lunes, 12 de enero de 2015

VIAJE DEL PAPA

SRI LANKA






 La hora de salida está prevista a las 19:00 locales (18:00 GMT) desde el aeropuerto romano de Fiumicino a bordo de un avión de la compañía Alitalia.



 El Santo Padre arribó al aeropuerto internacional de Colombo a las 8:57 a.m. (hora local).
 En el lugar también hay una gran cantidad de personas dando vivas al Pontífice portando banderas con los colores del Vaticano, blancas y amarillas.







 El Santo Padre fue recibido por dos niños que le dieron algunos obsequios como una corona de flores blancas y amarillas que portó desde que descendió del avión.

 El Papa saludó luego a las diversas autoridades políticas y religiosas del país y apreció un alegre baile local ejecutado por diversos bailarines.



 En el aeropuerto internacional de Colombo le recibirá el recién elegido presidente de Sri Lanka tras las elecciones del pasado 8 de diciembre, Maithripala Sirisena.


Il Papa accolto dal nuovo presidente Maithripala Sirisena



Sri Lanka, il Pontefice tra la folla
El largo recorrido de Francisco entre la multitud; el Papa se queda en la Nunciatura apostólica de Colombo. También se anulan el encuentro privado y el almuerzo con los obispos de Sri Lanka, en el que participará el séquito papal.

El Papa Francisco en las calles de Colombo en Sri Lanka. Foto: Pope's visit to Sri Lanka 2015
Francisco salió del aeropuerto de Colombo en el papamóvil de techo transparente: la multitud lo recibió a lo largo de la calle que lleva al centro de la ciudad.

 Entre la ceremonia de bienvenida y el recorrido se acumularon más de 60 minutos de retraso. Es posible que haya tenido alguna responsabilidad el calor sofocante.

Al llegar a la Nunciatura apostólica, en donde se alojará por dos noches, el Papa decidió que quería reposar y celebrar la misa antes de retomar la llena agenda de los encuentros.


 En Sri Lanka cuenta con 20 millones de habitantes de los que el 6,1 % son cristianos, el 8,5 % musulmanes, el 7,9 % hinduistas y la mayoría, el 76,7 %, budistas.

El Papa recibido por 40 elefantes


40 en total los elefantes que las autoridades de Sri Lanka decidieron incluir en la bienvenida al Papa Francisco en su primera visita a esta nación asiática.


 Los 40 elefantes, provenientes de los templos budistas de Colombo, estaban engalanados para la ocasión y “saludaron” al Santo Padre mientras salía en un papamóvil abierto para un recorrido de 28 kilómetros bajo el fuerte sol local.

Enlace permanente de imagen incrustada
 Los elefantes han sido un elemento común en la heráldica de esta nación por más de dos mil años y esa tradición se mantuvo durante el régimen colonial británico. El escudo de armas de diversas instituciones incluye a estos animales cuya imagen también suele ser usada como insignia.




Por lo general, prácticamente toda expresión religiosa en el país incluye a los elefantes. Los templos budistas de Sri Lanka, que es la religión mayoritaria de la nación, poseen sus propios animales.



El Papa Francisco sostuvo un encuentro privado con el presidente de Sri Lanka, Majinda Rajapaksa, en la residencia de Colombo adonde llegó acompañado de su séquito El Papa Francisco con el Presidente de Sri Lanka. Foto popefrancissrilanka.com
  Durante su permanencia en la antigua Ceilán se reunirá con los representantes de todas las confesiones religiosas para defender el papel del diálogo interreligioso como medio para conseguir la paz.

El Papa Francisco se reune con representantes de otras religiones en el Bandaranaike Memorial International Conference Hall de la ciudad de Colombo.




En el último encuentro de su primer día en Sri Lanka, Francisco se reúne con los representantes de las religiones.
 El líder de los musulmanes del país condena el terrorismo fundamentalista, recordando los atentados de París y Paquistán Acogieron al Papa exponentes de las cuatro mayores comunidades religiosas del país, parte integral de la vida de Sri Lanka: el budismo, el hinduismo, el islam y el cristianismo.

 Francisco fue saludado tanto por los budistas como por los hinduistas, que entonaban cantos rituales. El representante del hinduismo, al final de su saludo, puso sobre los hombros del Papa un manto de color naranja.


 «Como demuestra la experiencia –explicó el Papa–, para que este diálogo y encuentro sea eficaz, debe basarse en una presentación completa y franca de nuestras respectivas convicciones. Ciertamente, ese diálogo pondrá de relieve la variedad de nuestras creencias, tradiciones y prácticas. Pero si somos honestos en la presentación de nuestras convicciones, seremos capaces de ver con más claridad lo que tenemos en común. Se abrirán nuevos caminos para el mutuo aprecio, la cooperación y, ciertamente, la amistad».

«Que las creencias religiosas no sean utilizadas para justificar la violencia y la guerra»
 «Durante muchos años –afirmó el Pontífice–, los hombres y mujeres de este país han sido víctimas de conflictos civiles y violencia. Lo que se necesita ahora es la recuperación y la unidad, no nuevos enfrentamientos y divisiones». Promover esta recuperación y esta unidad «es una noble tarea que incumbe a todos los que se interesan por el bien de la nación y, en el fondo, por toda la familia humana». Una vez más, Papa Bergoglio indica que la vía de la colaboración y la ayuda a los más necesitados son la vía para el diálogo interreligioso. «Cuántas son las necesidades que hay que atender con el bálsamo curativo de la solidaridad fraterna –recordó. Pienso particularmente en las necesidades materiales y espirituales de los pobres, de los indigentes, de cuantos anhelan una palabra de consuelo y esperanza. Pienso también en tantas familias que siguen llorando la pérdida de sus seres queridos».


 «Por el bien de la paz –concluyó Francisco– nunca se debe permitir que las creencias religiosas sean utilizadas para justificar la violencia y la guerra. Tenemos que exigir a nuestras comunidades, con claridad y sin equívocos, que vivan plenamente los principios de la paz y la convivencia que se encuentran en cada religión, y denunciar los actos de violencia que se cometan».Una enseñanza compartida por el líder representante de los musulamnes cingaleses, Ash-Sheikh Fazil, quien en su discurso de saludo al Papa condenó los atentados de París y los últimos ataques en Paquistán.

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario