miércoles, 29 de marzo de 2017

SANTO SEPULCRO DE JERUSALÉN




Santuario religioso del Cristianismo, situado en la ciudad de Jerusalén.

 Se encuentra bajo la custodia de diversas confesiones cristianas, entre ellas, armenios ortodoxos, católicos ortodoxos y católicos romanos.

 El lugar, llamado también Gólgota (en arameo, Golgotha, 'calavera'), es el punto exacto donde —según los Evangelios— se produjo la Crucifixión, enterramiento y Resurrección de Cristo.

 Se halla dentro de la Ciudad Vieja de Jerusalén, la cual a su vez se ubica en la línea de confluencia entre la Jerusalén oriental (árabe) y occidental (judía).

 Al templo del Santo Sepulcro también se le conoce como Basílica de la Resurrección (en griego: Ναός της Αναστάσεως, Naós tis Anastáseos; en georgiano: Agdgomis Tadzari; en armenio: Surp Harutyun) o de la Anástasis (en griego, 'Resurrección').

 Es uno de los centros más sagrados del Cristianismo y ha sido un importante centro de peregrinación desde el siglo IV.

 Hoy día alberga la sede del Patriarca Ortodoxo de Jerusalén y es la catedral del Patriarcado Latino de Jerusalén.
E, la "estrella" de la Vía Dolorosa,  en la iglesia del Santo Sepulcro, se encuentran las últimas estaciones.

El edificio, más que una iglesia parece un conjunto de iglesias y capillas que ha ido transformándose a través del tiempo.



The Church of the Holy Sepulchre-Jerusalem.JPG

La iglesia en la que se encuentran;
 el sepulcro de Jesús,
 el monte Calvario (donde murió),
la piedra donde fue ungido antes de ser sepultado

 y el aljibe donde fue encontrada su cruz tres siglos más tarde.

 Secundariamente alberga diversas Capillas. Entre ellas destaca la capilla de Santa Elena, el coro de los griegos y la capilla del Santísimo (de los franciscanos, custodios de Tierra Santa), la capilla de Longinos y otras más.

El sepulcro de Jesús
A través de las estrechas calles del Suk de la Ciudad Vieja, llenas de vendedores, souvenir religiosos y peregrinos curiosos, se llega casi sin darse cuenta delante de la entrada de la basílica del Santo Sepulcro.

Church of the Holy Sepulchre (12266762003).jpg

Un templo a los dioses romanos 133- 335

Las revueltas judias hicieron que el emperador Adriano, despues de sofocar la última   revuelta en el año 135,  decidió demoler toda la ciudad de Jerusalén con el objeto de borrar todos los lugares que podrían incitar a otra revuelta de los judíos.

 El emperador prohibió la presencia judía en la nueva ciudad. Una comunidad gentil-cristiana siguió viviendo en Jerusalén y aseguraron la continuidad en la identificación de los lugares sagrados (el primer obispo de esta comunidad fue Marcos).

Church of the Holy Sepulchre (4431804617).jpg
En el año 325, durante el primer concilio de Nicea, el obispo de Jerusalén, Macarios, invitó al Emperador Constantino a destruir los templos paganos construidos encima de los lugares sagrados cristianos de la Ciudad Santa.
 El Emperador, para entonces Pontifex Maximus de todo el imperio romano, decretó la demolición de los templos paganos construidos sobre el Santo Lugar cristiano.

Además de limpiar el área de los templos paganos, el trabajo incluía también una excavación de la tierra echada, que Adriano había puesto en el Jardín del Gólgota para nivelar el lugar. Nuevamente dejo que Eusebio describa el acontecimiento:


ISRAEL, Jerusalem, Holy Sepulchre courtyard (1); 1-3000-211.JPG

No hay comentarios:

Publicar un comentario