miércoles, 29 de marzo de 2017

SANTO SEPULCRO, AÑOS ANTERIORES

Templo bizantino Martyrium

Con gran alegría, la Iglesia de Jerusalén asistió a la liberación de los templos paganos.
 El proyecto de una nueva construcción fue planeado por los arquitectos de Constantino. Éste, iba a ser un monumento valedor de la veneración que iba a recibir: Una construcción con la forma del mausoleo real romano, iba a ser erigido para convertirse en la Anástasis (Resurrección).

El peñasco del Gólgota también fue recortado en los flancos norte y oeste para dar lugar a la nueva construcción que dejaría el Calvario fuera del nuevo edificio.

 El Martyrium era una basílica de cinco naves que terminaba en un ábside y en un elevado presbiterio.

Grabeskirche, Jerusalem.jpg
 El domingo y las liturgias festivas eran celebradas de manera especial. Doce columnas de plata rodeaban al altar mayor en el presbiterio.

 Un gran claustro con su jardín, fue realizado detrás del ábside de la basílica y sirvió para unir el Martyrium con la Anástasis.
 Éste claustro de tres pórticos y al aire libre, estaba protegido por la roca desnuda del Calvario, que fue dejada a cielo descubierto en el ángulo sudoeste (adornado con piedras preciosas y superpuesta, además de una cruz protegida mediante un "ciborium" dorado).

 Se debe a esta roca desnuda del Calvario, que la Basílica se llame Martyrium, tal como la peregrina Egeria narra: "Se llama Martyrium porque está el Gólgota detrás de la Cruz, donde el Señor sufrió".


Cuando éstas construcciones se llevaron a cabo, los arquitectos hicieron todo lo posible para esconder completamente el área bajo el Calvario, donde el culto a Venus se llevaba a cabo.

 Sólo recientemente se ha logrado ubicar esta área escondida. Al oeste del jardín del claustro se encontraba una iglesia circular, la Anástasis (Resurrección) con la Tumba del Redentor en el centro.

 Gracias a las fuentes literarias de la época y a las recientes investigaciones arqueológicas llevadas a cabo, se puede reconstruir la estructura construida sobre la tumba del Redentor: la fachada tiene ocho puertas, sobre las cuales se abrían hacia arriba ocho ventanas alargadas.

 La rotonda estaba sostenida por doce columnas macizas, alternadas por tres grupos de pilares que a su vez sostenían un balcón, encima del cual surgía una cúpula con un "oculus" (ojo). Alrededor de la parte más baja había grandes ventanas decoradas, que filtraban la luz que llenaba este espacio.

 La luz entraba por la fachada, por las ventanas y por el "oculus", porque aquí la Luz de la Resurrección ganaba a los poderes de la oscuridad. Constantino quería que la tumba interior permaneciera completamente desnuda, porque ninguna decoración humana podía embellecer este sitio que fue testigo de la Luz de la Resurrección. El exterior estaba bellamente decorado. .Un ábside sobreviviente de la Anástasis de Constantino .

 La residencia del obispo fue construida hacia el norte de la basílica.
 El grandioso monumento de Constantino, cuya construcción presidió el Obispo Macario, fue inaugurado en el año 336 y el plano, su posición y su arreglo son aún visibles en la actualidad. .

Tuvo una época de esplendor, hasta 614, después de la cual empezaron las destrucciones siendo la definitiva en 1009- 1099

En el año 1009, el Fatimita Califa de Egipto al-Hakim explícitamente ordenó la destrucción de la Iglesia del Santo Sepulcro.

  La transformación del período Cruzado (1099-1188) 

Los cruzados conquistaron Jerusalén el 15 de julio del año 1099. Su intención era la de devolver su esplendor al Santo Sepulcro
 Al principio solamente retocaron la construcción sobre la tumba de Jesús.

Los cruzados concibieron la idea de reunir los santuarios encontrados en el lugar, bajo un nuevo monumento en forma de cruz. El Santo Sepulcro fue reparado y una aedicula puesta sobre él:

Holy Sepulchre - Dome exterior, Jerusalem1.jpg
 la Rotonda se conservó en su mayor parte, completada con un gran arco triunfal que daba hacia la nueva iglesia erigida en el lugar del antiguo jardín y usado como coro (lugar donde se ubica para cantar dentro de la iglesia), el cual estaba entre pilares y columnas, provisto de una tribuna y rodeado por un pasillo. Pero las naves no podían tener la misma proporción y contener en la parte norte, el pórtico del jardín conocido como los "Arcos de la Virgen", y en la parte sur, la Capilla del Gólgota. Hacia el este, el nuevo edificio tuvo que ser limitado mediante pequeños oratorios, en recuerdo de ciertos acontecimientos de la Pasión, que se abrían hacia un pasillo. También desde el pasillo descendía una escalera hacia la Capilla de Santa Elena y la Cripta del Encuentro de la Santa Cruz.

Una fachada románica se abrió a un patio sur, en el cual en su rincón noroeste se construyó un campanario de cinco pisos (48 metros.

18082-Jerusalem (28959843886).jpg
 En la esquina nordeste un acceso separado y monumental al Calvario fue construido.

 La nueva basílica fue consagrada por el obispo Fulcherios el 15 de julio del año 1149, 50º aniversario de la Conquista de Jerusalén, como se podía leer en una inscripción latina grabada sobre el bronce de la puerta principal: "Este santo lugar ha sido santificado con la sangre de Cristo, por lo tanto nuestra consagración no añade nada a su santidad. Sin embargo, el edificio que cubre este lugar santo ha sido consagrado el 15 de julio por el Patriarca Fulcherios y por otros dignatarios, en el año IV de su patriarcado y en el 50º aniversario de la captura de la ciudad, la cual en ese momento brillaba como oro puro. Era el año 1149 del Nacimiento de Cristo."

No hay comentarios:

Publicar un comentario