jueves, 22 de mayo de 2014

PABLO VI EN TIERRA SANTA

EL PRIMER PAPA QUE VISITÓ TIERRA SANTA





HACE 50 AÑOS  4,5 Y6 ENERO 1964

Hace cincuenta años, el 4 de enero, comenzaba en Jordania la histórica peregrinación del papa Pablo VI a Tierra Santa.
 Desde la época de san Pedro, ningún papa vino jamás a Tierra Santa.


El papa aterrizaba en Jordania para vivir tres días intensos de peregrinación que lo llevaron desde el sitio del bautismo de Cristo hasta Betania, después a los lugares de la Pasión de Cristo (Vía Dolorosa, Santo Sepulcro y Getsemaní), a Galilea (con paradas en Nazaret, Caná, Tabga, Cafarnaún, monte de las Bienaventuranzas y Tabor), y finalmente regreso a Jerusalén con la visita al Cenáculo y, por último, a Belén.


 El encuentro con Atenágoras, patriarca de Constantinopla, fue uno de los momentos especialmente fuertes de esta peregrinación.
 Tuvo lugar gracias a la iniciativa del patriarca que, tras el anuncio de la peregrinación, se lo propuso al soberano pontífice.


 De hecho, hubo dos encuentros; el primero, la tarde del 5 de enero, en la Delegación apostólica en el monte de los Olivos, con una pequeña delegación; el segundo, el 6 de enero, en la residencia del patriarca griego ortodoxo de Jerusalén, en el monte de los Olivos.
 Fue este segundo encuentro el que tuvo una gran difusión gracias a los medios de comunicación.

Estos encuentros abrió un camino de reconciliación entre la Iglesia Católica y la Iglesia Ortodoxa, después de más de 500 años del Cisma de Oriente, originado por la excomunión mutua del papa León IX y el patriarca Miguel I. Tambien fue importante el encuentro ecuménico del papa con el patriarca armenio y el patriarca ecuménico de Jerusalén. Pablo_VI_besa_roca


Besa la roca que se venera como el lugar en el que Jesús designó a Pedro como soporte y guía de su Iglesia (Tierra Santa)

En su oración en la basílica del Santo Sepulcro, con humildad, el papa Pablo VI pedía perdón por los errores del pasado, y nos exhortaba a "tomar conciencia de nuestros pecados, de los pecados de nuestros padres, de los pecados de la historia pasada, de los pecados de nuestra época".



  Ver a un papa subir a un avión para viajar hasta Tierra Santa fue una revolución. Verlo rodeado de una gran muchedumbre en cada uno de sus desplazamiento, fue sorprendente. Irene, voluntaria de la Custodia, recuerda que las imágenes de televisión suscitaron en ella el temor por la vida del papa.

 El padre Lugans, director entonces de la revista Tierra Santa en lengua francesa, escribió a tal propósito: «Se ha hablado de gentío, aglomeración, de un desorden inimaginable, de muchedumbre agitada… o prefiero hablar de entrada triunfal, de alegría popular, de delirio entusiasta e irresistible».


 Un papa que quiere ver a «su pueblo», mantenido a distancia en Nazaret por «motivos de seguridad», que visita a un enfermo en su casa de Jerusalen

Pablo VI visita a un enfermo en Jerusalén

 que deja al custodio para ir a bendecir a un niño paralítico, que abandona a los cardenales de su séquito en el almuerzo para continuar, lo más rápidamente posible, camino de Cafarnaún…


Visita de Pablo VI a Tierra Santa


http://www.incrocinews.it/chiesa-diocesi/paolo-vi-in-terra-santa-br-un-evento-storico-1.82453


http://es.custodia.org/default.asp?id=784&id_n=24161



No hay comentarios:

Publicar un comentario