jueves, 25 de febrero de 2016

CATEDRAL DE GRANADA



CATEDRAL METROPOLITANA DE LA ENCARNACIÓN DE GRANADA

  Granada - Cathedral Front.jpg

Cuando en enero de 1492 los Reyes Católicos entran en Granada, ya hacía tres siglos que la comunidad cristiana granadina había dejado de existir.

En cumplimiento de las Capitulaciones pactadas entre los Reyes  Católicos y el rey Boadil, Granada el 2 de enero de 1492, continua siedo una ciudad musulmana.

No obtante, el cristianismo, la religión de loos vencedores, se hace presente en la ciudad desde el primer momento.


La derogación de las Capitulaciones de 1492, anuladas definitivamente en el año 1501, la política de cristianización de Granada proseguiría con más ahínco y entusiasmo que nunca.

 Los Reyes Católicos sabían que su politica:

-conversión de mezquitas y rábitas en iglesias y monasterios,

- erección de su panteón real en pleno corazón de Granada –la Capilla Real,


- dar facilidades de todo tipo al clero, las Ordenes monásticas y los predicadores para instalarse en la ciudad y desarrollar su labor evangelizadora, vigilando a la vez el cumplimiento de las normas impuestas por el dogma de la fe cristiana, sobre todo entre los moriscos, recientemente convertidos al cristianismo.

 Todo muy bien pero tenían muy claro que Granada debía contar con una gran sede diocesiana que sirviera de estandarte de su nueva realidad religiosa, cultural y política.


 Granada debía convertirse en diócesis independiente, con un radio de acción amplio y dotación económica suficiente para levantar el vuelo por sí sola.




 Granada necesitaba una catedral. El Cardenal don Pedro González de Mendoza, arzobipo de Toledo, en virtud de una bula pontificia, erigió el 21 de mayo de 1492 la iglesia metropolitana de Santa María de la Ecarnación de Granada, el mismo día en que fundó también las catedrales de Guadix y Almeria.

Su primer arzobispo, Fray Hernando de Talavera (1430/1-1507), confesor de la Reina Isabel, emprende la tarea de reimplantarla.
 Con su talante «humanista monacal», impulsa la amplia participación del pueblo en la liturgia, apoya la imprenta trayendo a Granada a dos afamados impresores alemanes, se asesora de los alfaquíes árabes para evangelizar a los musulmanes…

Con este fraile jerónimo —rige la diócesis quince años desde 1492 hasta 1507— comienza una nueva etapa histórica de la restaurada Iglesia en el reino de Granada


CATEDRAL AMBULANTE

La Catedral granadina sufrió, en cuanto a su institución, tres cambios de ubicación a lo largo de su dilatada historia:

 en primer lugar,

 desde 1493, cumplió tal función la mezquita  de Santa María de la Alhambra.



Temía esta mezquita 60 pie de largos por 50 de ancho con tres naves. En ella se hicieron reformas para adaptarla al culto cristiano,

 Pero sólo durante un corto período, en espera de que se construyera otra edificaciión más grande.



En segundo lugar,

Hacia 1495 se adaptó para catedral el monasterio de San Francisco Casa Grande del Realejo, que además tenía la ventaja de incluir desde 1509 la vivienda del primer Arzobispo, Fray Hernando de Talavera.


 En efecto, la primera Catedral bien dotada de Granada se ubicó realmente en aquel gran monasterio franciscano de la antigua Judería.
En esta situación, se produjo la primera rebelión de ls naturales de este Reino, diciembre 1499. En represalia, se ñes impusó el castigo de abandonar sus tierras y casas o hacerse cristianos.

Casi todos optarón por bautizarse, con lo que Granada dejó de ser musulmana y pasó a ser morisca.
Acto seguido, la mayor parte de las mezquitas, al perder su fucionalidad, fueron consafradas y convertidas en iglesias.

 Sin embargo, tras la defunción de Fernando el Católico en 1516, se replanteó la cuestión, mientras se iba proyectando la construcción de otra catedral nueva, más grande y lujosa, y en un lugar más adecuado.


 La llegada del Emperador Carlos V a Granada en 1526 

conlleva numerosas transformaciones en el mapa granadino; claramente influenciado por el nuevo gusto renacentista y las ideas de grandeza imperial, derivadas de la Roma clásica,



Estatua del rey en la plaza de la Universidad
A Carlos  V, le pareece  el mausoleo gótico de sus abuelos algo anticuado, impropio de reyes, y la Catedral del Realejo: demasiado pequeña, demasiado medieval, demasiado sobria...
No tocaría las construcciones de sus antepasados desde luego; pero estaba dispuesto a levantar edificios nuevos en los espacios libre.


 Y entre ellos, destacaban varios en torno a la Capilla Real. Allí, solamente un inmueble dificultaba la expansión, pero poco importaba entonces derribarlo: era la Mezquita Aljama de los árabes

 Nada problemático, pues en el pensamiento del Emperador se trataba de un resto del pasado infiel, y, por tanto, se podía derribar sin más consideraciones.

Aprovechando su vasto solar, se fundaría la nueva Catedral, más majestuosa y espléndida que nunca. La construcción sobre el solar de la mezquita llevó también aparejado, por su emplazamiento, la absorción de la Capilla Real y la Lonja al macizo cuerpo catedralicio, constituyéndose en un todo bastante coherente, al que más tarde se le añadiría la Iglesia del Sagrario.

La construcción de la catedral arranca en 1523, sobre el lugar donde se alzaba la antigua Mezquita Mayor.

Aljibe de la mezquita

 Finalmente, hay que apuntar que hasta 1560, fecha de la consagración de la catedral –aunque su finalización no se dio realmente hasta el 29/09/1759–, no hubo ningún problema, en la práctica, en seguir utilizando con idénticos fines el Monasterio de San Francisco, ni poco después la nueva Iglesia del Sagrario bajo advocación de Santa María de la O.


 La construcción de una catedral es una obra lenta, con acelerones repentinos, seguidos de prolongados períodos de inactividad, y ese dato lo tuvieron también muy en cuenta los constructores del XVI (aunque tratando de no dormirse en los laureles).

LA CATEDRAL TERMINADA.

El edificio quedó por fin terminado en el año 1704, más de ciento ochenta años después de poner la primera piedra.
La iglesia catedral  de Granada fue concebida como expresión del triunfo del cristianismo sobre el Islam. Tras casi ocho siglos de dominación musulmana, 711-1492, se creía de justicia que la fe cristiana volviera a establecerse en estas tierras, donde había estado profundamente arraigada.

Granada-Catedral de la Encarnación-1-Puerta del Perdón.JPG
Por este motivo, en una de las puertas del edificio, la puerta del Perdón, se colocó una cartela, sostenida por dos figuras representando la Fe y la Justicia, con la siguiente inscripción:

"Después de seicientos años de dominación musulmana, dimos ambos estos pueblos a los Reyes Católicos; encerramos en este templo sus cuerpos y llevamos a los cielos sus almas, porque obrarón con justicia y fe.Dimos por primer prelado a Fernando, modelo de sabiduría, costumbre y vida honesta"

Granada-Catedral de la Encarnación-2-Puerta del Perdón.JPG

No hay comentarios:

Publicar un comentario