martes, 26 de mayo de 2015

PENTECOSTÉS EN JERUSALEN

IGLESIA DE SAN SALVADOR EN JERUSALÉN

"Digo, pues:. Viven por el Espíritu" El domingo por la mañana, las palabras de St. Paul se hizo eco poderosamente en la iglesia de San Salvador en Jerusalén.


 En sintonía con la Iglesia universal, la Iglesia latina de Tierra Santa celebra la fiesta de Pentecostés, el don del Espíritu a todo el mundo. Todo se reunieron para la alegría de la fiesta sea tangible.

 En primer lugar, la liturgia. Adornos rojos, el coro que fue impresionantemente decorado para la ocasión con un conjunto de plata magnífica representación de la venida del Espíritu Santo sobre los discípulos, incienso y canciones específicas para esta fiesta: Veni Creator Spiritus y Veni Sancte.


 La asamblea que se reunieron en la iglesia de la Custodia también recordó los Doce se reunieron en el Cenáculo en torno a María. La masa presidida por el vicario custodial Hermano Dobromir Jasztal se celebraba en latín, árabe e italiano, recordando que Pentecostés también incluye el don de lenguas, expresando así la universalidad del mensaje evangélico.

 Lectura de los Hechos de los Apóstoles, dijo: "¿Cómo es que cada uno de nosotros los oye hablar en su propio dialecto, su lengua materna? Oímos hablar en nuestras lenguas las maravillas de Dios ".

 Lo único que faltaba era el lugar "histórico" del envío del Espíritu Santo.


 Pero el Cenáculo, situado en el Monte Sión, ya no es accesible para la celebración de la misa. Se encuentra en el corazón del lugar que conforma el monasterio construido por los franciscanos en el siglo XIV y desde donde los frailes fueron expulsados ​​a principios del siglo XVI.

 Musulmanes transformaron la sala, que según la tradición es la del cenáculo de Pentecostés, en una mezquita.
 Las indulgencias concedidas al lugar del Cenáculo fueron trasladados a la iglesia de San Salvador en Jerusalén.


El día de Pentecostés los cristians nuncan pueden celebrar la Eucaristía, si pueden celebrar las visperas,

http://custodia.org/default.asp?id=779&id_n=28750

VISPERAS EN EL CENACULO


Con la intervención policial sostenido por la tarde, los franciscanos dejaron Monasterio de San Salvador con el sonido de los kawas personal 'y se dirigieron hacia el monte de Sión.


 Antes de partir, el hermano Sergio Galdi, Secretario de la Custodia, informó a la religiosa que se esperaba de ellos y ellos simplemente recordó en caso de que en caso de provocación, que no debían responder en ningún caso.

 La vigilancia de la policía singular contraste con la serenidad de los frailes. Una vez que pasaron la Puerta de Sión, la tensión era palpable, y por medio de los abucheos de algunos adolescentes que fueron mantenidos a raya por una cuerda de la policía, los frailes se fue hasta el Cenáculo del Cenáculo.

 Vísperas se llevó a cabo con absoluta normalidad, aunque fuera de un minián adulto (el quórum de 10 hombres necesarios para la oración) celebró una oración de duelo. Después de vísperas, todavía bajo la atenta mirada de la policía, los franciscanos y los peregrinos dejaron los locales y regresaron al monasterio de la llamada pequeña Cenáculo (cenacolino).

 A pesar de las tensiones y una campaña de prensa orquestada en algunos círculos, todo ha ido bien y para los cristianos es la alegría y el espíritu de la fiesta que se mantendrá las partes más memorables de este día.

http://custodia.org/default.asp?id=779&id_n=28750

Fuente: CUSTODIA.ORG

No hay comentarios:

Publicar un comentario