martes, 11 de octubre de 2016

JUAN XXIII, EL PAPA DEL CONCILIO VATICANO II

JUAN XXII: EL PAPA QUE NO SABIA LATÍN     11 DE OCTUBRE

Angelo Giuseppe Roncalli, Juan XXIII, fue el Papa número 261 de la Iglesia católica.


File:Estátua do Papa João XXIII na Lourinhã.jpg
Estatua de Portugal
 Nació en Lombardía en 1881 siendo el tercero de los 11 hijos de una familia campesina de profundas convicciones religiosas.

Sus padres, Giambattista Roncalli y Mariana Mazzola, lograron mantener a sus hijos en una pobreza soportable y digna.

File:Familie Roncalli - ouders paus - Italië.jpg
 El pequeño Angelo se mostró siempre como un chico solitario y más dado a la lectura y al estudio que a los animados juegos de sus hermanos.



  A los 11 años manifestó el deseo de ser sacerdote y sus padres lo enviaron a que aprendiera latín con el párroco de un pueblo cercano. Pero al pequeño Roncalli le tiraba más la Teología y la Historia y no adelantaba en la lengua de Cicerón.




Tanto que muchos años después, siendo ya Papa, se encontraba dando un discurso en latín cuando, de repente, se quedó en silencio y, con una sonrisa de oreja a oreja, a modo de simpática disculpa continuó su intervención en italiano. Ingresó en el seminario de Bérgamo y, poco después, empezó a escribir sus diarios, a los que tituló Diario del alma, en los que trabajó hasta su muerte y que han quedado como un clásico de espiritualidad.


A los 20 años pasó al seminario mayor de San Apollinaire. Tres años después tuvo que interrumpir su formación al tener que incorporarse al servicio militar. Una etapa especialmente dura para él porque la vida castrense no iba con su forma de ser.

File:Roncalli-1901.jpg
Ordenado sacerdote en agosto de 1904, un año después obtenía el doctorado en Teología y conocía a monseñor Radini Tedeschi, quien le tomó como su secretario cuando fue nombrado obispo de Bérgamo.

Archivo:GiacomoRadiniTedeschi.JPG

En 1914, Roncalli fue llamado a filas para incorporarse al Ejército italiano en el marco de la I Guerra Mundial. Lo hizo en calidad de sargento sanitario y capellán del hospital militar de Bérgamo.


Tras la contienda fue nombrado presidente de la Obra Pontificia de la Propagación de la Fe.

 Roncalli se reveló entonces como un fino diplomático al enfrentarse a delicadísimas misiones en países donde la Iglesia católica estaba en minoría como Bulgaria (en la que fue visitador apostólico); o Turquía y Grecia (en las que trabajó como delegado apostólico) y donde permanecería gran parte de la II Guerra Mundial.




Una vez finalizado el conflicto fue designado como nuncio apostólico en París, donde tuvo que lidiar con el laicismo imperante y con el rechazo de parte de la población hacia la Iglesia católica, por considerar que esta no se había posicionado de manera firme contra el régimen nazi.



En 1952, fue nombrado patriarca de Venecia y poco después obtenía el birrete cardenalicio.

File:Angelo Giuseppe Roncalli Patriarch of Venezia (1953-1958).JPG

 En 1958, tras la muerte de Pío XII, sorprendió a todos al ser elegido como su sucesor en el trono de San Pedro.



Entrada en el Conclave


 Elige el nombre de Juan, nombre de su padre y del patrón de su pueblo, aunque escoge este nombre por el evangelista Juan.

File:John 23 coa.svg


El 28 de octubre de 1958, contando con casi 77 años, Roncalli fue elegido papa ante la sorpresa de todo el mundo
. Escogió el nombre de Juan (nombre de su padre y del patrón de su pueblo natal, aunque escogió este nombre por el evangelista de nombre Juan).


Según las cronicas de ese día:

 "En la propia Capilla Sixtina, los cardenales habían llevado a cabo un primer gesto de homenaje. Uno tras otro se habían acercado de rodillas al Papa para besarle pies y manos, terminando con un abrazo.

 Lo contó el que ya venía siendo su secretario desde años atrás (los seis de Venecia y ya para siempre) Loris F. Capovilla, que desde simple cura y obispo-arzobispo, terminó en cardenal Juan XXIII me dijo con decisión:

"¡Mañana no voy a tolerar que me besen los pies!". Loris F. Capovilla aseguró haberle sugerido: "Santo Padre, lo mejor es que de momento permita que el protocolo se mantenga como está, y ya lo podrá cambiar más adelante". Pero su conclusión fue decidida: "¡No! ¡Este rito no lo permito!".

 Fue entronizado el 4 de noviembre (21 días antes de su cumpleaños 77) por el cardenal Nicola Canali, protodiácono de San Nicola in Carcere Tulliano. Después del largo pontificado de su predecesor, los cardenales parecieron escoger un papa de transición a causa de su avanzada edad y de su modestia personal.

28 de Octubre de 1958


Ni los cardenales ni el resto de la Iglesia esperaban que el temperamento alegre, la calidez y la generosidad del papa Juan XXIII cautivaran los afectos del mundo de una forma en que su predecesor no pudo.

 Al igual que Pío XI pensaba que el diálogo era la mejor forma para dar solución a un conflicto. Enseguida empezó una nueva forma de ejercer el papado.


 Fue el primero desde 1870 que ejerció su ministerio de obispo de Roma visitando personalmente las parroquias de su diócesis. Al cabo de dos meses de haber sido elegido, dio ejemplo de obras de misericordia: por Navidad visitó los niños enfermos de los hospitales Espíritu Santo y Niño Jesús; al día siguiente fue a visitar los prisioneros de la cárcel Regina Coeli.

 Se convirtió en un firme defensor del ecumenismo y la renovación en la vida de las instituciones de la Iglesia. Para conseguirlo dio a la comunidad cristiana dos herramientas extraordinarias:




 las encíclicas Mater et magistra y Pacem in terris. En las que pontifica sobre los valores del hombre y la visión de paz, libertad y convivencia ciudadana vinculada al amor de Cristo.

Juan XXIII
  Poco antes de su muerte, Juan XXIII tuvo el coraje de convocar un nuevo concilio que recogiese y promoviese una puesta al día de la Iglesia.

Inaguración del Concilio



Falleció en la Ciudad del Vaticano el 3 de junio de 1963,de cancer de estómago, que se negó a operarse, siendo sustituido por Pablo VI.



Cuando su cuerpo fue exhumado en el año 2000, corrió el rumor de que se hallaba incorrupto. En seguida, fuentes del Vaticano se apresuraron a negarlo, recordando que había sido embalsamado.





 Fue beatificado, junto a Pío IX, 3 de septiembre en 2000 por Juan Pablo II. Disponemos de dos interesantes testimonios sobre su vida.

File:JanXXIII.Grób.JPG
Sarcófago en la Basílica de San Pedro, Roma

 El libro de su sobrino Marco Roncalli, titulado Juan XXIII, en el recuerdo de su secretario Loris F. Capovilla; y el mencionado Diario de un alma .





http://www.preguntasantoral.es/tag/juan-xxiii/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada