miércoles, 10 de abril de 2013

ÚLTIMA IMAGEN DEL ESCUDO DE BENEDICTO XVI





El Papa Benedicto XVI decidió poner en vez de la tiara una mitra pontificia con tres franjas unidas para recordar los tres poderes de orden, jurisdicción y magisterio del Papa.


 Además, introdujo la imagen del palio, que “es la típica insignia litúrgica del Sumo Pontífice, y aparece con mucha frecuencia en antiguas representaciones papales.

 Indica la misión de pastor del rebaño a él encomendada por Cristo, […] signo visible de la colegialidad y de la subsidiariedad.” Jesús mismo da ejemplo de cómo debería de servir el pastor al rebaño en el Evangelio del XVII Domingo de Tiempo Ordinario, cuando ve la multitud que acude a Él y pregunta a los apóstoles: “¿Con qué compraremos panes para que coman éstos?” (Jn. 6, 4).

A esa pregunta responden todos los obispos ofreciéndose por completo al Señor, pero también estableciendo algún plan para guiar a su rebaño hacia Dios, que se hace nuestro alimento espiritual en la Eucaristía para que no desfallezcamos por el camino.

El lema y el escudo que elige cada Papa (y cada Obispo también) indican lo que alienta al Pastor e idealmente también lo que desean inculcar en sus fieles. El lema del Papa es “Cooperatores Veritatis”, que se refiere a 3 Juan 8. “Esa sigue siendo su aspiración y programa personal, pero ya no aparece en el escudo papal, según la común tradición de los escudos de los Sumos Pontífices en los últimos siglos.”

A pesar de eso, el escudo del Papa es bien visible para los fieles en los lugares que visita, y “contiene en su interior los símbolos relacionados con la persona a la que pertenece, con su ideal, con sus tradiciones, con su programa de vida y con los principios que lo inspiran y guían”.
Es tradición, al menos desde hace ocho siglos, que también los Papas tengan su propio escudo personal, así como simbolismos propios de la Sede apostólica.
También el cardenal Joseph Ratzinger, que al ser elegido Papa tomó el nombre de Benedicto XVI, ha escogido un escudo rico en simbolismos y significados, para legar a la historia su personalidad y su pontificado.

¿QUÉ SIMBOLIZA EL ESCUDO DE BENEDICTO XVI?





Símbolos del grado, de la dignidad y de la jurisdicción de la persona que aparecen en su escudo.

- Las llaves son el símbolo típico del poder dado por Cristo a san Pedro y a sus sucesores


- No lleva la tiara en su emblema personal oficial, sino sólo una simple mitra, que por tanto ya no tiene encima una pequeña esfera y una cruz, como sucedía con la tiara.

La mitra pontificia representada en su escudo, como recuerdo del símbolo de la tiara, es de color plata y tiene tres franjas de color oro (los tres poderes citados: orden, jurisdicción y magisterio), unidos verticalmente entre sí en el centro para indicar su unidad en la misma persona.

-un símbolo totalmente nuevo en el escudo del Papa Benedicto XVI es la presencia del "palio". No es tradición, al menos reciente, que los Sumos Pontífices lo representen en su escudo.

 Es la típica insignia litúrgica del Sumo Pontífice, y aparece con mucha frecuencia en antiguas representaciones papales. Indica la misión de pastor del rebaño a él encomendada por Cristo.

Símbolos relacionados con la persona a la que pertenece, con su ideal, con sus tradiciones, con su programa de vida y con los principios que lo inspiran y guían.



- Cada “capa” dorada sobre el escudo rojo “es un símbolo de religión.
 Indica un ideal inspirado en la espiritualidad monástica y, más típicamente, en la benedictina.”

- La concha dorada en el lugar de honor del escudo recuerda la leyenda en que S. Agustín ve a un niño que quería meter el mar en un agujero en la playa con una concha, una “referencia a su inútil esfuerzo por tratar de meter la infinitud de Dios en la limitada mente humana.
 Esa leyenda tiene un evidente simbolismo espiritual, para invitar a conocer a Dios, aunque en la humildad de la inadecuada capacidad humana, acudiendo a la inagotable doctrina teológica.”
Además representa al peregrino que quiere ser Benedicto XVI siguiendo las huellas de su antecesor, sin olvidar el monasterio de Schotten en Ratisbona, cuyo escudo también lleva una concha.

Los otros dos símbolos recuerdan el arzobispado de Munich y Freising, que recibió en 1977.
-  La cabeza de moro es el antiguo símbolo de la diócesis de Freising.
-  El oso recuerda al primer Obispo de Freising, S. Corbiniano, que domesticó un oso de camino a Roma. Por eso “el oso domesticado por la gracia de Dios es el mismo obispo de Freising, y la carga es el peso del episcopado que lleva sobre él.”

File:Coat of arms of Joseph Ratzinger.svg

Su lema, el mismo que tenía su escudo arzobispal y cardenalicio
"Cooperatores Veritatis".

Esa sigue siendo su aspiración y programa personal, pero ya no aparece en el escudo papal, según la común tradición de los escudos de los Sumos Pontífices en los últimos siglos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario