domingo, 11 de mayo de 2014

CUARTO VIAJE DE JUAN PABLO II 1993 A ESPAÑA, MADRID

MARTES 15 DE JUNIO

 Llegada en avión al aeropuerto de Madrid-Barajas.
 Traslado a la sede de la Conferencia Episcopal Española, en la calle Añastro, donde mantuvo un encuentro con los Obispos españoles, a quienes entregó un discurso sobre el anuncio incansable del evangelio, y saludo a los sacerdotes, consagrados y laicos que trabajan en la sede de la Casa de la Iglesia.


 Eucaristía de dedicación y consagración de la Catedral de Ntra. Sra. de la Almudena de Madrid.







  En su homilía, el Santo Padre habló de una catedral, esta catedral de la Almudena, como símbolo y reto del dinamismo del pueblo de Dios.


Terminados los actos el Papa se dirigió al altar de la Virgen de la Almudena para venerarla con esta oración:

 “Virgen de la Almudena, Madre y Señora Nuestra, vengo hasta tu imagen santa para venerarte con filiar devoción. En tu honor se ha construido esta Catedral, para que sea digna morada tuya y luminoso lugar de encuentro con todos tus hijos. Tú, que estuviste oculta en murallas del viejo Madrid, te manifiestas hoy como Madre de inmensa ternura. Tu nombre de Almudena hace referencia a la fortaleza; danos constancia firme para vivir siempre seguros en la Fe de la Iglesia Mantén vivo y fuerte nuestro amor, para que ningún obstáculo pueda desviarnos del camino de la salvación. Enséñanos a verte siempre Madre, manantial de misericordia, regazo de perdón, abrazo de la esperanza, puerta de la Gloria. Llena con tu presencia maternal la dura soledad de los que sufren. Acoge con amor los deseos de sus hijos. Abre nuestros corazones a la alegría del espíritu. Como excelsa Patrona de Madrid, bendice y protege a quienes pronuncian cada día, con devoto amor, tu nombre santo y el de tu hijo Que vive y reina por los siglos de los siglos. Amen”.




1estatuadelpapajuanpablvk6


 MIÉRCOLES 16 DE JUNIO

 En los campos de deportes del Seminario Conciliar de Madrid, encuentro con los seminaristas y sacerdotes.
 En su alocución, el Papa habló de la vocación sacerdotal y religiosa como don precioso de Dios al servicio de los hermanos.

 En la sede de la Nunciatura Apostólica, recepción al Cuerpo Diplomático y discurso papal sobre el servicio a la gran causa común de la paz.

 Visita privada al Palacio de la Zarzuela, sede del Jefe de Estado español, donde se encontró con la Familia Real.

 En la plaza de Colón, eucaristía de canonización de Enrique de Ossó y Cervelló, con una asistencia superior al millón de personas.

 Juan Pablo II llamó a los fieles a "salir a las calles" en y con el nombre del Señor y a hacer de la hora presente, "la hora de Dios". Glosó asimismo la figura del nuevo santo y su permanente mensaje interpelador.

http://www.vatican.va/holy_father/john_paul_ii/homilies/1993/documents/hf_jp-ii_hom_19930616_canonizzazione-madrid_sp.html

 JUEVES 17 DE JUNIO

 A las 10 horas, acto oficial de despedida en el aeropuerto de Madrid-Barajas. "Reavivad vuestras raíces cristianas" fueron algunas de las llamadas finales del Papa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario