martes, 7 de mayo de 2013

SANTA SEDE

Es la sede del obispo de Roma, el papa, que ocupa un lugar preeminente entre las demás sedes episcopales de la Iglesia católica; constituye el gobierno central de la Iglesia, por quien actúa y habla, y es reconocida internacionalmente como una entidad soberana.

Emblem of the Holy See usual.svg

La Santa Sede es a su vez la expresión con la que se alude a la posición del papa como cabeza suprema de la Iglesia católica, cuyos orígenes se remontan a los primeros tiempos del cristianismo.


La alusión al papa y a su autoridad como Santa Sede o Sede Apostólica tiene su origen en la consideración del obispo de Roma como sucesor de san Pedro y cabeza suprema de la Iglesia.


 En un principio los obispos de aquellas Iglesias locales que habían sido fundadas por uno de los apóstoles eran aludidos como "sedes apostólicas" pero con el tiempo este término se fue reservando al obispo de Roma, en tanto que sucesor de la cabeza del Colegio Apostólico.

 Además de Roma, únicamente el obispado alemán de Maguncia (Mainz) puede usar esta denominación hoy en día, llamándose Santa Sede de Maguncia o, en latín, sancta sedes moguntia.


 La Santa Sede se encuentra formada por el papa y los distintos organismos de la Curia Romana.

 El papa se sirve y tramita a través de la Curia los asuntos eclesiales, por lo que esta realiza su labor en nombre y bajo la autoridad del sumo pontífice, para el correcto funcionamiento de la Iglesia y el logro de sus objetivos.

 La Curia Romana está compuesta por un grupo de instituciones, denominadas genéricamente dicasterios, entre los que se encuentran
la Secretaría de Estado,


las Congregaciones,
los Tribunales y los Consejos pontificios.



 La Curia Romana tiene la función de ayudar al papa en su gobierno de la Iglesia universal y de las iglesias particulares; no tiene, sin embargo, una misión pastoral específica para la diócesis de Roma, por lo que para las necesidades espirituales de la diócesis existe el vicariato de Roma, frente al que se sitúa el cardenal vicario, que gobierna el territorio italiano de dicha diócesis con potestad vicaria del sumo pontífice.

 Para el territorio concreto de la Ciudad del Vaticano, dentro de la diócesis, existe otro vicariato a cuyo frente se encuentra otro vicario general

 La personalidad jurídica de la Santa Sede le permite mantener relaciones diplomáticas con otros Estados, firmar tratados y enviar y recibir representantes diplomáticos, algo que se remonta a varios siglos atrás.
Ya desde finales del siglo xv comenzó a recibir con cierta estabilidad enviados diplomáticos, y en el siglo xvi empezaron a constituirse representaciones permanentes.

En la actualidad, además, participa en organismos internacionales como las Naciones Unidas.

 La Santa Sede posee plena propiedad y soberanía exclusiva sobre la Ciudad del Vaticano, un Estado establecido en 1929, tras la firma de los Pactos de Letrán, con el objeto de ser instrumento de la independencia de la Santa Sede y de la Iglesia católica respecto a cualquier otro poder externo.

 De forma abstracta, además de ser la Santa Sede el supremo gobierno y representación de la Iglesia, también lo es de la Ciudad del Vaticano.Nota 2 Otros territorios fuera de la Ciudad del Vaticano también cuentan con estatus de extraterritorialidad en favor de la Santa Sede.

No hay comentarios:

Publicar un comentario