domingo, 31 de agosto de 2014

31 DE AGOSTO

NOVENAS DE GUADALUPE



Una de las prácticas devocionales más antiguas del Santuario de Guadalupe ha sido la de hacer novenas. Documentado desde muy antiguo, el Novenario es rezado sin interrupción en esta Casa como el ejercicio preferido de cuantos eran escuchados y favorecidos por Nuestra Señora en sus desventuras y necesidades. Navegantes, aventureros y militares, enfermos, mercaderes y cautivos, nobles, frailes y plebeyos peregrinaron a Guadalupe para hacer novenas y oír misas, entregar su ofrenda en moneda o cera y, llegado el caso, trabajar como oblatos en el Monasterio a cambio de la manutención.


 Al hacernos cargo de este célebre Santuario (Una Insigne Ruina) en 1908, los frailes franciscanos hemos continuado aquellas costumbres que el Clero parroquial había mantenido desde los últimos siglos jerónimos, recuperando algo del esplendor y la afluencia que tendrían en tiempos pretéritos.

 En horario de mañana y tarde, según costumbre ininterrumpida, el Novenario lo iniciamos el 31 de agosto –un día después de la fiesta de la dedicación de la iglesia declarada basílica en 1955– y se culmina la fiesta del Nacimiento de la Virgen María, el 8 de septiembre, pues desde antiguo fue elegido ese día (el de las Vírgenes aparecidas), para el descendimiento y procesión claustral de la Sagrada Imagen y las Santas Reliquias conservadas en el Monasterio.

 Esta mariofanía atrajo a Guadalupe la peregrinación anual y los cultos extraordinarios monásticos, con gran despliegue de piezas e instrumentos musicales, riquísimos ornamentos litúrgicos, limosna y adornos en el altar y claustro mudéjar.



 TEMA DEL NOVENARIO DEL 2014 LA FAMILIA


 La Novena es un instrumento precioso de la nueva evangelización. De ahí que, desde hace unos años, el Capítulo conventual elija un tema acorde con el interés pastoral de la Iglesia universal y la Conferencia Episcopal Española.

 Este año, como anticipo de la III Asamblea Extraordinaria del Sínodo de los Obispos convocada por el Papa Francisco, meditaremos en clave mariana Los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la Evangelización.
 Así, el lema propuesto y anunciado en carteles, trípticos y estampas es

MARÍA, MADRE DE  DIOS, MADRE DE FAMILIA




No hay comentarios:

Publicar un comentario