jueves, 30 de mayo de 2013

EL CORPUS EN TOLEDO

La Procesión del Corpus Christi en Toledo es una fiesta católica, eucarística de tradición muy antigua que se celebra cada año en esta ciudad.


 Es una festividad de mucha importancia para los toledanos y de gran notoriedad entre los católicos españoles.

Se empezó a celebrar a raíz de haber otorgado a la catedral el título de Catedral Primada, por lo que la persona más representativa de este acto fue siempre el correspondiente cardenal primado, como máxima autoridad religiosa. Otros personajes importantes son algunos mandatarios de la Iglesia, autoridades de las hermandades y cofradías y autoridades civiles y municipales.
 

La primera noticia que se tiene en Toledo de la festividad del Corpus Christi se remonta a 1342, cuando se habla de la cera que se repartió a los clérigos de la catedral para la fiesta del Señor, pero sin saber exactamente en que consistió tal celebración. Habrá que esperar al año 1418 para conocer por primera vez de la Procesión Eucarística por las calles de Toledo.
Esta solemne fiesta, declarada de Interés Turístico Internacional, se complementa con variados actos y actividades, por lo que es proclamada como Semana Grande.

 El Corpus Christi toledano es, en definitiva, una experiencia única que merece la pena vivir y disfrutar con toda intensidad.

 La procesión en el siglo XXI


 El día del Corpus amanece con el toque de dianas y el lanzamiento de cohetes. Después la Tarasca se pasea de nuevo acompañada de la charanga, los gigantones y cabezudos.

 A las 11, una salva de morteros anuncia la salida de la procesión; sale de la catedral, por la puerta Llana.

 La procesión sigue adoptando la tradición en cuanto al orden y distribución de la comitiva, añadiendo desde hace bastantes años el grupo de niños de primera comunión que se incorpora detrás de los gremios.

 


Archivo:Corpus224.jpg

La procesión del Corpus se celebró desde sus orígenes en jueves, pero en 1991, tras el acuerdo Iglesia-Estado, se reorganizó el calendario laboral y la fiesta de Corpus se trasladó al domingo siguiente.


 Este cambio se hizo en toda España a excepción de Sevilla y Granada donde se celebra en jueves por un permiso de Roma.

 En el 2004 y con motivo de la celebración de Elecciones al Parlamento Europeo, el Arzobispado determinó que se celebrase la procesión en jueves (por tradición) y en domingo (festividad litúrgica del Corpus Christi), de manera que desde entonces se celebran dos procesiones de igual composición y misma solemnidad cada año.

Esta duplicidad se ha mantenido hasta la llegada del actual Arzobispo de Toledo, D. Braulio Rodríguez Plaza, que ha mantenido únicamente la procesión tradicional del jueves.




No hay comentarios:

Publicar un comentario