9 de septiembre de 2015

VIAS FRANCESAS A COMPOSTELA





Los peregrinos llegan a Francia de todos los lugares de Europa reuniendose e cuatro puntos principañea: Paris, Vezalay, Le Puy y Arles


VIA TUROLENSIS


 Es el nombre latino de una de las cuatro rutas en Francia del Camino de Santiago, la más septentrional.

 Parte de la Torre de Santiago en París, atraviesa Orleans, Tours, Poitiers y Burdeos.

París, Torre de Saint Jacques.París, barrio del Châtelet.

 El punto de partida se sitúa a la altura de la torre de Saint-Jacques, vestigio de la iglesia medieval de Saint-Jacques-de-La-Boucherie,

Pero aún hay más: no siempre fue una torre.
 En el siglo XVI emergió como el campanario de una iglesia construida en el XIII sobre las arterias de uno de los barrios más antiguos del París medieval”, continua Fouqueray.

En los aledaños de esa parroquia, conocida desde 1259 como la iglesia de la Carnicería, por su proximidad al barrio charcutero, instaló sus talleres el escritor francés Nicolas Flamel, un personaje que pasó por alquimista por su inmensa fortuna y que financió el pórtico norte del monumento en 1389.

 El campanario, que devino la Tour Saint Jacques, no comenzó a erigirse hasta 1509, y, aunque no se sabe a ciencia cierta, los historiadores atribuyen su ornamentación, de estilo gótico flamígero, al arquitecto Jehan de Félin.

 En 1790, la supresión del culto religioso establecida durante la Revolución Francesa determinó la desaparición de la iglesia, que fue vendida en 1797 como cantera a condición de preservar el campanario. “La Tour Saint Jacques sigue en pie por su belleza y porque era un punto estratégico para Napoleón, ya que desde su cima podía avistarse cualquier incendio que se propagara por la orilla derecha del Sena”, comenta la responsable del Ayuntamiento.

La apertura y actualización urbanística de París, conminada a mediados del siglo XIX por Napoleón III e ideada por el prefecto de la municipalidad, Georges Eugène Haussmann, convirtió al antiguo campanario en la actual torre, que fue acotada por el primer jardín público de la urbe.


 Después siguen por la calle Saint-Jacques a la iglesia de Saint-Jacques du Haut-Pas.





Iglesia Saint-Jacques-du-Haut-Pas

 Se prosigue por la rue de la Tombe-Issoire Essonne

Image
 En el capítulo primero de su Guía del Peregrino (siglo XII), Aimery Picaud describe así la via Turonensis :

 « Hay cuatro rutas que, llevando a Santiago, se reúnen en una sola en Puente la Reina, en territorio español ; [… … …], otra más pasa por San Martín de Tours, Saint-Hilaire de Poitiers, Saint-Jean-d'Angély, Saint-Eutrope de Saintes et la ciudad de Burdeos. »

 Reuniendo en París a los peregrinos a Santiago (o jacquets) llegados del norte y del noreste de Europa, el « gran camino de Santiago » alcanzaba, por Orléans o Chartres, el célebre santuario de Saint-Martin de Tours, que le valió el nombre de via Turonensis

. Es de la iglesia medieval de Saint-Jacques-de-La-Boucherie en París de donde partieron millones de peregrinos en dirección a Santiago de Compostela.

Al salir de París, Saint-Jacques de Montrouge abría la ruta de Étampes.

Image illustrative de l'article Église Saint-Jacques-le-Majeur de Montrouge
 Después del Poitou, muy querido por Aimery Picaud, y las maravillas románicas de las iglesias de Saintonge, los héroes épicos retomaban vida en los sanctuarios de Burdeos, Blaye y Belin, dando a los jacquets la fuerza para afrontar la árida travesía de las Landas y las alturas del puerto de Roncesvalles, para alcanzar por fin la tierra del Apóstol Santiago, por Pamplona, al unirse al Camino francés en Puente la Reina.

http://archive.is/q4SUE

VIA LEMOVICENSIS

También vía de Vézelay) es el nombre latino de uno de los cuatro caminos de Francia del Camino de Santiago.

Pasa por Limoges,   del cual lleva el nombre, para alcanzar el célebre santuario de Saint Léonard, que tanto apreciaba Aimery Picaud.

IMGP2383


 Pero su lugar de reunión y de salida es la Abadía de la Madeleine en Vézelay.

Basilique à Vézelay.jpg



El camino pasa en su primer tramo por Bourges y Châteauroux. Existe no obstante una variante más al sur por Nevers. Este camino es uno de los cuatro ramales principales que cruzan el país en dirección surooeste hacia Santiago de Compostela y que conjuntamente han merecido su incripción en 1998 como Patrimonio de la Humanidad con el título de Caminos de Santiago de Compostela en Francia.


 En esa declaración ninguno de los tramos de este camino de Vézelay ha merecido su inscripción individual, que si han merecido nueve monumentos que se encuentran a lo largo de su trayecto.

 El camino atraviesa cuatro regiones —Borgoña, Centro-Val de Loira, Lemosín y Aquitania— y once departamentos —Nièvre, Yonne, Cher, Indre, Creuse, Alto Vienne, Dordoña, Lot-et-Garonne, Gironda, Landas y Pirineos Atlánticos—.

Los peregrinos a Santiago , también llamados Jacquets, que optaban por la via Lemovicensis llegaban de Bélgica, de las Ardenas, de Lorena o de la Champaña, y se reunían en Borgoña, en torno al esplendor románico de la Madeleine de Vézelay.


 Reunidos en Saint-Père o en Asquins, estos últimos tenían entonces la opción entre dos itinerarios: por La Charité-sur-Loire, Bourges y Châteauroux, o por Nevers, Saint-Pierre-le-Moûtier y Neuvy-Saint-Sépulchre. Por Nevers o la catedral de Bourges, henchida del esplendor de sus vidrieras coloridas,


 Después de Périgueux,

perigueux

 a Saint-Jean-Pied-de-Port, la vía reservaba en la Edad Media, algunas dificultades a los peregrinos compostelanos, entre pantanos y ríos salvajes.

 Hoy en día, el camino de Vézelay es más fácil y está marcado por obras maestras de la arquitectura

 VIA PODIENSIS

O camino de Le Puy, es una de las rutas del Camino de Santiago, que parte de Le Puy-en-Velay y se prolonga hasta el puerto de Roncesvalles, y de allí a Santiago de Compostela.


 Antes de Le Puy, a partir de Ginebra, existe la via Gebennensis, que reúne a los peregrinos suizos y alemanes y termina en la via Podiensis.

En otro tiempo, era recorrida por masas de peregrinos procedentes de Polonia, Hungría, Alemania, Austria y Suiza.

 En el año 950 o 951 (cada año tiene sus partidarios fervientes), Gotescalco, obispo de Le Puy-en-Velay, inicia su peregrinaje hacia Santiago de Compostela.

 Es el primer peregrino no hispánico que lo realiza. Es un verdadero cortejo lo que se desplazó. Además del obispo y de los miembros del clero que le acompañaban, se cuenta a los trovadores, malabaristas, pajes al servicio de los eclesiásticos, barones y senescales, yendo todas estas personas protegidas por numerosos hombres armados (arqueros y lanceros).

 El itinerario seguido es poco conocido, aunque sin embargo algunas localidades no vacilan a la hora de reivindicar su paso.
Hoy, los senderistas siguen apreciando la diversidad de su patrimonio natural y cultural.

 A lo largo del camino, pueden así admirar las estepas del Aubrac,



obras romanas como la abadía de Conques,


ciudades históricas tales como Lectoure,



 pero también castillos solitarios y curiosidades locales como la Cueva de Pech-Merle.

 ¡Un viaje a través del espacio y tiempo que les dará ganas de repetir la experiencia con la mochila en la espalda!



OSTABAT


,Aqui  se le unen la via Lemovicensis y la via Podiensis, a la altura de La encrucijada de Gibraltar.

Los tres caminos ya no forman más que uno, que mantiene el nombre de Turonensis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario